Opinión e identidades Poder y Política

Gabriel Boric en las Naciones Unidas: lo que dijo y lo que omitió

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 11 segundos

El discurso de Gabriel Boric, era esperado  con curiosidad e interés, pues en el mundo entero se conoce a Chile como la patria de Salvador Allende. ¿Será este joven un segundo Allende? se preguntaban todos.  

En síntesis, reconoció que Chile es uno de los países más desiguales del mundo y que eso es una amenaza para la democracia, por lo cual se debe distribuir mejor la riqueza.  

Los índices favorables de crecimiento y desarrollo económico sólo son un promedio que favorece a los ricos que son muy pocos, mientras los pobres, la gran mayoría, siguen amolados. 

Continuó expresando el presidente de Chile que esta situación llevó a un descontento muy profundo que originó al estallido social de 2019, que fue una expresión del malestar frente a la desigualdad y los abusos.  

Habló de la violencia sucedida durante el gobierno anterior, en el marco de las protestas, como la quema de estaciones de metro, y denunció la represión descontrolada por parte de las fuerzas del Estado, que dejaron muertos, heridos y más de 400 personas con trauma ocular, “una grave violación a los derechos humanos que debe ser reparada”. 

 Pero no dijo que durante su gobierno también los carabineros han dejado a unos dos jóvenes con trauma ocular, menos mal que todavía no hay ciegos, pero este gobierno le ofrece toda su confianza a los carabineros y al general jefe de los mismos.  

Antes de terminar su participación, Boric expresó que para resolver los problemas de muchas sociedades, se requiere más democracia y no menos; incentivando la participación y no restringiéndola; fomentando el diálogo y no censurándolo.  

 Nada muy original, como ustedes pueden ver. Generalidades que nadie niega aunque no las practique.  

Y dijo que el pueblo chileno quiere una nueva Constitución y que esa exigencia se cumplirá, pero sin señalar cómo. 

Hablando de que la nueva Constitución fue rechazada por una gran mayoría, expresó que esto demuestra que los chilenos demandan cambios sin poner en riesgo sus logros presentes, un mejor futuro sin crear nuevas inseguridades. “Un futuro de cambio con estabilidad.”  

Esta es una posición que planteaba la derecha, que hubiera cambios con seguridad, sin perder los beneficios ya obtenidos ¿Cuáles beneficios me pregunto yo, en el país más desigual del mundo, como ha reconocido su propio presidente? Esto último es una interpretación que hace Gabriel Boric. Ha habido cientos de análisis sobre el resultado negativo del plebiscito, que se pronunció en contra de la nueva Constitución. No hay duda de que este es un resultado desastroso para el gobierno, que se jugó por la aprobación. No es lógico que Boric y sus asesores pretendan lo contario, pues nadie se lo cree y menos los miembros de las Naciones Unidas. 

Se refirió el presidente de Chile, de manera preferente, a los derechos humanos universales y sobre este punto señaló que la injusta invasión de Ucrania por parte de Rusia, había traído una gran crisis económica al mundo entero y solidarizó con Ucrania. 

Pues hay una gran parte de los gobiernos y de los habitantes del planeta, queopinan que Rusia invadió Ucrania como respuesta a casi ocho años de asesinatos y destrucción criminal en la región de habla rusa de Donbas, en su frontera. Es bien conocido que entre los ucranianos de la parte Oeste, hay un predominio absoluto del nazismo y que norteamericanos y europeos los están ayudando mandándoles armas en cantidades masivas. Por lo tanto, la actitud más prudente y equitativa no es tomar partido en contra de Rusia, que es la que han adoptado los principales líderes latinoamericanos. Porque quienes nos han explotado siempre y han promovido numerosos golpes de Estado contra los gobiernos que no les son serviles, especialmente el golpe cívico militar de 1973, fueron los gringos. ¿Por qué entonces ponerse a su lado en cualquier conflicto internacional? Que lo hagan los europeos por razones económicas, pero los latinoamericanos no tenemos por qué meternos en ese conflicto que nos es ajeno.

Boric se metió más a fondo en asuntos internacionales, al decir que no se deben“naturalizar las permanentes violaciones a los derechos humanos contra el pueblo palestino, haciendo valer el derecho internacional y las resoluciones que año tras año esta misma asamblea establece que conduzcan a su derecho inalienable a establecer su propio Estado libre y soberano, como también a garantizar el legítimo derecho de Israel a vivir dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas “. 

Esta postura ha sido muy criticada, pero yo la encuentro justa.  Aunque es evidente que se debe a que la comunidad palestina en Chile es la más grande del mundo. Incluyendo a inmigrantes de primera generación y a sus descendientes, suman alrededor de500.000 personas. 

Sobre Cuba, no dijo nada y de Venezuela, muy poco. Que la crisis humanitaria que existía allí, había dado origen a una crisis política con numerosos migrantes que incluso llegaban a Chile. Y que desgraciadamente estos migrantes habían sido objeto de ataques por parte del pueblo chileno.  

La verdad es que todos sabemos que la crisis humanitaria que hay en Venezuela se debe a que los norteamericanos les hay bloqueado sus cuentas en dólares y ya no pueden comprar ni vender nada. La mayoría de los venezolanos que llegan a Chile son personas de clase media o alta, enemigo del gobierno de Maduro y han provocado en Chile muchos problemas al aplicar sus métodos violentos y agresivos. Pero los yanquis ya atacan menos a Venezuela porque les hace falta supetróleo. Han propuesto retirarle las sanciones, aunque con ciertas condiciones.

Desde luego, los jefes de Estado que asistieron a la Asamblea Generalde la ONU, pronto se dieron cuenta deque Gabriel Boric no era un nuevo Allende. Pero claro, no le pidamos tanto, no seamos injustos, se dijeron los asistentes y varios aplaudieron. 

Por Margarita Labarca Goddard

 

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Las opiniones vertidas en esta sección son responsabilidad del autor y no representan necesariamente el pensamiento del diario El Clarín

 



Related Posts

  1. Margarita Labarca Goddard says:

    Muchos se aprovechan ahora del nombre de Allende, aunque no tienen nada que ver con él y ni siquiera conocen todas sus realizaciones, que fueron destruidas por la dictadura.

  2. Felipe Portales says:

    Además del contraste con el discurso altamente crítico del sistema económico internacional de Petro, es patética la inmensa diferencia del discurso de Boric con el de Allende de hace 50 años en la misma ONU, en que planteó una de las primeras críticas profundas a escala internacional de la nefasta acción neocolonialista de las grandes empresas multinacionales, ¡tema que Boric omitió completamente! y cuya omisión prefiguró la vergonzosa aceptación del TPP11 que vemos hoy al no retirar el proyecto para su aprobación. ¡Y después tuvo la «tupé» (atrevimiento, desfachatez) de rendirle un homenaje a Allende en Nueva York a propósito de dicho discurso que hizo época en 1972!…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *