En esta ceremonia hubo varias sorpresas: en primer lugar, el muy buen discurso del nuevo Presidente, Pedro Castillo, que para los racistas limeños, parecía inaceptable que un campesino maestro primario fuera capaz de dominar la gramática y la sintaxis e, incluso, el estilo. En los países latinoamericanos, que han sido construidos gracias a los profesores de educación primaria, y que, además, enseñaban el lenguaje a los ignorantes extremeños, que sólo venían a buscar oro en nuestra América, son los promotores del progreso.

El Presidente electo, a diferencia de las oligarquías coloniales y las del virreinato, supo relacionar clara y pedagógicamente, el mal sufrido por el pueblo colonizado, en manos de virreyes, o por el azote despiadado de auditores, encomenderos y los curas que los acompañaban en la supuesta evangelización para repartir las tierras de América como premio por torturar y esclavizar a los indios, con el actual de Presidentes y congresistas corruptos, (materia en que Perú figura a la cabeza en América Latina.

Castillo y familia – según anuncia en su discurso, no ocupará el famoso Palacio Pizarro, hasta ahora residencia de los residentes, refaccionado por el Presidente Augusto Leguía -. Los grandes palacios de Lima, incluido el Palacio Pizarro, pasarán a ser museos – destinación que les corresponde -. (En Chile, país de mercadores y corruptos, el Palacio de La Moneda, administrado por el padre de Diego Portales, un personaje – igual que su hijo – era amante de los billetes.

Castillo, además promete centrar su política en áreas esenciales, como la salud y la educación. Perú es el heredero de una Constitución, (1994), presentada por el dictador Fujimori, (después de la Chile, promulgada por Augusto Pinochet en 1980).

Advertisement

El Presidente Pedro Castillo anunció la convocatoria a una Asamblea Constituyente,  (en el caso chileno, el pueblo rebelado a partir de octubre de 2019, por este tiempo ya están en la redacción de una Constitución).

Desde el punto de vista de los abusos de poder, los colonizados de ayer y de hoy tuvieron muy poco que ver en lo que se llama “leyes que les concierne”, pues la justicia de los auditores no es muy distinta de los actuales jueces que se dicen “republicanos”: antes le robaban la tierra al indio, y hoy, al mestizo empobrecido.

Después de ese discurso de transmisión, sencillo y directo, Castillo saludó a sus colegas, los Jefes de Estado y de Gobierno, así como al rey Felipe VI, de España, (descendiente del degenerado Fernando VII).

Ojalá en América Latina las políticas sociales comiencen a cambiar, y sea posible que llegue al poder un Presidente humilde, salido del pueblo, y no un oligarca, en su mayoría descendiente de piratas y mercaderes, (como es el caso de los Piñera y los Duque…), y que la llegada al poder no se convierta  en la oportunidad en que los piratas se adueñen del dinero de los ciudadanos.

Advertisement

Confiemos en que el maestro de la Sierra no se convierta en un vendido a las oligarquías, como ha ocurrido con los conquistadores Cortés y Pizarro y, en las últimas décadas, con la mayoría de los Presidentes de América Latina, y se transformen de andaluces pobres,  en millonarios como antaño lo hicieron con los Incas al robarles el oro, y hoy, con el dinero recaudado de los impuestos.

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

30 /07/2021

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Historiador y cronista

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software