Nacional

Operación Colombo: Corte Suprema confirma fallo contra exagentes de la Dina por secuestro calificado

La Corte Suprema rechazó los recursos de casación en el fondo formalizados en contra de la sentencia que condenó a los agentes de la extinta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) César Manríquez Bravo, Ciro Torré Sáez y Miguel Krassnoff Martchenko a 5 años y un día de presidio, en calidad de autores del delito de secuestro calificado del contador Néstor Alfonso Gallardo Agüero, detenido el 28 de septiembre de 1974, en el marco de la denominada “Operación Colombo”.

En fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal descartó las causales esgrimidas por los recurrentes para invalidar la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago, que confirmó la de primer grado que condenó a los exagentes.

1.- Que la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA, fue una estructura organizada, jerarquizada, con medios propios, recintos de detención, etc., a cargo de un Director General, quien ejercía el mando nacional y al cual se encontraban supeditados todos sus miembros. Las Operaciones de la DINA en la Región Metropolitana estaban a cargo de la Brigada de Inteligencia Metropolitana, BIM, al mando de un oficial de Ejército y su plana mayor que le asesoraba en labores de inteligencia. De este Jefe dependían dos Brigadas, una de ellas la llamada Caupolicán, cuyo uno de sus objetivos a la fecha de ocurrencia de estos hechos, apuntaba al combate del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), a la que estaba relacionada la víctima de este proceso. Estas Brigadas se organizaban cupularmente en torno a un Oficial al mando que era quien establecía las directrices, objetivos y prioridades del trabajo, la Caupolicán dirigida por el fallecido Oficial de Ejército Marcelo Moren Brito, que era quien establecía las directrices, objetivos y prioridades del trabajo, siendo secundado también por una plana mayor, compuesta por oficiales que le prestaban asesoría y que se encargaban del funcionamiento de los cuarteles. Este nivel de estructura, como toda organización jerarquizada, mantuvo el contacto y los canales de información con sus superiores, a quienes daba cuenta de su trabajo represivo. Las operaciones de las Brigadas eran desarrolladas por Agrupaciones o equipos de trabajo, compuestas por miembros del Ejército, Carabineros y de la Policía de Investigaciones de Chile, quienes utilizaban los recintos o centros de detención donde cumplían sus labores;

2.- Que Néstor Alfonso Gallardo Agüero, ‘El Bolche’, 24 años, contador, dirigente regional de Temuco del Movimiento Izquierda Revolucionaria, fue detenido el 28 de septiembre de 1974 en la vía pública por civiles armados, pertenecientes a la agrupación Halcón, que en ese entonces dirigía el Oficial Miguel Krassnoff Martchenko, y al ser aprehendido, recibió un disparo en uno de sus brazos. Aunque estaba herido, igual se le conduce a uno de los Centros de Detención clandestinos de la DINA, el de JOSÉ DOMINGO CAÑAS N° 1.367 DE ÑUÑOA, que tenía a esa fecha como Jefe de Cuartel al Oficial de Carabineros Ciro Torré Sáez, y en él los detenidos eran sometidos a torturas de diverso tipo con el claro propósito de obtener de ellos información relevante sobre su organización y participación de otros integrantes, buscando con ello prevenir y desarticular cualquier oposición al gobierno de facto bajo una política de miedo, en dirigido en ese entonces por el Oficial de Gendarmería, Orlando Manzo Durán y la víctima de acuerdo a declaraciones de testigos fue visto en ambos lugares antes de desaparecer, detenidos que al obtener su libertad pudieron reconocerlo;

Advertisement

3.- Que el citado Gallardo Agüero fue incluido en una nómina pública en la prensa escrita en el año 1.975, que daba cuenta que junto a otros militantes de izquierda habría fallecido en la localidad de Salta en Argentina, a consecuencia de un presunto enfrentamiento. Información que fue conocida como el caso de los 119 u Operación Colombo y obedeció a maniobras de desinformación efectuadas por Agentes DINA en el exterior, para ocultar el secuestro y desaparición de militantes de partidos políticos detenidos entre el 27 de mayo de 1974 y el 20 de febrero de 1975;

4.- Que la víctima continuó ilegítimamente privado de libertad por la DINA, siendo diciembre de 1974, fecha en que se pierde su rastro desde el centro de detención Cuatro Álamos, así como la suerte que ha corrido tanto física como psíquicamente, sin que hasta ahora se hayan tenido noticias de él, ni que se registre salida o entrada al país ni conste su defunción natural o por la intervención de terceros’”, reproduce el fallo del máximo tribunal.

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Sergio Avelino Carrillo López says:

    UNA NUEVA CONDECORACIÓN OBTENIDA POR LOS MIEMBROS DEL “RESERVORIO MORAL” EN ESA LINDA LLAMADA “UNIDAD MONOLÍTCA”. PENSAR QUE MUCHOS FUERON CASTIGADOS Y OTROS CON MEJOR FORTUNA POR NEGARNOS A CANTAR “NUESTROS NOBLES…..” DE NUESTRO HIMNO NACIONAL, PERO ALLÍ ESTÁN AHORA LOS MÁS FIELES AL DICTADOR. POR LEY NATURAL DE LA VIDA YA SE MEAN Y CAGAN. PERO LOS QUE SE ENRIQUECIERON A COSTA DE ELLOS NO CREO QUE VAYAN A DARLE NI UN VASO DE AGUA. NO CREO QUE EL YERNO DEL DICTADOR VAYA A PUNTA PEUCO A UNA ACCIÓN HUMANITARIA. MUY POQUÍSMOS ASUMEN Y LES DEBEN IR A VER, PERO EL RESTO NIEGAN, ARRANCAN. ESO MISMO HACEN LAVÍN, SICHEL Y BRIONES DE QUIEN LES LLAMÓ COMO SUS COLABORADORES. PROMETEN HACER LO QUE NO HICIERON COMO MISNISTROS Y CULPAN AL PRESIDENTE. SÚPER LEALES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software