documentos ocultos Portada

Documentos ocultos de la transición: La destrucción de la revista Rocinante por el gobierno de Lagos

La Revista Rocinante (1998-2005) fue uno de los múltiples medios de comunicación escritos de centroizquierda aniquilados fundamentalmente por las políticas de discriminación del avisaje estatal desarrollados por los sucesivos gobiernos de la Concertación en su contra. Y por su período de duración, es claro que fue una víctima particular del gobierno de Ricardo Lagos. De allí que en su último número por quiebra (N° 84, Octubre de 2005); tanto su directora Faride Zerán, como su Comité Editorial, suscribieron duras cartas públicas al entonces presidente Ricardo Lagos, que aquí se transcriben en su integridad. Y, por cierto, ellas no aparecieron en los grandes medios de comunicación de la época, ya todos de orientación derechista.

 

 

TIENE RAZÓN, SEÑOR PRESIDENTE  (Faride Zerán)

Advertisement

 

 

“Cuando el Presidente de la República, ad portas de terminar su período y pese a su abrumadora popularidad y prestigio, le envía una carta al director de El Mercurio, Agustín Edwards, recriminándole que su diario continúe publicando todo tipo de ‘informaciones’ relativas a su familia, el Presidente está señalando muchas cosas.

 

Advertisement

Por ejemplo, al enrostrarle que ‘habría esperado algo distinto dado el conocimiento que usted y yo nos tenemos recíprocamente’, está resintiendo la pérdida de complicidad que tácitamente se guardan las elites políticas y económicas en las intrincadas redes donde se junta el poder, léase centros de estudios, organismos como Paz Ciudadana, y otros, en una alianza que tiene como embajadores de ‘buena voluntad’ a ministros de Estado y altos personeros vinculados a La Moneda que, de paso, también escriben en la página editorial de El Mercurio.

 

Por ello, el Presidente tiene razón al sentirse ‘traicionado’. En su fuero interno debe pensar, quizás, que nada ha servido que de un total de 500 millones de dólares que anualmente invierten las empresas del Estado en publicidad, el 62,7 por ciento vaya a El Mercurio, en desmedro de los medios independientes que por años han reclamado la ausencia de políticas públicas que garanticen el pluralismo y la diversidad de opinión a través de una parte del avisaje de dichas empresas.

 

Advertisement

La recriminación que subyace en la carta del Presidente de la República al director y propietario del diario tendrá, sin embargo, el castigo de la posteridad, según expresa en su misiva al puntualizar que ‘lamentablemente, cuando se escriba la historia, el suyo quedará como el resumidero de todos los infundios con que se quiso atacar al Presidente de Chile’.

 

´La historia soy yo´, debe musitar nuestro Primer Mandatario en la soledad de su escritorio al momento de escribir la misiva, parafraseando a Luis XIV en su sentencia absolutista acerca del Estado…

 

Advertisement

‘Ha terminado el suyo siendo un diario al servicio de una tribu que desea sembrar el odio a través de los que escriben su página editorial…’ agrega enojado el Presidente, aunque su carta refleje que está un poco desinformado, claro, acerca del interlocutor que tiene enfrente.

 

Porque debe haber estado en la soledad inconmensurable que solo el poder puede acarrear, para que nadie pudiera recordarle su recurrente frase de que ‘en Chile las instituciones funcionan’, incluso si el denominado ‘cuarto poder’ se desmadra en su rol fiscalizador.

 

Advertisement

O bien, advertirle que antes, mucho antes que él asumiera su alta investidura hubo otros Presidentes que sufrieron con sangre el embate de ‘el decano´, y que durante años miles de chilenos y chilenas contrarios al régimen militar no solo fueron desinformados sobre lo que acontecía en el país, sino además vieron cómo sus familiares eran tratados como asesinos, ´ratas’ y otros epítetos puestos en letra de molde al amparo de la noche militar.

 

Tiene razón, Presidente, al referirse a ‘ese periodismo´ que le hace mal al país. El punto es que lamentablemente, en estos 15 años de gobiernos de la Concertación, todos sus mandatarios, incluyéndolo a usted, velaron con su indiferencia para que ningún otro periodismo pudiera consolidarse en Chile. Y cuando cerraban Análisis, Apsi, Hoy, el Fortín Mapocho, el diario La Epoca, o recientemente Plan B, o El Portal del Pluralismo, todos cerraron los ojos asumiendo que el mercado debía operar.

 

Advertisement

Dicen que la madre de Boabdil, mientras caía Granada, le enrostró furiosa a su hijo la frase: ‘No llores como niño lo que no supiste defender como hombre’. Pero esto es falso, Señor Presidente, Aisha al Hurra nunca dijo ni esa ni ninguna otra sentencia. No perdió el tiempo en recriminaciones a su vástago, tal vez un poco deprimido ante la inminencia del fin de su poder. Y no hay registros de cartas ni de frases para el bronce porque ella estaba al mando de sus tropas intentando repeler la caída del último bastión moro. Y lo hizo dignamente hasta el final”.

 

 

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE RICARDO LAGOS

Advertisement

 

Santiago, Septiembre 2005

 

Comité Editorial de Rocinante:

Advertisement

 

Sonia Montecinos, Diamela Eltit, Martín Hopenhayn, Manuel Antonio Garretón, Sofía Correa, Bernardo Subercaseaux, José Miguel Varas, José Balmes, Naín Nómez, Ana Pizarro, María Eugenia Horvitz, Francisca Márquez, Elicura Chihuailaf, Alfredo Joignant, Tomás Moulian, Julio Sau, Ramón Griffero, Sergio Trabucco, Paulo Slachevsky, Silvia Aguilera y Faride Zerán.

 

 

Advertisement

“Los abajo firmantes, artistas, académicos, escritores, periodistas e intelectuales manifestamos nuestra preocupación por el inminente cierre de la Revista ROCINANTE, la que luego de siete años de existencia como única revista cultural de carácter mensual y circulación nacional, atraviesa por una crisis similar a la que concluyó con el cierre del diario La Epoca, las revistas Hoy, Análisis, Apsi, Página Abierta, Plan B y una veintena de medios independientes que han desaparecido en estos 15 años de transición democrática.

 

Nos parece preocupante que, más allá de las buenas intenciones y discursos oficiales en pos del pluralismo y la diversidad, los tres gobiernos de la Concertación se hayan omitido de plantear políticas públicas ante el duopolio de la prensa escrita y la creciente concentración en la propiedad de parte de grandes consorcios que también controlan la radio y el cable.

 

Advertisement

Esta situación resulta particularmente grave si asumimos que el Estado chileno, a través de sus empresas, concentra una cantidad de recursos en materia de inversión publicitaria que refuerza este déficit de pluralismo al invertir casi exclusivamente dichos recursos en los grandes consorcios y monopolios de la comunicación.

 

A quienes participamos en el ámbito de la cultura y la reflexión académica e intelectual nos resulta sorprendente la indiferencia con que también su gobierno ha asumido el déficit de pluralismo que aqueja a nuestra sociedad, dejando a las leyes de un mercado ideologizado y poco transparente el destino de los medios que permiten ampliar los horizontes de tolerancia, diversidad y democracia.

 

Advertisement

Con el cierre de ROCINANTE se clausura un espacio de debate cultural y de pensamiento crítico fundamentales para una democracia, contribuyendo a que se consolide la circulación de discursos monopólicos que restringen el derecho a la información pluralista e independiente propia de un país de ciudadanos”.

 

 

 

Advertisement

 

 

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Jaime Arcos M. says:

    En 1967 en el frontis de la casa central de la P. Universidad Catòlica de Chile apareciò un lienzo artesanal en el que se leìa “El Mercurio Miente”, lo que iniciò un periòdo de crisis polìtica que culminò el 11 de septiembre de 1973 con el bombardeo a la democracia republicana considerada la màs estable de A. Latina, al no producirse algùn “gorilazo” similar a la mayorìa de los “sudacas”. Los dirigentes universitarios de esa toma eran el ala izquierda de la D. C., el partido gobernante con Frei y que despuès formarìan el MAPU que ayudò a elegir a Allende; a la vez, en la U. Chile, U.T.E. y las otras, los dirigentes pertenecìan a los partidos polìticos que en 1988 forjaron el triunfo en plebiscito que derribò a PInochet.
    Pero como se sabe “la alegria no llegò” con Aylwin, Frei ni Lagos, porque ellos y sus partidos ya no decìan que El Mercurio olìa a azufre, sino que lo encontraban que era otro “custodio de la democracia” junto con las FF.AA. y los empresarios que se habìan enriquecido con el regalo de Pinochet (lèase Ponce Lerout y los actuales multimillonarios que no quieren que termine la pandemia para dejar de engordar).

  2. Sergio Avelino Carrillo López says:

    No se puede discutir que Ricardo Lagos hizo buenas cosas en su período presidencial, pero “el regalón de la derecha empresarial” se cavó definitivamente su tumba dentro del mundo progresista, por eso cuando intentó levantar su candidatura presidencial ya sabía que prácticamente estaba muerto, más aún con unas pobre casitas sin pagar permiso de construcción y menos pagando contribuciones. Predicar con el marrueco abierto y manos en los bolsillos. Pero nunca olvidaré cuando en una entrevista muy molesto le respondió a la pregunta por los sobre sueldos y otras irregularidades respondió cara dura: “Había que progresar”. Respuestas de un cara dura se vieron después y las vemos aún con nuestro “Emprendedor del Banco de Talca”. Todavía está en You Tube cando a Piñera le preguntan por qué había comprado una empresa absolutamente quebrada, reiteradamente respondió que la empresa l resultó atractiva y además tenía historia y hasta se enojo con los periodistas. Todos sabíamos que esa es una artimaña para eludir impuestos. Pero Ricardo Lagos respondió a una ilegalidad que produjo un descalabro. “Había que progresar”. Las inmoralidades se repiten hasta en un general cuando dijo para justificar el robo millonario del ejército al estado: “Había que mantener la moral en alto a la tropa”. General Oviedo uno de los que están procesados por una ministra que la le han hecho operativo de “inteligencia”. ¿Cuál inteligencia?

  3. Felipe Portales says:

    No por nada Hernán Somerville dijo que los empresarios de la Confederación de la Producción y del Comercio (Grandes) “lo amaban”; César Barros también dijo que los empresarios lo consideraban “el mejor presidente de derecha de todos los tiempos”; y Herman Chadwick dijo que había devuelto “el orgullo de ser chilenos”. Y el segundo de Milton Friedman en la Escuela de Economía de Chicago, consideró que su discurso (en un seminario en Bogotá en 2006) “podría haber sido presentado por un profesor de economía del gran período de la Universidad de Chicago. El es economista y explicó las cosas con nuestras mismas palabras. El hecho de que partidos políticos de izquierda finalmente hayan abrazado las lecciones de la buena ciencia económica es una bendición para el mundo” (“El País”, España; 14-3-2007

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software