Crónicas de un país anormal

Puerto Rico “Estado Asociado en sociedad”

En apariencia, Puerto Rico es un verdadero paraíso terrenal, país del cual gozan los turistas, pero para los boricuas es un infierno: este Estado Asociado ha sufrido una crisis económica durante los últimos doce años, a lo cual hay que agregar una deuda que lo ha conducido a la bancarrota, sin contar con el último huracán María que, del 16 al 30 de diciembre de 2017, aniquiló a la Isla y, para rematar, en la visita que hizo Donald Trump a ese país, les negó la ayuda y trató a sus ciudadanos de podridos de flojos.

 

Advertisement

España perdió a Puerto Rico junto con Filipinas en 1891 y, posteriormente, fue anexado a Estados Unidos, hasta hoy, en que tiene un estatus de Estado Asociado, con una Cámara de Representantes integrada por 27 miembros, cuyos curules se reparten entre tres partidos políticos: el Partido Nuevo Popular, con 21 escaños, (al cual pertenece el actual gobernador), el Partido Democrático  con 7 Representantes, y el Partido Independentista, con un Representante; también coexisten los dos Partidos nacionales, Republicanos y Demócratas.

 

El gobernador actual, Ricardo Rosselló, es un verdadero jefe de mafia, que roba a destajo, sin preocuparse de sus electores empobrecidos: Puerto Rico es el Estado más pobre de Estados Unidos, (justo después de Mississippi).

 

Advertisement

En las últimas semanas el gobernador se ha ganado el odio y rechazo de la mayoría de los ciudadanos al conocerse unos chats intercambiados con sus adeptos funcionarios en los cuales se insulta a las mujeres, incluida la alcaldesa de San Juan y, además, se trata con desprecio a los LGTBI. El gobernador se ha negado a renunciar ante las cada vez más masivas manifestaciones de repudio, que tienen paralizada la ciudad de San Juan, especialmente su casco histórico, dañando gravemente el turismo de cruceros.

 

Ante la presión popular Ricardo Rosselló sólo ha accedido a abstenerse de presentar su candidatura para su reelección,  dentro de un año y medio, un infierno que no pueden soportar los portorriqueños.

 

Advertisement

Las manifestaciones, que pasarían desapercibidas para la opinión pública internacional, han adquirido notoriedad inusitada gracias a la participación de artistas connotados, entre ellos Ricky Martin, Olga Tuñón, (famosa cantante de merengue), Bad Bonny y Don Omar (cantantes de Reggaetón), y de otros artistas más.

 

El ser socio en sociedad con Estados Unidos no ha sido un buen negocio para los boricuas que, desde que Cristóbal Colón pisó la Isla, van perdiendo su identidad convirtiendo ese paraíso en un infierno, en el cual la mayoría de los nativos han querido huir al continente lo más pronto posible. De tres millones novecientos mil habitantes que tiene la isla, ya ha emigrado un total de 800.000 personas.

 

Advertisement

De prolongarse la actual política sólo le quedaría a Puerto Rico la alternativa de convertirse en un paraíso fiscal  y en una fuente de turismo, en manos de grandes bancos, de millonarios y evasores de impuestos, y a los boricuas comunes sólo les queda como opción la huida al Continente, (claro està, con la venia de Trump, el carnicero de los inmigrantes).

 

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

23/07/2019               

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *