Mundo

Minas antipersonales: reflexiones sobre un desafío

Advertisement

Por el 25 aniversario de la adopción y firma de la Convención, una alianza sin precedentes entre los estados y la sociedad civil, tuvo lugar la Vigésima Reunión de los Estados Parte de la Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonal.

Más de 400 delegados en representación de 107 estados (93 Partes, 14 no partes) y 16 organizaciones internacionales y no gubernamentales, de los cuales el 36% eran mujeres, asistieron a la Vigésima Reunión de los Estados Parte de la Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonal, que sesionó en el Palacio de las Naciones Unidas de Ginebra durante estos días.

“En el 25 aniversario de esta Convención, nos complace ver que ha sido eficiente en términos de reducción de víctimas, destrucción de stocks, mejora de la asistencia a las víctimas de este flagelo, en desminado humanitario y en educación sobre el riesgo de minas”, declara el Embajador de Colombia Álvaro Ayala, quien presidió la Convención hasta este año. “Sin embargo, el uso de cualquier tipo de minas antipersonal es hoy y siempre totalmente reprobable, por lo que condenamos su uso por cualquier persona, en cualquier lugar”.

Advertisement

En término de desminado, siete son los países que recibieron nuevos plazos para la remoción de minas de la siguiente manera:

Advertisement
Advertisement
  • Afganistán hasta el 1 de marzo de 2025;
  • Argentina hasta el 1 de marzo de 2026;
  • Ecuador hasta el 31 de diciembre de 2025;
  • Guinea-Bissau 31 de diciembre de 2024;
  • Serbia hasta el 31 de diciembre de 2024;
  • Sudán 1 de abril de 2027;
  • Tailandia hasta el 31 de diciembre de 2026;
  • Yemen hasta el 1 de marzo de 2028.

 

Advertisement

Elementos salientes de la reunión, continente por continente:

Advertisement

En América Latina, Ecuador y Perú han hecho un llamado conjunto a la cooperación para concretar sus operaciones conjuntas de despeje derivadas de un breve conflicto hace dos décadas.

En África, Eritrea sigue sin cumplir la Convención.

Advertisement

En Europa, Grecia anunció que estaría en camino una vez que firme un nuevo contrato con una empresa en Croacia que destruirá las 300 mil existencias restantes dentro de un período de 18 meses a partir de la firma del contrato revisado.

Advertisement

En Asia, Camboya y Tailandia anunciaron que, sin perjuicio de la demarcación, cooperarían en la limpieza de las zonas fronterizas.

Advertisement

“Las minas antipersonal nunca debieron haber existido y deben dejar de existir. Su uso es contrario al derecho humanitario, deja residuos peligrosos para las comunidades en paz y retrasa la reconstrucción y el retorno de las personas desplazadas. Ningún actor estatal o armado debería usar minas antipersonal. Esto es lo que dice alto y claro esta Convención, que ha sido adoptada por la mayoría del mundo”, sigue el embajador colombiano.

Por la actualidad, Estados Unidos, el mayor donante de acción contra las minas del mundo, condenó firmemente el uso de minas antipersonal por parte de Rusia en Ucrania, a pesar de no hacer parte del tratado. Por otra parte, Ucrania declaró que tenía 3,3 millones de minas PFM-1 almacenadas para ser destruidas antes del conflicto actual, y que para el 30 de abril de 2023, cuando debe presentar un informe a la Convención, debería estar en condiciones de proporcionar una nueva estimación de cuántas de estas poblaciones están bajo su control.

Advertisement
Advertisement

Hasta el momento, no se han adherido nuevos estados desde 2016, y, algunos de estos estados podrían tener millones de minas en su poder.

 

La Convención

Advertisement
Advertisement

La Convención sobre la Prohibición del Uso, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonal y sobre su Destrucción (también conocida como Convención de Prohibición de Minas Antipersonal, Convención de Ottawa o Tratado de Prohibición de Minas) es la piedra angular del esfuerzo internacional para poner fin al sufrimiento y las bajas causadas por las minas antipersonal.

Advertisement

El llamado Proceso de Ottawa fue una “apuesta audaz” que valió la pena en gran medida como resultado del trabajo de promoción de la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Terrestres y el Comité Internacional de la Cruz Roja trabajando en asociación con un grupo central de Estados que estaban igualmente comprometidos con la prohibición de las minas antipersonal. Este proceso finalmente resultó en la adopción de la Convención el 18 de septiembre de 1997 en Oslo, Noruega.

La firma de la Convención comenzó el 3 y 4 de diciembre de 1997 en Ottawa, Canadá, y permaneció abierta hasta que la Convención entró en vigor el 1 de marzo de 1999.

Advertisement

Hasta la fecha hay 164 Estados que han aceptado formalmente obligarse por la Convención[1]. 33, al contrario, son los que no han ratificado la Convención. Entre ellos, encontramos a Estados Unidos.

La Convención enfatiza que los Estados Partes “trabajarán arduamente para promover su universalización en todos los foros relevantes”. Estos esfuerzos han valido la pena. El uso de minas antipersonal ha disminuido drásticamente gracias a la adhesión a la Convención y la aceptación generalizada de sus disposiciones por los Estados que no son partes. La producción de minas antipersonal también ha disminuido significativamente: de los 50 Estados que alguna vez produjeron minas antipersonal, 34 ahora están obligados a cesar con su producción por la Convención.

Advertisement
Advertisement

 

Advertisement

[1] Encuentre en esa página web la lista de Estados Partes con fechas de firma formal de la Convención (cuando corresponda), aceptación formal (adhesión o ratificación) y entrada en vigor para cada Estado Parte en particular. Cada Estado tiene una página dedicada con información sobre el proceso y las obligaciones de la Convención: https://www.apminebanconvention.org/en/membership/

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Corresponsal en Ginebra

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software