Latinoamérica

Yaku Pérez hace historia en Ecuador

Todos lo daban por hecho: en la segunda vuelta de la elección presidencial del Ecuador, los candidatos serían Andrés Arauz y Guillermo Lasso. El invitado sorpresivo fue Yaku Pérez.

Con comodidad, por más de 15 puntos de ventaja sobre el segundo, la primera vuelta la ganó Andrés Arauz, delfín y servidor de Rafael Correa.

La noticia el domingo 7 de febrero, día de la elección, fue que Pérez ocupaba el segundo lugar, dejando en el tercero a Lasso, derechista de gran fortuna, que por tercera vez aspira a la presidencia habiendo fracasado en las dos anteriores.

Tomando en cuenta los resultados históricos del movimiento indígena en el país, era lógico pensar que ni en sueños Pérez pudiera disputar la elección.

Advertisement

Es evidente que votaron por él no solo la inmensa mayoría de los indígenas, sino además muchos que no lo son, al menos del todo.

Se adivina el voto de muchos jóvenes por el candidato que se define indígena y ecologista.

La aparición de Pérez en el segundo lugar produjo un terremoto político. En los medios de comunicación se asumió que en la segunda vuelta Arauz no enfrentaría a Lasso sino que a Yaku.

Lasso apareció anonadado ante los medios impactado por un resultado que no soñaba, o se negaba a soñar.

Advertisement

Florecieron el domingo de la elección y el lunes siguiente los comentarios acerca del cambio de la situación de cara a la segunda vuelta.

En el marco del binarismo a favor o en contra del regreso de los correistas, en el cual se había desarrollado la campaña electoral, los anti correistas daban por sentado que el elegido segundo sería el representante del conjunto en la segunda vuelta. Esta posibilidad estalló en pedazos el martes 16.

La noche de aquel día el CNE estampó el sello de la ignominia en su historia turbulenta y deshonesta, por no decir ilegal y criminal. En una presentación indigna se negaron a aprobar el acuerdo que el viernes 12 habían suscrito Yaku Pérez y Guillermo Lasso para recontar los votos en diferentes zonas del país, llegando a un total en torno al cuarenta por ciento de los sufragios emitidos.

Es que ya desde el martes 9 en la noche se empezó a hacer evidente que algo inesperado estaba pasando en la página web del CNE. Cuando llevaba una ventaja sostenida sobre Lasso desde el domingo, que ya alcanzaba en torno a los 50 mil votos, con el 95 por ciento del total computados, Pérez pareció quedarse de pronto sin energía, estancándose en el escrutinio. La palabra fraude inevitablemente saltó al tapete.

Advertisement

Ante la denuncia de fraude, en un principio Lasso, que necesitaba sumar en caso de pasar a la segunda vuelta, aceptó los requerimientos de Pérez para efectuar el importante recuento de votos, pero a los dos días se desdijo, presionado seguramente por las fuerzas que lo apoyan. Así selló muy probablemente la imposibilidad de ganar la segunda vuelta si es candidato frente a Arauz.

Andrés Arauz, a la espera de su contrincante del 11 de abril, se fue estos días de crisis a los Estados Unidos. No se ha sabido de su agenda en aquel país, salvo su encuentro con grupos de ecuatorianos ahí residentes.

Quien sacó la voz, siempre muy activo ante los medios, fue Rafael Correa desde Bruselas, donde vive desde que dejó la presidencia. Al contrario de lo que dicta el sentido común, y comparten opinantes serios de todo pelaje, Correa dijo sonriente ante la pantalla de su computador que ellos siempre habían preferido como rival en la segunda vuelta a Pérez. No dijo una sola palabra en relación con un más que posible fraude, no defendió los derechos de su preferido, a quien terminó calificando de ridículo.

Y es que sus encuentros con Pérez tienen una larga e infeliz historia. Lo tuvo al frente, encabezando durante años campañas de oposición a los proyectos de expansión de la explotación minera y petrolera impulsados durante sus diez años de gobierno. En cuatro ocasiones estuvo encarcelado, y el gobierno expulsó de Ecuador a su compañera brasileña, Manuela Picq.

Advertisement

A través de las redes virtuales, a las que los partidarios de Correa y su candidato son muy aficionados y actúan en ellas con marcialidad, pintan una imagen de Yaku Pérez cargada de racismo, que es un gran factor en todo el guión de la trama.

Uno de los rasgos interesantes de Pérez es su doble vertiente, intelectual universitario y académico que proviene de una familia campesina humilde, empapado su espíritu de la cosmovisión andina, con una fuerte raigambre ecologista que liga con ella.

Llegue o no a la segunda vuelta, se consuma o no el fraude, Pérez y el movimiento indígena han dado un gran paso en su largo camino, al confluir con los movimientos ecologistas y culturales en una conjunción que abre un nuevo espacio político.

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Periodista

Related Posts

  1. Quien sea Jaku Pérez , si es una buena alternativa popular ,joven y originaria para un país de mucha población indígena , bienvenido sea !

    • Gino , te tragaste toda la carnada , hasta la caña . Este pseudo indigena , es la derecha disfrazada . El correismo es el exito del pueblo demostrada y traicionada por Moreno . De seguro votaras por el ” Independiente ” de Lavin , tan independiente como el Piraña que se va . Tu UDI Lavin es un Heroe de Chacarilla . esta es tu verdad .

  2. CÉSAR AUGUSTO CORREA JARAMILLO says:

    No hay lugar a pensar en un fraude electoral, porque los candidatos tienen en sus manos copias exactas de las actas de los escrutinios de cada junta receptora del voto y fácilmente cualquiera de ellos podría demostrar que le están adjudicando menos votos de los que obtuvo, o que a otro de los candidatos le están acreditando más de lo que realmente sacó. Sucedió que la diferencia entre segundo y tercero es pequeña. En el escrutinio general ingresaron primero todos los datos de la Sierra, donde ganó Pérez y por eso aparecía segundo, posición que fue cediendo poco a poco, conforme se avanzaba en lo último del proceso, los resultados de la provincia de Guayas, la más poblada del Ecuador, donde Lasso le ganó con más de cien mil votos de diferencia a Pérez y éste pasó al tercer lugar. La votación de Pérez provino del electorado indígena y de los ciudadanos que están cansados de lo pugna entre correístas y anticorreístas. Entre los electores de Pérez se cuentan tanto progresistas (fundamentalmente indígenas) y personas neoliberales de la pequeña burguesía. Pérez ha sido durante todo el gobierno de Lenin Moreno un colaborador del mismo, pues su bloque legislativo votó siempre a favor de los proyectos neoliberales propuestos por Moreno y en la consulta popular del 4 de febrero de 2018 el movimiento Pachakutik trabajó intensamente a favor de que se conteste SI a las 7 preguntas, que estaban dirigidas a desmontar importantes aspectos progresistas de la administración pública, que finalmente, en los hechos, se tradujo en el recorte de derechos laborales, especialmente con la llamada “Ley de Apoyo Humanitario”, que se aprobó en plena pandemia y autorizó a los empresarios a bajar las remuneraciones al nivel que quisieran y a despedir trabajadores intempestivamente sin indemnización alguna. Pérez hubiera sido una continuación del proyecto económico de Moreno.

  3. Gloria Clavero Aranda says:

    Dejà vu: la derecha que se disfraza y se adecua a lo que interpreta que quiere la ciudadanía, siempre según su conveniencia…y la izquierda, cada vez más perdida, que se enreda en su propia cuerda, dando lugar a los populismos extremos. Realidad que se sucede, principalmente, hoy, en los países del Sur de Abia Yala

  4. El periodista Pedro Armendariz, usa los epitetos de delfin y servidor de Correa. Arauz fue Ministro durante el Gobierno de Correa; un delfin fuera de ser un mamifero maritimo, se le dio este apelativo al principe heredero del rey de Francia; un servidor es un sirviente. No creo que Arauz considere a Correa como su patrón u otra cosa.
    La derecha ya no es de un país, sino se ha Internacionalizado, y tiene un nombre llamativo The Movement, su dirigente máximo es un Sr. Bonin de EEUU, un servidor de Donald Trump, y de la Le Pin de Francia.
    El Sr. Perez representó lo que conocemos como “el cura de Catapilco”, pero desbarrancó al que le pagó. Por que no se unió a Arauz antes de la eleccion?.
    Este articulo representa un monton de excrementos en el camino a la recuperacion de Ecuador para su pueblo y sin ninguna diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software