Guerra ruso ucraniana

Es probable que la tragedia de Ucrania le dé la victoria al partido republicano en las próximas elecciones presidenciales de los Estados Unidos

Advertisement

El 17 de enero del año 2022, el diario El Clarín me publicó un artículo titulado “El actual conflicto entre los Estados Unidos y Rusia podría provocar la tercera guerra mundial”. En este artículo se trató de resumir la teoría de Samuel P. Huntington sobre el choque de civilizaciones. Se indica que en el actual mundo multipolar, Rusia no tenía otra opción sino invadir a Ucrania y luego someterla a las reglas básicas del nuevo orden mundial multipolar. En otras palabras, toda potencia secundaria de una civilización dada, debía adaptarse y someterse a las directrices del país líder de la civilización a la cual dicha potencia secundaria pertenece. Esto quiere decir que Ucrania debía respetar y reconocer el derecho de Rusia para pedirle que abandonara todas las políticas pro occidentales sugeridas por la OTAN y particularmente por los Estados Unidos de América.

Como nada de esto ocurrió, Rusia no tuvo otra opción sino invadir a Ucrania a fines de febrero del año 2022. Rusia lanzó miles  de tanques y otras unidades motorizadas en dirección a Kiev, la capital. Al mismo tiempo reforzó las tropas existentes en Donbás y en el sur este de Ucrania. Las fuerzas ucranianas rápidamente se desplegaron en defensa de la capital y así con éxito lograron paralizar y derrotar el avance ruso hacia Kiev. Por su parte Rusia pudo cambiar la estrategia y concentró todas sus fuerzas en el objetivo principal que era derrotar a las tropas ucranianas en el Donbás. Con esta nueva estrategia, Rusia tuvo éxito y hoy día las fuerzas ucranianas en el Donbás ya están prácticamente derrotadas. Hoy día Rusia tiene el control de todo el mar negro y del sur este de Ucrania. Esta es la zona más industrializada y más importante del país y es precisamente ahí, donde existe una gran población de origen ruso y es así como Rusia logró consolidar su control y dominio de esta región.

Está más que claro que sin una intervención masiva de la OTAN en Ucrania, la actual guerra ya la tiene ganada Rusia. Es solo cuestión de tiempo para que el resto de las tropas ucranianas en el Donbás y en el sureste de Ucrania sean totalmente derrotadas. Esta guerra de desgaste podría durar muchos meses más, pero eventualmente las fuerzas ucranianas en el Donbás serán finalmente derrotadas.

Advertisement

El conflicto militar en Ucrania ya ha producido una crisis económica mundial. El precio del petróleo ya ha sobrepasado los 120 dólares el barril y este vital elemento, probablemente, seguirá subiendo su precio. Este fenómeno a su vez, ha desatado un catastrófico proceso inflacionario global y esta inflación está fuera de control. Si la situación económica global se sigue deteriorando en los próximos meses, una nueva recesión económica global será así inevitable. Si esta crisis económica sigue sin resolverse para el año 2023, es altamente probable que un líder populista, tal como Donald Trump o alguien parecido, sea electo presidente de los Estados Unidos. Si Trump es elegido, él seguramente va a terminar drásticamente con la ayuda estadounidense a Ucrania y así Rusia obtendrá sus objetivos originales. Ucrania volverá a ser parte importante de la civilización ortodoxa y así el mundo con mucha suerte habrá evitado la catastrófica guerra nuclear.

Advertisement
Advertisement

Para salvar a la civilización occidental de la inevitable catástrofe económica desatada por el proceso inflacionario, el nuevo presidente Trump (u otro líder parecido), se va a ver obligado a diseñar e implementar un nuevo “Plan Marshall” que permita controlar la inflación desatada y al  mismo tiempo permita recobrar el estándar de vida perdido en los últimos cuatro años de deterioro social y crisis económica. Los Estados Unidos así repetirán la exitosa política económica desarrollada por el presidente Franklin Delano Roosevelt en los años 30 del siglo XX. De esta forma, los Estados Unidos recuperarán su estándar de vida y también ayudarán a Europa a salir de la catastrófica crisis económica provocada por la guerra de Ucrania. De esta manera se habrá conseguido la paz mundial y también consolidado el nuevo orden multipolar.

Advertisement

 

Advertisement

Fernando Duque Ph. D

 

Advertisement

Puerto Montt, 14 de junio de 2022

Advertisement

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Cientista Político

Related Posts

  1. Renato+Alvarado+Vidal says:

    Una vez más Fernando Duque demuestra que incluso desde el sur del mundo se puede advertir el verdadero significado de los hechos globales y concuerdo con él respecto a que, por paradojal que resulte, un personaje tan beligerante como Trump podría desactivar la espoleta de una guerra termonuclear.
    En todo caso me permito hacer ver que si bien el «New Deal» logró detener la caída de la economía en USAlandia, lo que la relanzó a un nuevo ciclo de prosperidad ¡fue la Segunda Guerra Mundial!
    El problema es que ahora no habría ganadores, sólo – y con suerte – sobrevivientes.

  2. Renato+Alvarado+Vidal says:

    La reciente derogación del derecho constitucional al aborto, por parte de una Corte Suprema dominada por los Republicanos, podría acarrear un importante aumento de apoyo al partido rival por parte de un sector de la población hasta ahora inclinado a la abstención.
    ¿Qué opinás che Fernando?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software

Roxana Pey: "La reposición de Clarín es fundamental para la democracia chilena"

Jorge Arrate: "Estamos pidiendo la restitución del Clarín sobre la base de un tribunal inobjetable, que es el CIADI"

En representación de más de 1200 firmas, el excandidato presidencial y exministro Jorge Arrate entregó el 23 de noviembre una carta al presidente Boric por el pago de la indemnización para la restitución del Clarín.