Opinión Política

¿Es Chile una probeta política  mundial?

Advertisement

El 18 de Septiembre de 1810 no tiene ninguna relación con la fecha de  la Independencia Nacional: este proceso sólo fue una guerra civil entre españoles. Con mucha razón, Luis Thayer Ojeda decía que “los países de América del Sur no tienen nada de nuevo”, pues “sólo somos españoles habitantes de América”, y la mayoría de los mapuches luchó al lado de los españoles y en contra de las tropas chilenas, en la llamada “guerra a muerte”, e hicieron bien, ya que el ejército chileno era más criminal que el peninsular.

A veces nos vanagloriamos de que nuestro sistema político haya sido uno de los más creativos y permanentes dentro del concierto de los demás países de América Latina: una historiadora peruana(Carmen  Mc Evoy) por ejemplo, afirma que “el triunfo de Chile el ejército de su país se debió a la superioridad de nuestro sistema político” que apenas tuvo dos Presidentes de la República, (Aníbal Pinto y Domingo Santamaría), durante la duración de la guerra, (1879-1883); por el contrario, Perú tuvo Presidentes odiados por la ciudadanía de su país: a Mariano Ignacio Prado,  a quien se le acusa de haber huido a Europa con el dinero de la colecta ciudadana para enfrentar la guerra contra Chile, (Víctor García Belaúnde, en su libro El expediente Prado, prueba la falsedad de esta acusación); el otro Presidente fue el dictador Nicolás De Piérola, a quien se le culpa de haber entregado la ciudad de Lima a los chilenos. La Guerra del Pacífico fue dirigida por civiles, al mando del ministro Rafael Sotomayor y, posteriormente, por José Francisco Vergara, (ha sido probado que si no hubiera sido por la intervención de civiles, Chile hubiera perdido la guerra).

El Frente Popular chileno, encabezado por el entonces Presidente de la República, Pedro Aguirre Cerda, radical de derecha, fue la única experiencia latinoamericana de Frentes Populares, (en Europa se dio en España y en Francia, (1936), ambos Frentes Populares terminaron en profundo fracaso: en Francia, “la guerra en broma” y la ocupación de París por el ejército nazi alemán, y en España, en una guerra civil, cuyo costo fue el de más de un millón de muertos, sumado al triunfo del fascismo. En Chile se dio la excepción del Frente Popular, que perduró con los gobiernos del Partido Radical; a la muerte de Pedro Aguirre Cerda le sucedió Juan Antonio Ríos y, luego de su muerte, le sucedió el Presidente Gabriel González Videla. El Frente Popular devino en Frente Nacional, ampliando aún más la alianza antifascista.

Advertisement

A comienzos del siglo XX, Chile tuvo una “República, llamada Parlamentaria, cuya organización fue única en su época: se basó en una Constitución que podía servir tanto al autoritarismo, por medio de la instauración del Estado de Sitio, como al presidencialismo o al régimen de “asamblea”. El parlamentarismo ha sido vilipendiado por su incapacidad para enfrentar la cuestión social, sin embargo, muchos historiadores contemporáneos han revalorado este período en la historia de Chile debido a la  paz reinante y a la intervención militar.

Advertisement

La democracia, aplicada desde 1932 hasta septiembre de 1973, (fatídica fecha del golpe de Estado), se caracterizó por la existencia de un sistema de partidos políticos muy similar a la Europa desarrollada: un Partido Radical, no distinto del francés, una Democracia Cristiana, integrada a la Internacional, liderada por alemanes, italianos, el MRP francés, partidos que surgieron a raíz del triunfo de los aliados en la Segunda Guerra Mundial. En América Latina existió una réplica de la internacional Demócrata Cristiana.

Advertisement

El Partido Comunista chileno, perseguido por la “ley maldita”, promulgada por Gabriel González Videla, (1948), y derogada por el Bloque de Saneamiento Democrático (1958), supo mantenerse firme en la negativa de acciones violentas, eliminando al llamado “Reinocismo”, el intento de un sector de juventud comunista por adoptar la vía insurreccional.

Advertisement

Hoy, parecería muy extraño que los partidos políticos chilenos recibieran el apoyo de sus respectivas Internacionales, (la ayuda de la Internacional  alemana a la chilena fue decisiva en el triunfo a la presidencia de Eduardo Frei Montalva, (1964-1970). También la Internacional Socialdemócrata, que apoyaba al Partido Radical y al Socialista, y la Internacional Liberal que apoyaba a la derecha fue de gran apoyo en la época).

Los políticos chilenos se mostraban orgullosos de las similitudes de los sistemas de partidos políticos en ambos continentes: Chile era el modelo a imitar por sus congéneres latinoamericanos, con elecciones periódicas cada sexenio, y un Sistema Electoral muy eficaz, (cédula única que evitaba el cohecho, 1958 y, en los años 70, un sufragio universal que incluía a los analfabetos). La Democracia chilena era un ejemplo a imitar.

Advertisement

Durante una época los militares eran no-deliberantes y apolíticos, pero a partir del “tacnazo”, (21 de octubre de 1969), descubrimos que los militares no sólo servían para matar “rotos”, sino que también ambicionaban la totalidad del poder.

Advertisement

En 1988 Chile descubrió que se encontraba listo a  poner fin a una dictadura criminal mediante un lápiz y un voto, y con este apoteósico y anhelado triunfo iniciamos un nuevo experimento, pero tutelado por los militares y bajo la Constitución de 1980, firmada por el dictador Augusto Pinochet.

Advertisement

Parecía que Chile estaba pronto para llevar a cabo la aprobación de una de las Constituciones más modernas y creativas de los últimos tiempos, pero la realidad nos golpeó con un profundo y evidente rechazo, que también sorprendió a la comunidad democrática mundial

Chile ha pagado caro el haberse convertido en un país probeta y, a lo mejor, hubiera alcanzado más provecho si se hubiera mantenido en la medianía.

Advertisement
Advertisement

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

17/09/2022

 

Advertisement
Advertisement

Bibliografía

Advertisement

Carmen Mc Evoy

Guerreros Civilizadores

Advertisement

Política, sociedad, cultura en  Chile durante la guerra del pacifico

Universidad Diego Portales 2012

Advertisement
Advertisement

 

Advertisement

 

 

 

Advertisement
Advertisement

 

Advertisement

 

Advertisement

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Historiador y cronista

Related Posts

  1. ¿ País Probeta? No me haga reir, don Rafa. De seguro que los países Europeos y Canada con sus siistemas económicos solcial democratas fueron plrobados primero en Chile y luego implantados en Europa y Canadá. ¿De aonde saliste, Rafita? Los beneficios sociales que tienen los EEUU tambien fueron probados en Chile, ¿no es cierto, don Rafa? ¿Qué país en el mundo tiene retantos partidos políticos como los que tiene Chile, don Rafa? Ni la Argentina, que está super dividida politicamente, tiene apenas tres movimiientos políticos. Fuera de Chile y Brasil y quizás Ecuador, ningín país sudamericano tiene el neoliberalismo tan avanzado como lo tienen estos tres países, es decir, en este sentido económico y social, ¿fué Chile la probeta, con la dictadura de Pinochet, para implantar los sistemas neoliberales de Brasil y quizás Ecuador? Antes de la dictadura de pinochet, ¿habían dictaduras en otros países latino americanos, don Rafa? Chis, ¿aonde, don Rafa? En cuanto a las ayudas económicas de otros países, don Rafa, si no hay una mayoría que apoye un cambio de cualquier lado y que sea exitoso, no depende de esta ayuda económica, sino depende del apoyo interno para que estos cambios sean exitosos, ¿De adonde sacó esto de que Chile era y es una probeta, don Rafa¿. ¿podría usted dar ejemplos reales de que Chile sirvió como probeta para que los resultados de esta probeta sirvieran para implantar cambios en otros países del mundo, para bien o para mal?

    ++

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software