Política

Entrevista a Sergio Grez y su crudo análisis de la nueva constitución y sus proyecciones

Advertisement

En el programa Mate al Rey estuvo como entrevistado hace una semana a uno de los historiadores más importantes del país, Sergio Grez, quién ha dedicado su vasta obra al estudio del movimiento de los trabajadores y el pueblo.

El tema a tratar, no puede ser otro en estos días fue el proceso constituyente y especialmente el significado del plebiscito del 4 de septiembre. Grez planteó que en realidad el 4 de septiembre no se votará un nuevo texto constitucional, sino que apenas un borrador que abrirá el paso a un proceso de años de negociaciones en el Congreso, instancia en que las llamadas dos derechas podrán hacer los cambios que requieran por cuanto cuentan con la mayoría necesaria de los 2/3.

Puesto en ese escenario objetivo, el proceso constituyente en su conjunto ha devenido en fraudulento del momento que con el mismo no se cambiará ninguna de las bases de sustentación del régimen. Interrogado sobre la idea de que al menos por esta vía de sepultaría la Constitución de Pinochet, afirmó que tal cosa es una falacia del momento que el actual orden constitucional es el resultado de 30 años de negociaciones en las que los rasgos originarios han terminado totalmente desdibujados. Al contrario, la llamada Nueva Constitución emerge no de una instancia soberana sino que del Acuerdo por la Paz del 15 de Noviembre, acto político cuya principal finalidad fue acabar con el levantamiento popular y sostener a Piñera en el Gobierno.

Advertisement

 

Advertisement

Advertisement

 

Advertisement

Caracterizó el proceso social abierto el 18 de Octubre como una inédita rebelión popular, sin parangón e nuestra historia. Invitado a compararlo hizo referencia a la Huelga General de 1890, la que sin embargo tuvo una extensión territorial y temporal sensiblemente menor. Indicó que a su juicio la clase obrera tuvo una participación inorgánica, sin resultar determinante y que la ausencia de una dirección política impidió que el movimiento avanzara en sus propósitos. La composición de la Convención Constitucional, sin participación obrera, revela el carácter de clase igualmente del proceso constituyente.

Sobre cuáles son las proyecciones para después del plebiscito indicó que sobrevendrá un largo período de espera. El pueblo seguirá a la expectativa de que el proceso constituyente pueda dar cuenta de alguna de sus reivindicaciones. La frustración ocasionada en esta espera, determinada por el carácter restaurador de esta nueva transición, será el rasgo distintivo de ese post plebiscito caracterizado igualmente por una larga fase de inestabilidad.

Advertisement

Conducción: Gustavo Burgos Velásquez

Advertisement

Invitado: Sergio Grez Toso

Advertisement

Dirección y edición: Sergio Rizenverg Cohen

Asistente de edición: Juan García Brun

Advertisement
Advertisement

Lecturas recomendadas de Sergio Grez

1.- Catálogo general de su obra: https://es.wikipedia.org/wiki/Sergio_…

2.- La guerra social https://t.co/hyuTjyCwiu

Advertisement
Advertisement

3.- La rebelión popular http://revistadefrente.cl/la-rebelion…

Advertisement

4.- La exigencia de una Asamblea Constituyente: http://www.sinpermiso.info/textos/chi…

5.- La mitificada imagen del Chile neoliberal https://www.theclinic.cl/2019/11/08/s…

Advertisement

Advertisement

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. alfredo kirkwood says:

    concuerdo, esa nuena constitucion es puro neoliberalismo edulcorado con adornos veganos, perristas y feministas. Basicamente, sensibleria para cuicos hipster

  2. Serafín Rodríguez says:

    Según se dice hacia el final de esta entrevista, se la grabó en vivo el viernes 5 de agosto y salió a luz pública el sábado 6. Desde aquel entonces, los partidos políticos del oficialismo han difundido un documento que identifica las reformas que propiciarían para mejorar el texto de la propuesta de nueva Constitución. Sin embargo, lo interesante de dicho documento es que no menciona para nada la nacionalización de los recursos naturales no renovables, entre ellos críticamente el cobre y el litio.

    Como Sergio Grez muy bien señala en la entrevista y personalmente he repetido en múltiples comentarios en este medio, sin la nacionalización de dichos recursos, no hay forma de que los derechos sociales que se invocan para batir las banderas del Apruebo, puedan ser implementados y financiados.

    Con todo, como si esto fuera poco, no es sólo que la propuesta de nueva Constitución mantenga el modelo económico neoliberal impuesto al país por la dictadura y perfeccionado por los gobiernos de post-dictadura, sino que de manera muy principal e importante lo termina por consolidar de una vez por todas abriendo las puertas para que el cobre y el litio sean explotados y expoliados por las compañías nacionales y extranjeras, condenando al país al subdesarrollo y la dependencia económica, con todas las consecuentes agudizaciones de los problemas sociales que hoy afectan a la gran mayoría de la población.

    El hecho de que los partidos oficialistas no incluyan la nacionalización de los recursos naturales no renovables en su proyecto de reformas a la propuesta de nueva Constitución, claramente revela que no tienen ninguna intención de corregir la deficiencia más grave de dicha propuesta y que están decididos a afianzar de manera irreversible el modelo neoliberal a ultranza que rige en el país.

    • Serafín Rodríguez says:

      En todo caso, también hay que entender que la sola nacionalización de los recursos naturales no renovables no va a erradicar el neoliberalismo del país pero definitivamente permitiría morigerar sus perniciosos efectos sociales, implementar las políticas públicas relativas a servicios sociales, salud, educación, vivienda, transporte, seguridad social, además de estimular el desarrollo industrial y tecnológico a fin de crear nuevas fuentes de trabajo.

      El cobre y el litio son riquezas no renovables y extinguibles. Por tanto, mientras estén disponibles, deben ser aprovechados a beneficio del país para construir la economía no-extractiva del futuro. En última instancia, no sólo se trata de atender a las necesidades de la población actual sino que también de una cuestión de visión política a largo plazo que aparentemente no parece entenderse a ningún nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software