Mundo

ONU a Estados Unidos: Es deplorable el encadenamiento del preso enfermo Mumia Abu-Jamal

Expertos de la ONU en derechos humanos[1] expresaron serias preocupaciones sobre el tratamiento y el bienestar de Mumia Abu-Jamal, un hombre afroamericano que ha estado en prisión durante 40 años en Pensilvania y, según informes, está encadenado a su cama de hospital. El Sr. Abu-Jamal ya había sido encadenado a su cama durante una hospitalización de cuatro días a fines de febrero mientras recibía tratamiento por insuficiencia cardíaca.

Se le ha negado al Sr. Abu-Jamal las visitas de su familia y el acceso a sus abogados y asesor espiritual después de ser ingresado en un hospital no revelado alrededor del 10 de abril, donde, según los informes, lo someterán a una cirugía. “Este trato cruel, inhumano y degradante continuo y continuo, incluido el desprecio deliberado de su dignidad y las condiciones inhumanas de confinamiento, es una clara violación de los derechos más fundamentales del Sr. Abu-Jamal”, agregaron los expertos. Ni su familia ni sus abogados han sido informados de su estado de salud y tratamiento.

“El uso de grilletes durante su estadía en el hospital es deplorable y le causa al Sr. Abu-Jamal un sufrimiento adicional e innecesario”, dijeron los expertos. “Las normas internacionales sobre el tratamiento de los reclusos estipulan claramente que los instrumentos de contención se impondrán solo cuando ninguna forma de control menor sea eficaz para abordar los riesgos que plantea la circulación sin restricciones”.

Además de una afección cardíaca crónica, el Sr. Abu-Jamal, ahora de 67 años, sufre cirrosis hepática causada por hepatitis C, hipertensión y una afección grave de la piel. A finales de febrero, también le diagnosticaron COVID-19.

Advertisement

“Nos preocupa que la condición médica del Sr. Abu-Jamal pueda estar relacionada con años de negligencia médica por parte del Departamento de Correcciones del estado de Pensilvania”, dijeron los expertos. “Esta situación también puede ser el resultado de la discriminación racial contra los afrodescendientes por parte de las autoridades penitenciarias y estatales.

“Pedimos a las autoridades que tomen todas las medidas urgentes para proteger la integridad física, la vida y la dignidad del Sr. Abu-Jamal, de conformidad con las obligaciones internacionales de derechos humanos.

“La comunicación y el acceso de la familia y los asesores del Sr. Abu-Jamal deben restablecerse inmediatamente con el Sr. Abu-Jamal y con todo el personal relevante involucrado en su salud y condiciones de confinamiento. El estado también debe cesar inmediatamente de retener información y acceder a información relevante para monitorear el estado de los derechos humanos del Sr. Abu-Jamal.

También pedimos a las autoridades que aborden urgentemente las denuncias de discriminación, incluida la discriminación racial, en el tratamiento médico de los presos en Pensilvania y que tomen todas las medidas necesarias para proteger la integridad física y la vida de todos los detenidos, en particular los presos mayores y los presos con discapacidades que parecen haber sido afectadas de manera desproporcionada por el COVID-19”, agregaron los expertos.

Advertisement

El Sr. Abu-Jamal, ex activista y periodista, fue acusado del asesinato de un oficial de policía en 1981. Él niega los cargos.

Tal vez se hizo justicia por George Floyd, tal vez porque mediáticamente este caso no se podía quedar sin culpable…pero hacen falta todavía muchas injusticas irresueltas, en Estados Unidos.

 

[1] Los expertos: Sra. Dominique DAY (Presidenta), Sr. Ahmed REID, Sr. Michal BALCERZAK, Sr. Sabelo GUMEDZE, Sr. Ricardo A. SUNGA III, Grupo de Trabajo de Expertos de Afrodescendientes, Gerard Quinn, Relator Especial sobre los derechos de las personas con discapacidad, Sra. Tlaleng Mofokeng, Relatora Especial sobre el derecho a la salud física y mental, Claudia Mahler, Experta Independiente sobre el disfrute de todos los derechos humanos por las personas mayores, Sr. Nils Melzer, Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Advertisement

 

Elena Rusca, Ginebra

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software