Opinión e identidades Poder y Política

Chahuán no da la cara

Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 9 segundos

Cuando el caballo Incitato fue nombrado cónsul por su amo Calígula en el senado romano, sin duda que algo no estaba bien en los cabales de uno de los emperadores con la más baja aceptación. Carácter falso, mediocre y extremadamente déspota. Fueron tiempos muy complicados especialmente para las esposas de los senadores, largos periodos de corrupción y favores.

Tampoco es verdad absoluta que todos los que llegan a ese sacrosanto lugar sean los más perfectos. Mentiras/dinero/promesas que convierten en actor político y con el sello del partido a un representante de la expresión popular lo que incluye una cuota de poder real con salario fiscal pagado por todos los ciudadanos.

Sabemos porque así lo dicen las encuestas, que el parlamento chileno es una de las instituciones peor evaluadas, la más vilipendiada y muy pocos creen en ella. Parlamentarios que llegan solo a firmar, otros que no llegan nunca, ni participan en ninguna reunión, otros que discuten largas horas en el café del congreso sobre el alto valor de que la tierra sea redonda. Los hay otros que son pocos haciendo su trabajo y bien. Casi siete años duró la batalla por las cuarenta horas, es decir los asuntos en el parlamento son de largo aliento.

En política y de manera frecuente aparecen personajes que pueden ser perfectamente encuadrados por signos y algunos más complejos que necesitan la búsqueda médica rápida.




Se comenta en los pasillos de algunas facultades de medicina que los siquiatras, no todos por supuesto, lo que intentan es solución a sus propios problemas.

Renovación Nacional nace como expresión política durante la dictadura allá por los años ochenta. Entre sus connotados fundadores estaba Onofre Jarpa destacado opositor al gobierno popular junto a Eduardo Frei. Ministro del Interior de la dictadura militar. Las fotos de la época también muestran a Jaime Guzmán líder del gremialismo chileno, algo parecido al franquismo español en los inicios de RN. Algún tiempo después Guzmán fue expulsado de RN y se lanza para formar un nuevo proyecto político que finalmente es la UDI sustentado por el gremialismo.

Levantar un proyecto/partido bajo dictadura fue extremadamente fácil y gratis. Fueron los primeros.

El dictador entregaba las bendiciones y entonces sólo había que salir a predicar la palabra enmarcada en los beneficios del modelo y sus grandes logros.  Esos sabios no leyeron nunca sobre las AFP y sus consecuencias, menos sobre las Isapres. Es que para ellos el país estaba muy bien y los chilenos extremadamente felices. Evidentemente todos unos furibundos anticomunistas, costaleros llevando el becerro del neoliberalismo en sus hombros, y pisando las exigencias de respeto a los derechos humanos.

No había oposición política.

La represión estaba a cargo de agentes del Estado, de las lumas y balas de carabineros, de las miles y miles de lacrimógenas lanzadas para todos los que pedían el fin de la dictadura. Los que llegaron después del 90 estaban viviendo el exilio. Nadie estaba frente a RN, sólo el espejo que le repetía como cantinela ya cansada que eran los más bonitos. Había sólo dos, también estaba la chiquillada de la UDI con su patrulla juvenil mientras sus bolsillos se llenaban de dinero.

En esos años Chile siempre en liquidación.

Si a los partidos políticos de la derecha se le solicitara certificado de antecedentes sus papeles están manchados. Rosauro Martínez se encuentra procesado por haber dado muerte a militantes del MIR. Ordenó quitarles la vida. No hubo como mínimo un Consejo de Guerra, o el legítimo derecho a la defensa justa.

Exigió que sencillamente había sobradas razones para sus muertes y lo hicieron a sangre fría. Rosauro Martínez fue diputado de RN y sigue siendo militante.

Pero el caso de la diputada María Luisa Cordero llegó para convertirse en el más absoluto de los odios, aquello que la dignidad de la persona no puede concebir como normal. Desprecio, mentira, negacionismo, lo más deleznable que habita en algún lugar del céfalo. Decir que la senadora Fabiola Campillai no es ciega y que puede ver, aquella afirmación es de una agresividad que en tiempos del medioevo la hubiera sin duda alguna ser amarrada a un árbol y quemada viva.

La bomba lacrimógena que llegó al rostro de la senadora fue disparada por un funcionario de carabineros. No es valiente aquel funcionario dado que existiendo abundante evidencia niega haber participado en aquel gravísimo atentado. Un oficial de carabinero cobarde.

Necesariamente hay que recordar que esta diputada llegó al parlamento con votos de un sector de la derecha en lista de RN. No existen los medios ni los mecanismos para pedir explicación a sus votantes. Casi todos los partidos en periodo de elecciones buscan rostros conocidos de la televisión sin importarles nada para instalarnos en algún distrito y convertirlos en actores de uno de los poderes del Estado.

Entonces Incitato, el caballo de Calígula, vuelve a las carreras y también a sus apuestas. Esta vez con diploma de siquiatra. Caligula no ha muerto y vive en el corazón de Chahuán/Schalper

La doctora Cordero como se le conoce, manifestó que su asesora del hogar no tenía derecho a votar porque ella era más educada. Referirse de esa manera para quien le prepara la comida es muy similar a mantener en su casa a una esclava. Es volver a los tiempos que debes ser feliz porque tu amo te da de comer.

La precariedad se hace evidente en esta absurda y clasista definición.

Extraño que un parlamentario que está instalado en uno de los poderes del Estado desconozca que frente a la Ley todos somos iguales, aunque también en esta afirmación hay mano mora. Es muy largo el listado de las desigualdades.

El Consejo General del Colegio Médico decidió expulsarla de sus filas producto de la entrega discriminada de licencias médicas. Son fondos públicos los que pagan aquellas licencias. Decir públicamente que nuestros pueblos originarios son “escoria mapuche” constituye una agresión a los que estaban desde antes de la llegada de los españoles, aquello quiere decir que nunca esta siquiatra leyó La Araucana.

Desde el congreso ha seguido lanzando insultos, agresiones verbales y mentiras. Concluyo sin tener antecedentes alguno que el partido comunista se dedicaba también al robo de madera y al tráfico de drogas.

Los diputados y senadores son el reflejo de sus partidos. Firman el libro de militantes y se comprometen con sus principios. Es cierto que deben reconocer también a sus dirigentes, pero lo que se espera que los dirigentes cuando así las necesidades lo exijan condenen de forma tajante acciones y actitudes como la de María Luisa Cordero.

Chahuán/Schalper guardan silencio, no dicen nada, esa es su costumbre, así flotan en sus crisis internas. Chahuán ha sido visto guitarra en mano por la Plaza de la Constitución tratando de enseñar cómo suena el fa. Presidente fantasma de un gobierno en las sombras pero de muy poquita valentía para condenar en su patio a la diputada Cordero.

Chahuán/Schalper no dijeron absolutamente nada cuando el funcionario Wladimir Pizarro de la oficina de Prevención del Delito y militante de RN fuera condenado a trece años de cárcel por narcotráfico. Fue tesorero de RN entre el 2017-2018.todo esto sucedió en Antofagasta cuando Piñera presidente.

Francisco Chahuán debe dar la cara, debe responder por los conceptos lanzados en contra de una senadora de la República de Chile, asunto no menor.

 

Por Por Pablo Varas

 

 

 

 

 

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Las opiniones vertidas en esta sección son responsabilidad del autor y no representan necesariamente el pensamiento del diario El Clarín

 



Escritor

Related Posts

  1. Gino Vallega says:

    Chile se jodió el 11 de S de 1973. El Ch actual es una provincia facista neoliberal de la USA-OTAN.Si hasta el progre Boric tiró la esponja y ofrece ayuda al nazi Zelenski y tal vez «retorne» algunos leopard II a Ucrania.(Ch tiene esos tanques?). Total, no importa, nosotros le entregamos al litio a los yanquis y nos mandan más tanques para la guerra con……con…?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *