Opinión e identidades Política Global

Gran Bretaña a punto de hundirse

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 28 segundos

El otrora poderoso imperio británico hoy sufre una crisis terminal, tanto económica, como social y política. A tres años del Acuerdo con la Unión Europea para la  salido e implementación Brexit, Gran Bretaña, hoy aislada de los demás miembros de la Comunidad Europea, sufre los embates de la crisis más grave en la historia de ese país.

En poco tiempo se han sucedido tres gobiernos de la más corta duración en la historia de Inglaterra, todos ellos pertenecientes al Partido Conservador: Theresa May, (2019), sustituida Boris Johnson, (llamado  “el Trump británico”), que firmó el Acuerdo para desvincular a Gran Bretaña de la Unión Europea, hecho ocurrido en el año 2020; Johnson, a pesar de haber intentado mantenerse en el cargo, fue forzado a presentar su renuncia al cargo a raíz de una serie de escándalos, (entre los cuales se cuenta el una fiesta en plena pandemia, ocasionada por el Covid-19).

A continuación, el Partido Conservador eligió a su sucesora, Liz Truss, quien tuvo un desastroso y corto gobierno, e intentando imitar a Margaret Thatcher, redujo los impuestos a los más ricos, además, vació el Banco del Tesoro, y la Libra Esterlina llegó a su más bajo precio comparado con el Dólar, (se vendía a US 1,10), y llegó a tal nivel la crisis económica que sólo podría ser comparada con el derrumbe de la Libra Esterlina, a raíz de la especulación del famoso financista húngaro, George Soros, que hundió la moneda inglesa en relación con el Marco alemán.

Los servicios básicos, entre ellos la energía, el precio de la energía eléctrica llegó a su más alto nivel, a tal punto que las familias comunes de Inglaterra tenían que elegir entre la calefacción, en invierno, o comprar los alimentos de primera necesidad, (se calientan, o comen).




El Banco Central de Inglaterra, a fin de salvar la Libra Esterlina y combatir la inflación, (había llegado a un 10% anual), decidió subir las tasas de interés a niveles de provocar la recesión. Al derrumbe económico-social del gobierno de la señora Truss, el Partido Tory eligió a Rishi Sunak, (descendiente de padres africanos y de abuelos indos, ´él profesa la religión hinduista´). El nuevo Primer Ministro es un millonario, ministro de Economía durante el gobierno de Boris Johnson.

En las últimas Encuestas de opinión ciudadana la mayoría de la gente considera que la separación de la Comunidad Europea ha sido fatal para la Gran Bretaña, provocando niveles de pobreza, desconocidos en los diferentes países que integran la Gran Bretaña. En Escocia, por ejemplo,  los ciudadanos en su totalidad manifiestan su deseo de volver a la Comunidad Europea; en Irlanda del Norte, la tendencia a la unificación con la República Irlandesa es mayoritaria, (hasta ahora, sólo Gales pareciera dispuesto a continuar con Inglaterra, pero de seguir el colapso político, económico y social en Inglaterra, no parece tan difícil su decisión de cambiar de opinión).

Como está ocurriendo en la mayoría de los países de Europa, las marchas en Londres en contra el deterioro de la calidad de vida en esa nación han sido masivas y constantes, y solo en  la capital del Támesis,  por ejemplo, más de 500 mil ciudadanos marcharon por el centro de la ciudad. La huelga incluye la mayoría de los sindicatos del país: en primer lugar, las enfermeras y los paramédicos, (los militares deben conducir las ambulancias), el Metro y los trenes y los buses están paralizados, (Londres ha tenido una de las marchas más concurridas en su historia); en síntesis, el derrumbe económico  podría ser comparado con el ocurrido en 2008.

El Partido Conservador ha asegurado, a raíz de tantos desaciertos,  el rechazo en las próximas elecciones generales, sin embargo, el Partido Laborista, que debería reemplazarlo, tampoco cuenta con un programa que permita superar el actual desastre de la otrora poderosa Gran Bretaña, (la  ex colonia, India,  por ejemplo, está superando, de lejos, a la antigua floreciente Inglaterra).

A la muerte de la Reina Isabel II, y su sucesión en la persona de Carlos III, mal amado por sus súbditos, la Monarquía está perdiendo el respecto y la admiración de los países de la Comunidad Británica de Naciones.

Gran Bretaña está pagando un “alto precio” por la decisión audaz y apresurada de retirarse de la Unión Europea.

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

14/02/2023

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Las opiniones vertidas en esta sección son responsabilidad del autor y no representan necesariamente el pensamiento del diario El Clarín

 



Historiador y cronista

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *