documentos ocultos Portada

Documentos ocultos de la transición: Declaraciones vergonzosas de Patricio Aylwin

Durante estos treinta años han sido ya muy numerosas las declaraciones extremadamente vergonzosas efectuadas por los líderes de la Concertación que se han conocido muy poco o que han pasado a un cómodo “olvido”. Aquí rememoramos algunas de su primer presidente: Patricio Aylwin; contrastadas en algunos casos con “desmentidos” esclarecedores. Obviamente, ellas no son peculiares de él, sino muy representativas de la orientación general de los gobiernos concertacionistas, subordinados a los grandes grupos económicos y a los poderes fácticos.

 

 

TEXTOS

Advertisement

 

 

PATRICIO AYLWIN (En relación al ajusticiamiento hecho por Carabineros, el 22 de enero de 1992, de dos secuestradores del FPMR-A que habían liberado a un matrimonio rehén y sus hijos en su domicilio, antes de entregarse; y que, según Carabineros, habían salido disparando):

 

Advertisement

“Creo que todos hubiéramos deseado que el desenlace fuera otro. Pero todos los antecedentes que se han reunido hasta ahora, que el Gobierno ha conocido, revelan que lamentablemente estos jóvenes salieron disparando y frente a eso el desenlace fue el que tenía que ocurrir” (La Época; 27-1-1992).

 

MARÍA LEÓN NEIRA (Jueza del caso):

 

Advertisement

“No tengo ninguna certeza de que salieron disparando, existen dudas, porque no se sabe si realmente se enfrentaron o fue otra cosa (…) Tampoco se ha establecido la razón por la cual los primeros peritajes policiales a los restos de los extremistas ultimados fueron efectuados por Carabineros y no por efectivos de la Brigada de Homicidios de Investigaciones, como lo establece el procedimiento de rigor. Cuando llegué al sitio del suceso Carabineros ya había avanzado los peritajes y entonces yo di la orden de que se coordinaran con Investigaciones, pero no he establecido qué es lo que sucedió” (La Época; 29-1-1992).

 

LA ÉPOCA: “Más dudas se generaban con el hecho de que Las Ultimas Noticias publicó ayer fotografías a color de los dos muertos en su contraportada, donde se aprecia claramente que la mayoría de los impactos de bala los recibieron en la cabeza” (24-1-1992).

 

Advertisement

PATRICIO AYLWIN (En relación al acribillamiento de un bus efectuado por Carabineros el 21 de octubre de 1993; tomado por asaltantes de banco que habían dejado dos fallecidos, entre ellos a un carabinero que quiso detenerlos. El bus iba, de acuerdo a La Época, con una quincena de pasajeros; y el acribillamiento dejó el bus con más de 160 impactos de balas quedando seis personas fallecidas, entre ellas, tres personas totalmente inocentes; y otros trece inocentes heridos a bala):

 

“Yo en mi escritorio puedo elaborar muchas teorías sobre cómo habría actuado, pero otra cosa es la realidad. A mí se me ocurre que yo hubiera hecho lo mismo. Creo que Carabineros cumplió el deber que tenía de actuar persiguiendo a delincuentes que habían cometido un delito” (La Época; 26-10-1993).

 

Advertisement

ANA VERÓNICA NEILAF (Una de las heridas, entrevistada por Televisión Nacional):

 

“(Fue) una matanza. En un momento uno de ellos (de los asaltantes armados) hizo así a Carabineros (hace un gesto) y decía que no dispararan más. No sé si para rendirse. La cosa es que los carabineros siguieron disparando y disparando. Y la gente estaba ensangrentada, tirada en el suelo. Y yo encima de una mujer embarazada (…) a lo mejor los carabineros pensaban que todos éramos extremistas y entonces uno me dijo, ‘ya tírate ahí tal por cual’. Y entonces otro carabinero empezó a decir que ‘basta’, que ‘basta’ que no disparen más” (La Época; 27-10-1993).

 

Advertisement

PATRICIO AYLWIN (En entrevista a la televisión británica):

 

“Ahora, ¿por qué no enfrentamos una reforma de las Fuerzas Armadas? Porque las personas, según los antecedentes que tenemos, que pueden haber tenido participación directa en este tipo de hechos (violaciones de derechos humanos), ya están en retiro (sic), y las Fuerzas Armadas, en sus funciones específicas, profesionales nos parecen tener la organización adecuada” (La Época; 11-9-1991).[1]

 

Advertisement

PATRICIO AYLWIN:

 

“Nadie que observe objetivamente la forma cómo marcha nuestra existencia colectiva, cómo funcionan las instituciones del Estado, cómo se respetan los derechos humanos, cómo se expresan libremente las distintas opiniones, podrá dejar de reconocer que nuestra convivencia nacional se ajusta a los valores y requisitos esenciales de la democracia. Aquí el sistema político funciona con arreglo a las normas constitucionales y legales, y –cualesquiera que sean los juicios que merezcan- a nadie se le ocurre transgredirlos. Aquí impera un Estado de Derecho” (La Nación; 22-5-1992).

 

Advertisement

EDGARDO BOENINGER (En relación a los “ejercicios de enlace”, presión pública del Ejército sobre el Gobierno, efectuados más de un año antes de la declaración anterior, en diciembre de 1990):

 

“El ejercicio de enlace fue pues una amenaza (…) En efecto, por los canales habituales (el general Jorge Ballerino) se filtró esta demanda concreta (no investigar el caso “Pinocheques” en que el Ejército aparecía dándole un cheque de mil millones de pesos a Augusto Pinochet Hiriart; además de otros escándalos financieros familiares) que fue acogida tanto por el gobierno como por la Concertación en el Congreso, desactivándose el escándalo de los Pinocheques. Pinochet no fue citado en el informe de la Cámara, el que se envió a la Contraloría omitiéndose toda denuncia a la justicia y evitando la intervención del Consejo de Defensa del Estado. Con criterio similar se enfocaron las investigaciones en relación a Lucía Pinochet y Ponce Lerou, poniéndose término a las denuncias políticas de la Concertación relativas a esos casos. No fueron, pues, los derechos humanos ni las relaciones cívico-militares la causa principal de esta primera turbulencia mayor, sino el peligro que amenazaba a la familia y a la persona de Pinochet por una operación financiera presuntivamente ilícita (…) El Ejecutivo optó por pagar el precio de frenar la investigación legítima y necesaria de estos casos para no poner en riesgo su estrategia global (conciliadora) de transición y específica en relación a las Fuerzas Armadas. Se trató, sin duda, de un renuncio en nombre de la ética de la responsabilidad, decisión que compartí plenamente, aunque, a diferencia de otras concesiones propias de la construcción de consensos, me resultó extraordinariamente dolorosa por su peculiar naturaleza y abusivas circunstancias” (Democracia en Chile. Lecciones para la Gobernabilidad; Edit. Andrés Bello, Santiago, 1997; pp. 409-10).

 

Advertisement

PATRICIO AYLWIN (En su mensaje del 21 de mayo de 1993, y pocos días antes del “boinazo”)

 

“En el año que doy cuenta ha podido apreciarse un claro progreso en las relaciones cívico-militares y en la política de defensa que impulsó el Gobierno. Es notorio que el país percibe hoy el funcionamiento de nuestras instituciones armadas concentrado en su quehacer y perfeccionamiento profesional para cumplir su función específica de asegurar nuestra soberanía” y que “el tránsito del largo lapso del régimen autoritario al funcionamiento normal de nuestra convivencia democrática ha tenido lugar sin traumas ni quebrantos” (La Nación; 22-5-1993).

 

Advertisement

PATRICIO AYLWIN (Durante su estadía en Suecia, en el viaje a Europa ¡cuando se produjo el “boinazo”!):

 

“Pinochet ha actuado subordinado al Presidente de la República, ha sido respetuoso de la institucionalidad democrática y no ha intervenido arbitrariamente en política, sino que se ha concentrado en su función profesional en el Ejército. El funcionamiento de la democracia en Chile no ha sido perturbado por su presencia en ese cargo” (Rafael Otano.- Crónica de la transición; Edit. Planeta, Santiago, 1995; p. 308).

 

Advertisement

PATRICIO AYLWIN (Como ex presidente en 2003)

 

“Con el tiempo he pensado que Pinochet tuvo razón cuando me dijo que era mejor que él se quedara en la Comandancia en Jefe mientras yo era Presidente. Si uno ve lo que ocurrió en Argentina, donde hubo coroneles como Rico y Seineldín, que se levantaron contra el régimen democrático… en Chile quizá habría habido varios de esos coroneles sin Pinochet. El respeto y la adoración que este caballero generaba en la institución eran garantía de orden” (El Mercurio; 26-9-2003).

 

Advertisement

PATRICIO AYLWIN (En la misma entrevista anterior):

 

“Los sistemas democráticos no son perfectos. Las transiciones son eternas. Yo sostuve en mi segundo mensaje al Congreso Nacional que la transición había terminado. La democracia chilena es imperfecta. ¿Pero acaso es perfecta la inglesa, la española, la francesa? La vida es transición. Yo creo que la democracia volvió a Chile para quedarse y eso es lo que importa. Hay cosas que aún no se han logrado. ¿Es bueno o no el sistema electoral binominal? A mí no me gusta, pero reconozco que le da estabilidad a los gobiernos y conduce a gobiernos de mayoría” (El Mercurio; 26-9- 2003).[2]

 

Advertisement

PATRICIO AYLWIN (en entrevista de 2012):

 

“Pinochet no fue un hombre que obstaculizara las políticas del Gobierno que yo encabecé (…) Pinochet representaba, por una parte, orden, seguridad, respeto, autoridad. Y, por otra, una economía de mercado que iba a permitir la prosperidad del país. Esos fueron los dos factores definitorios, y por eso Pinochet fue popular. Era un dictador, pero popular” (El País, España; 27-5-2012).

 

Advertisement

 

[1] Hubo numerosos oficiales de las Fuerzas Armadas, durante los gobiernos de Frei y Lagos, que incluso cumpliendo funciones de agregados militares o aéreos en el extranjero, por sus vinculaciones con violaciones de derechos humanos –junto con ser “premiados”- protagonizaron serios bochornos para la imagen de Chile en el exterior…

[2] Lo dijo antes de que rigiera la Constitución actual, suscrita por Lagos y todos sus ministros. Es decir, cuando todavía existía la inamovilidad de los comandantes en jefe; los senadores designados y el Consejo de Seguridad Nacional no simplemente asesor, sino que podía auto-convocarse y representarle al Presidente sus puntos de vista.

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. EDMUNDO VARGAS says:

    LA BRUTALIDAD, AUNQUE SEA ESO……, UNA BRUTALIDAD..!!!!, CUANDO HAY PODER Y DINERO DE POR MEDIO, LAS RATAS QUE HAN GOBERNADO NUESTRO PAÍS, CEDEN Y ACEPTAN A CUALQUIER TIPO DE CAPRICHOS Y BERRINCHES, POR MÁS INSANO QUE PAREZCA, ASÍ SIGUEN PRESTANDO SERVICIOS A SUS PATRONES.¡¡¡¡¡¡¡..INMUNDOS!!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software