Opinión política Política

Schalper, el legado

La absoluta falta de líderes en que quedó la derecha luego del gobierno más ineficiente y corrupto de la historia tiene por estos días un coletazo inesperado: el más torpe de los políticos del último tiempo hace esfuerzos soberanos para postularse como la cara visible de ese sector.

Alguien le dijo a Schalper que era una lumbrera e irresponsablemente lo lanzó a la vida política con ese convencimiento. Y el diputado, intentando demostrar su aptitud agrega títulos a su currículo como si eso demostrara algo.

En rigor, sí demuestra algo: que hay tontos con títulos.

Schalper tiene un no sé qué de risible, más allá del respeto que hay que tener por la gente de pocas luces. Una especie de eternizada inocencia escolar, un daño neurológico en algún momento de su tránsito púber o el remanente psicológico del matonaje cruel al que debió exponerse en la vida escolar cuando sus compañeros le quitaban la colación.

Como se sabe, peor que ser un tonto de capirote es creerse un vivo en toda la línea.

Advertisement

Así, con el desenfado del que sabe, Schalper ha llamado a atrofiar al gobierno de Boric.

¿Sabrá Schalper el significado de lo que dijo?

Como se sabe, atrofia significa falta de desarrollo de cualquier parte del cuerpo. A Schalper debió sonarle a cosa importante, trascendente, histórica, incluso un término levemente familiar.

Quizás le sonaba bonito.

Schalper es un prospecto de político al que no hay que perder de vista. Sus intervenciones siempre le agregan ese toque risible que hace más pasable la labor política en la que la fomedad y la grisura es la cosa común.

Advertisement

 

Por Ricardo Candia Cares

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Escritor y periodista

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software