Política Portada

Las elecciones chilenas y el intervencionismo de Estados Unidos

Creo que hay una importante variable que agregar al excelente artículo escrito por Manuel Riesco y titulado “La Blitzkrieg del nazi de Paine”. En este documentado artículo se argumenta que la furiosa reacción electoral de la derecha chilena ocurrida hace pocos días atrás, no tendrá éxito. Se señala que en las próximas elecciones de segunda vuelta del 19 de diciembre próximo, Gabriel Boric será electo presidente de Chile. Se indica que las fuerzas electorales de la izquierda unida son muy superiores a las fuerzas electorales de la derecha unida bajo el liderazgo de Kast.

Todas las últimas encuestas y proyecciones electorales señalan con prístina claridad este resultado. Boric ganará por amplia mayoría la presidencia de República y esto por la simple razón de que la izquierda unida tiene muchos más votos que la derecha fascista y reaccionaria.

Otra muy importante variable en el futuro triunfo electoral de Boric es el crucial hecho de que hoy día los Estados Unidos no están respaldando a políticos de derecha en América Latina. En otras palabras, el presidente Joe Biden no está interesado en conseguir aliados políticos entre los plutócratas oligarcas latinoamericanos. Este muy extraño y peculiar fenómeno, ya se produjo antes en el gigante del norte y esto ocurrió particularmente con los gobiernos demócratas de los presidentes Roosevelt y Truman entre 1933 y 1950. En esos años, el esfuerzo principal de los Estados Unidos estaba en primer lugar en derrotar la gigantesca crisis económica de los años 30 y luego, derrotar el fascismo en la Segunda Guerra Mundial. Esto explica por qué los Estados Unidos no derrocó gobiernos de izquierda en Latinoamérica entre 1933 y 1950. Por el contrario, Roosevelt apoyó el gobierno de izquierda de Pedro Aguirre Cerda y luego el de Juan Antonio Ríos.

Hoy día todo es diferente, el gobierno de los Estados Unidos está profundamente interesado y comprometido en detener los avances de China en Asia. Es en Asia donde el gobierno estadounidense está poniendo todos sus esfuerzos políticos y militares. América Latina ocupa un lugar muy secundario entre las preocupaciones estratégicas de los Estados Unidos hoy día. Esta prioridad de los Estados Unidos es fundamental para entender lo que está pasando en América Latina en general y en Chile en particular.

Advertisement

En la actualidad, la situación política es totalmente diferente a la que tuvo que enfrentar el Presidente Allende en el Chile de comienzos de la década de los años 70 del siglo XX.  En esos años, los Estados Unidos estaba gobernado por Richard Nixon y su ayudante Henry Kissinger. Estos dos líderes republicanos y profundamente reaccionarios sí tenían un programa para liquidar a todos los gobernantes anticapitalistas y progresistas en América Latina. Nixon y Kissinger trataron de liquidar a Allende, antes que asumiera como Presidente. En esto no tuvieron éxito, pero los esfuerzos se intensificaron entre 1970 y 1973. Es ese periodo, el gobierno estadounidense hizo lo necesario para tratar de destruir el gobierno socialista de Allende. Este objetivo finalmente se logró con el golpe militar del 11 de septiembre del año 1973. Sin el vital apoyo de los Estados Unidos, los golpistas de derecha en Chile no habrían tenido el éxito que tuvieron. Es precisamente el apoyo estadounidense hacia la derecha fascista chilena, lo que hoy día no existe. Es por esto que la derecha fascista chilena será derrotada y ella eventualmente desaparecerá del escenario político del país.

 

Por Fernando Duque

  1. Duque Ph. D.

Cientista Político

Advertisement

Puerto Montt, 30 de noviembre de 2021

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Cientista político

Related Posts

  1. Nancy+Echague+Saavedra says:

    Que ingenuidad o propósito torcido.
    EE.UU nunca dejara de estar atento e impedir que gobiernos de izquierda desarrollen los programas por lo que fueron elegidos .
    América latina es su “patio trasero ” y cuidara siempre que este bajo su influencia (malévola).
    Nunca trepidara en usar todas las argucias, trampas crímenes etc. como lo hace y a hecho en todos los continentes

  2. Landy Aurelio Grandon says:

    Creo que la política exterior americana es la misma así el gobernante allá sea demócrata o republicano.
    Ejemplos sobran. El presidente “bueno”, Kennedy, demócrata, intentó varias veces asesinar al Presidente Fidel Castro. Truman ordenó el genocidio de millones de japoneses (y nadie dijo nada. Total, “estábamos en guerra), Nixón, republicano, ordenó la destrucción del gobierno constitucional de Chile.
    La única diferencia que podría haber entre el actual presidente y otro que fuese republicano, en política exterior, es la misma que podría notarse entre la coca-cola y la pepsi-cola.

  3. Nestor R Marin says:

    Que anda haciendo Kast, en reuniones con empresarios en Washinton DC. No sera que esta tratando de llamar la atencion de la CIA USA, para hacer lo mismo que hizo Nixon y Kissinger, para eliminar al Salvador Allende. Muy bien se ha dicho, que Kast, si es un tremendo peligro psrs ls democracia Chilena. Lo que pasa es que esta desesperado, al saber que estaria perdiendo las elecciones para presidente. Kast, se tiene que conformar que la derecha ya no tiene salida. Kast, tiene que hacer lo mismo que esta haciendo Donald Trup, quien perdio las elecciones, pensando que iba a ser reelegido, pero ahi esta al acecho, tratando de formar su propio partido politico y tratando de ganar botos para las proximas elecciones presidenciales. Queridos compatriotas, ya no hay que tener miedo, porque el avance hacia la justicia se esta viendo llegar. En esta oportunidad, se le ruega al pueblo Chileno, que salgan a votar, que no se queden en casa, o trabajando; hay qe salir a votar, a defender a Chile y tratar de recuperarlo, ya que este gobierno, lo tiene muy destrozado.

  4. Patricio Serendero says:

    En la puerta del horno se quema el pan. Yo no estaría tan seguro de aquello que Boric gana al tranco al facho Kast. Hay que convencer a los 7 millones de no votantes que su vida cambiará para peor con Kast. Movamos todos el trasero de nuestro cómodo asiento y ganemos cada uno 5 votos. Pero no lo hagamos entre los convencidos como somos los habitués de este diario. Hay que ir ahí afuera donde la ignorancia y la falta de educación cívica y política están instaladas. La misma ignorancia que hace que el 50% de chilenas y chilenos crean en el mal de ojo. Ese es el campo donde hay que ir a convencer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software