Cultura Nacional

Hugo Murialdo publica «Reconstruir nuestra idea del mundo»: Nuestra consmovisión es medieval, inculcada a través de 500 años de colonización

Advertisement

Hugo Murialdo, en su libro Reconstruir nuestra idea del mundo, nos invita a recorrer las distintas cosmovisiones de los pueblos precolombinos y de cómo fueron perdiendo gran parte de sus lenguas, de sus costumbres y de sus creencias debido a la aculturación y enajenación a las que fueron sometidos con la fuerza de los cañones y la evangelización ideológica, llevada a cabo por los conquistadores españoles y portugueses.

“Los orígenes ‘absolutos’ de nuestra idea del mundo se remontan a la Antigüedad clásica y bíblica. Pero de estos orígenes nos separa una peculiar solución de continuidad entre esa Antigüedad y nosotros representada por la Edad Media, y una correlativa continuidad entre la Edad Media y nosotros”. (José Gaos)

Con el objeto de explicar cómo se fue dando el proceso de colonización, no sólo de la apropiación de los territorios de los habitantes de las tierras conquistadas, sino de sus propias cosmovisiones, el autor reseña cada uno de los conceptos o términos que emplea, como colonialismo, colonización, hegemonía cultural, aculturación, enajenación, humanismo, anti humanismo, etc.

Advertisement

Uno de los capítulos del libro, está dedicado a explicar las atrocidades cometidas por los conquistadores en contra de los habitantes ancestrales; para ello, cita a Eduardo Galeano, extractando algunos párrafos de su libro “Las venas abiertas de  América Latina: “La hazaña del descubrimiento de América Latina no podría explicarse sin la tradición militar de guerra de las cruzadas que imperaba en la Castilla medieval, y la iglesia no se hizo rogar para dar carácter sagrado a la conquista de las tierras incógnitas del otro lado del mar. El papa Alejandro VI, que era valenciano, convirtió a la reina Isabel en dueña y señora del Nuevo Mundo. La expansión del reino de Castilla ampliaba el reino de Dios sobre la tierra”.

Advertisement

Y más adelante: “Aquella violenta marea de codicia, horror y bravura no se abatió sobre esas comarcas sino al precio del genocidio nativo… Los indios de las Américas sumaban no menos de setenta millones, y quizá más, cuando los conquistadores extranjeros aparecieron en el horizonte; un siglo y medio después, se habían reducido, en total, a sólo tres millones y medio”.

Advertisement

Tal vez, una de las partes más interesantes del libro,  es la referida a la cosmovisión de los sabios nahuas prehispánicos llamados tlamatinime. La imagen náhuatl del universo se puede expresar en el siguiente párrafo: “En el centro del mundo, en su ombligo, como decían los nahuas, es donde primordialmente ejerce su acción sustentadora el principio del Omeyocan (lugar de la dualidad), generador y conservador del universo que mora en lo más alto de los cielos. Ometéotl, actuando en el ombligo del mundo da fundamento a la tierra (tlallamánac), desde allí también la viste de algodón (tlallichcatl)”.

Advertisement

Uno de los aspectos que resalta el autor, es que los historiadores post independencia, han ignorado que ésta se hizo con un sentido totalmente eurocéntrico; para explicarlo, incluye una cita de Simón Bolívar, el gran prócer de la liberación latinoamericana: “Queriéndose borrar el pasado colonial impuesto se buscó fuera de la ‘única’ realidad el ‘modelo’, el modo de ser de lo que no se era y no se quería ser. Los grandes ‘modelos’ se encontraron en las pujantes culturas ‘modernas’, en las ‘nuevas civilizaciones’ que, al expandirse, buscaban la justificación a nuevas formas de colonialismo… Fue la experiencia cultural de los civilizadores positivistas latinoamericanos que soñaron de hacer de esta América, otros Estados Unidos, Inglaterra o Francia”.

Advertisement

Es a partir de esta situación de un nuevo colonialismo, que Murialdo, sin antes dejar de pasar revista a las ideas políticas de los pueblos indios y sus demandas concretas, que nos ofrece algunas de sus ideas, propuestas y tareas para dar nuestros primeros pasos en la “reconstrucción de nuestra idea del mundo”:

Advertisement

Integración real y efectiva de los pueblos de Abya Yala, afirmando lo organismos multilaterales que ya se han creado en Nuestra América, abandonando la OEA. Crear Estados plurinacionales, incorporando a los pueblos originarios y sus culturas y cosmovisiones; aprender de ellos su Suma Qamaña, Kume Mogen o Sumak Kawsay, es decir el Vivir Bien.

Advertisement

 

Reconstruir nuestra idea del mundo es el tercer libro publicado por Hugo Murialdo Laport, periodista, magíster en Ciencias de la Comunicación, magíster en Filosofía Política. Es columnista permanente de Clarín.

Advertisement
Advertisement

Si desea adquirir este libro, favor enviar correo electrónico a

hugojmurialdo@gmail.com

 

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software