Debate Portada

CC aprueba declaración para demandar indulto general a presos políticos

La convención Constitucional (CC) aprobó esta tarde una declaración para demandar a los distintos poderes del Estado que tengan competencia a amnistiar o indultar a los y las presas políticas de la revuelta.

Se presentaron dos propuestas de declaraciones que para ser aprobadas debían contar con mayoría absoluta. Como la primera votación no logró mayoría absoluta, se procedió a una segunda votación, en la cual ganó la opción 1 por una holgada mayoría de 105 votos. Hubo 34 votos en contra y diez abstenciones.

 

Con Vamos Chile no hubo sorpresas, cuyos votos se repartieron entre rechazos a la declaración y abstenciones. Sí los votos de algunos “independientes”. Se abstuvieron Patricio Fernández Chadwick y Rodrigo Logan, en tanto el PPD Felipe Harboe se alineó con la ultraderecha y votó en contra de la declaración.

Advertisement

 

 

 

Advertisement

 

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe Portales says:

    Sería importante conocer cómo votaron todos (¿no es posible obtener fácil dicha información?); y particularmente los de la ex Concertación, cuyo comportamiento será siempre crucial.

  2. “Hoy la Convención votó una Declaración sobre el tema de los presos políticos. La Declaración aprobada fue impulsada por la ex Concertación, Frente Amplio, PC y otros constituyentes. La Lista del Pueblo y otros independientes hicieron una propuesta distinta pero ésta no fue aprobada en primera vuelta y en segunda vuelta la mayoría de los constituyentes independientes se sumaron a la propuesta del bloque FA/PC/Concertación (105 votos a favor). La derecha votó en contra de ambas Declaraciones y hubo 10 constituyentes que se abstuvieron en la segunda vuelta.

    Nuestra compañera María Rivera se abstuvo en las dos vueltas, no votando por ninguna de las dos declaraciones. Como anunciamos ayer, propusimos una Moción por la Amnistía para que fuera aprobada por la Convención. Nuestra declaración planteaba que la Convención debería dar 15 días de plazo al Parlamento y Ejecutivo para aprobar el actual proyecto de indulto que se está tramitando en el Parlamento y también votar una amnistía a todos los presos y presas chilenos y mapuche de antes y después del estallido social. En el caso de que el Congreso y el Ejecutivo no aprobaran esas medidas, la Convención debería aprobarlas y convocar a una gran movilización nacional para respaldar su decisión.

    Nuestra Moción no fue a votación debido a que la mesa directiva (Elisa Loncón y Jaime Bassa) instaló una regla de que las únicas propuestas que puedan ir a votación deben tener a lo menos 30 firmas de constituyentes. Nosotros creemos que esta medida limita totalmente la democracia a las distintas expresiones políticas dentro de la Convención, instalando desde el inicio la necesidad de hacer acuerdos incluso para defender propuestas minoritarias. En nuestra opinión esta medida debe ser eliminada y todas las propuestas presentadas a la mesa directiva deben ser llevadas a votación.

    Ninguno de los constituyentes (ni siquiera de la Lista del Pueblo) apoyó nuestra moción con sus firmas para llegar a votación. Queremos saber: ¿si están por la libertad a todos los presos, por qué no firmaron por nuestra moción?

    Así, al no tener la posibilidad de defender nuestra propuesta en plenario y en desacuerdo con las propuestas realizadas por los dos bloques “de izquierda”, nos abstuvimos.

    Ambas propuestas de Declaración, en nuestra opinión, eran extremadamente limitadas por los siguientes motivos:

    1 – Las declaraciones se limitan a emplazar al Congreso y el Poder Ejecutivo a aprobar el proyecto de indulto (incorporando a los presos mapuche), la desmilitarización del Wallmapu y otras medidas. Ninguna palabra de desconfianza en relación a esos poderes, ninguna palabra sobre qué hará la Convención si esas medidas no son aprobadas, ninguna palabra sobre la soberanía de la Convención. No solo no tienen ninguna palabra sobre la soberanía de la Convención como la propuesta aprobada dice claramente:

    “La Convención Constitucional, sin pretender interferir ni arrogarse las competencias o atribuciones de otros poderes del Estado, tiene la responsabilidad política de pronunciarse frente al país en relación con estas situaciones contingentes que, claramente, contravienen el espíritu que guía su trabajo: asentar un camino de paz y justicia social para todas y todos los habitantes de nuestra comunidad política.”

    Queremos preguntar a los 34 constituyentes que firmaron el Manifiesto de la Vocería de los Pueblos: ¿qué pasó con la soberanía de la Convención? ¿O la Soberanía de la Convención significa escribir declaraciones de exigencia al gobierno y al Congreso?

    ¿Debemos estimular las ilusiones de los familiares de presos y de los miles que salieron a las calles en un Congreso totalmente desprestigiado, el mismo que aprobó la Ley antisaqueos, una herramienta que fortalece la prisión política? ¿Debemos tener ilusiones de que el gobierno de Piñera, el mismo que declaró la guerra al pueblo, vaya a aprobar la libertad de los presos cuando ni reconoce que existen presos políticos?

    En nuestra opinión solo una enorme movilización social puede imponer la libertad a los presos. Y la Convención debería utilizar el prestigio que todavía tiene para convocar a esa movilización y enfrentarse a los otros poderes del Estado. No se puede escribir una nueva Constitución con presos políticos.

    2 – Ambas declaraciones dejan afuera una parte importante de los presos políticos al no incorporar los presos chilenos de antes del estallido social y los presos posteriores a la fecha señalada en el Proyecto de indulto (fines de 2020).

    Vemos con mucha preocupación los acuerdos que están haciendo los independientes y constituyentes de pueblos originarios con las organizaciones políticas que han dirigido el país en los últimos años (PC incluido) y que han firmado el Acuerdo por la Paz (Frente Amplio). Si siguen en esa lógica, todos los independientes van a terminar siendo dirigidos por los partidos políticos de la ex Concertación, PC y Frente Amplio. Lo que quieren PC y FA es formar un nuevo bloque para gobernar el país negociando con la ex Concertación e incluso con la derecha, ya que ni los programas de Jadue o Boric presentan una alternativa profunda de cambios sociales. Si no abren los ojos, los independientes van a terminar como vagón de cola de esas organizaciones”
    (Sobre la Declaración aprobada por la Convención en relación a los presos políticos, mit, 8 jul)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software