Política Portada

Cámara aprueba idea de legislar interrupción voluntaria del embarazo dentro de las primeras 14 semanas

Tras un amplio e intenso debate, donde se expusieron las diversas visiones sobre el tema, la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó  la idea de legislar en torno al proyecto que despenaliza el aborto consentido por la mujer dentro de las primeras catorce semanas de gestación.

Para sus fines, el texto modifica el Código Penal en tres de sus disposiciones. Por medio de la primera enmienda, no se altera la pena vigente (presidio menor en su grado medio, esto es, desde 541 días a 3 años y un día) para quien cause un aborto maliciosamente con el consentimiento de la mujer. Sin embargo, se define que ella será aplicable solo después de las 14 semanas de gestación.

Luego, en la misma línea, se libera de la sanción penal a la mujer. Como en el caso anterior, la pena solo se impondrá después de las 14 semanas para quien cause o consienta en un aborto, fuera de las tres causales permitidas. En este caso, la pena es de presidio menor en su grado máximo (desde tres años y un día a 5 años).

Por último, se modifica la norma atingente al facultativo que cause el aborto o coopere a él. Igualmente, la sanción respectiva se aplicaría después de las 14 semanas de gestación.

Advertisement

Debate

Dip. Camila Rojas rinde el informe

La propuesta, que tuvo su origen en una moción, se presentó por medio del informe de la Comisión de Mujeres que rindió la diputada Camila Rojas (Comunes). Comenzó su intervención destacando que el debate es en el día en que se conmemora la Acción Global por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Asimismo, comunicó que la instancia rechazó la iniciativa por 7 votos en contra y 6 a favor.

Como jefe de bancada DC, Gabriel Ascencio manifestó su apoyo al proyecto. Explicó que la iniciativa avanza en igualdad y en el reconocimiento a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y decidir sobre sus cuerpos.  Además, señaló que “el derecho a vivir en paz es también el derecho a pensar distinto” y pidió respeto por quienes votan en contra.

Karol Cariola (PC) señaló que el aborto “no puede ser un privilegio ni condicionado a la capacidad económica”. Criticó que a las mujeres se les prive del ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos, señalando la necesidad de avanzar en igualdad de género. Además, agregó que no solo es necesario despenalizar, sino también legalizar para que sean los servicios públicos los que garanticen la realización del aborto. “La maternidad será deseada o no será”, finalizó.

Advertisement

Andrea Parra (PPD) resaltó que es una mujer, creyente, enfermera de profesión, que cree que la vida empieza con la concepción. Sin embargo, resaltó que esta no es una decisión privada y que debe votar considerando el bien común. Así, sostuvo que “el Estado no puede imponer convicciones” y que es necesario legislar para reconocer este derecho.

Otras posturas a favor

Dip. que apoyaron el proyecto

Para Maite Orsini (RD), hablar de aborto es hablar de Chile. “Es hablar de desigualdad de género y desigualdad de clases”, planteó. También sería hablar de violencia y privilegios, así como de violaciones y de abusos; de maternidad deseada y de maternidad impuesta. Sostuvo que se trata de un Código Penal y una moral del siglo XIX y que acá hay un tema de derechos humanos involucrado en torno a las mujeres.

Por parte del PS, la diputada Maya Fernández llamó a terminar con la discriminación contra las mujeres. Criticó que quienes quieren prevenir el aborto son los mismo que rechazan el proyecto de educación sexual integral. Aseguró que “en Chile se castiga la pobreza”, pues las mujeres con recursos pueden viajar y realizarse un aborto en otros países. “Voto a favor, no solo por mí y por mis derechos, sino el de todas las mujeres a no ser vulneradas ni criminalizadas”, finalizó.

Advertisement

Félix González (PEV) recalcó que nadie está promoviendo el aborto. Sostuvo que esta no es una discusión religiosa, sino “terrenal”. Determinar si una mujer tiene que ir a la cárcel o no en un contexto de una encrucijada personal. “No legislamos para nosotros sino para todos los que habitan este país”, acotó. Junto a ello, planteó que se debe también avanzar en garantías en el sistema de salud nacional

Por su parte, Natalia Castillo (IND) dijo que no era casual que se presentara esta moción cuando la Cámara tiene una mayor representación femenina. Sostuvo que el aborto es la única prestación penalizada para la mujer y el facultativo que la practica. Por ello, agregó, se llega a la clandestinidad. En tal plano, llamó a terminar con negar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Para Karim Bianchi (IND), este no es un debate ideológico y criticó en tal plano a quienes se oponen al aborto. “Dejen de hacer del cuerpo de las mujeres un terreno de sus trancas morales”, enfatizó. Al mismo tiempo, afirmó que no basta con la despenalización y que es necesario implementar una red de apoyo para todas las mujeres.

En contra

Dip. en contra del proyecto

Advertisement

Ximena Ossandón (RN) señaló que algunas mujeres “buscan en este tipo de leyes un alivio a sus dolores. Porque no contaron con una red de protección, una familia ni un Estado que las acompañara”.

Sin embargo, agregó que se trata de que “una persona de nuestra especie que no va a nacer”. A su juicio, la autonomía de las mujeres es mucho más que sólo la del cuerpo y “no se concibe matando a tu hijo. Porque es tu hijo, independiente de cómo lo hayas concebido” finalizó.

María José Hoffmann (UDI) afirmó que esta propuesta legal es una vía de avanzar hacia el aborto sin causales. Recalcó que los datos aportados por el Estado demuestra que no hay mujeres que vayan a la cárcel por aborto. También sostuvo que la mujeres tiene pleno goce de su cuerpo, pero no del que está por nacer. “¡Cuánta evidencia necesitan que es una vida independiente a nosotras!”, sentenció”.

Francesca Muñoz (RN) anunció que mantendría su voto contrario, tal como lo expresó en la Comisión de Mujeres. Señaló que el derecho a la vida y de la vida del que está por nacer son fundamento básico para cualquier otro derecho. Remarcó que, antes del nacimiento, hay una persona en formación que merece reconocimiento. Además, planteó la necesidad de fortalecer los programas de acompañamiento para las mujeres con embarazos vulnerables. “Si queremos defender el derecho de todas las mujeres, empecemos por dejarlas nacer”, remató.

Advertisement

Joanna Pérez (DC), en tanto, criticó que por estar en contra de este proyecto sean catalogadas como “en contra de las mujeres”. Argumentó que, desde su posición de parlamentaria, a respaldado siempre iniciativas a favor de los derechos de las mujeres. Afirmó que este proyecto no permite establecer el aborto como una política pública. Aseguró, además, que el Congreso debe velar por el respeto de todos los derechos, “sobre todo de la vida del que está por nacer”.

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software