Opinión política

El despertar

El pueblo, aunque a nivel intuitivo (sin cursos de economía política) sabe que la opulencia es la contracara de su propia miseria. Tiene derecho a derrumbarlo todo, porque todo se ha hecho sobre sus hombros y sobre el abuso en contra de su ascendencia y descendencia.

 

Advertisement

 

La sublevación sólo es sublevación cuando arrasa sus motivos; cuando toca a quien causa su dolor.

 

A quiénes han creado esta situación de abuso insostenible, les interesa que el sistema funcione, no si estás contento o no reclamando en tu casa.

Advertisement

 

Quiénes han llevado a esta situación, se afectan cuando el modelo deja de operar como modelo de producción y acumulación despiadada del capital.

 

¡Por fin se terminaron las putas batucadas para hacer de los dramas un carnaval callejero!

Advertisement

 

La condena a la violencia del pueblo sublevado, es la hipocresía del discurso dominante para mantener la dominación, porque la violencia popular tiene un estatus incomparable con aquella que sostiene el abuso en contra de las enormes mayorías ciudadanas.

 

Quiénes lo condenan deben partir de la premisa de la violencia que ha sostenido permanentemente la opresión para mantener al pueblo en la postergación y en la miseria.

Advertisement

 

¡A refundar la Patria! El pueblo de Chile nunca ha tenido una Patria Nueva y llegó el momento de organizarse sacudiéndose de los prejuicios convenientes para el estatus quo.

 

¡¡Que se queden solos con sus gárgaras de hipocresía!!

Advertisement

 

¡¡Que las almas de Michimalonco y Lautaro toquen nuestras almas y nos dén el valor para cobrar las deudas de la historia!!

 

 

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad
Danzai Software