Opinión política

Hoy y más allá en un tiempo largo

Millones de chilenas y chilenos golpean el poder de los empresarios desfilando, organizando, reuniéndose libremente a dialogar en plazas y escuelas, luchando. Han marginado en la impotencia al gobierno fáctico y sus funcionarios políticos.

 

Advertisement

Esa fuerza social levantada debe permanecer para cambiar la demodictadura sistémica impuesta. Pasada la batalla nadie debe volver a la incomunicación individual si la tarea corta se logró o no.  

 

Frei Betto: los gobiernos progresistas no lograron fortalecer el empoderamiento popular mediante la valorización de los movimientos sociales.

 

Advertisement

La red ya formada de jóvenes tiene que continuar, independiente, libre, constructiva, crítica, activa. Autoconvocada permanente. 

 

La tarea que están cumpliendo hoy es por pensiones, sueldos, educación, salud…

 

Advertisement

 

Pero mañana será el otro presente que demandará la constancia de años: calentamiento global, armas nucleares, destrucción diaria de la naturaleza, productivismo consumismo, inequidad estructural, agotamiento de recursos, inteligencia artificial… la dominación global semioculta.

 

 

Advertisement

Un puñado de supercorporaciones tiene más poder en nuestras vidas que la mayoría de los países del mundo, según un reciente estudio publicado por un grupo internacional de científicos. Su poder económico es capaz de poner a su servicio la política, la ciencia, e incluso el medio ambiente.

 

La era de los Estados soberanos está quedando en el pasado. En un nuevo estudio, un equipo internacional de investigadores sugiere que, aunque no lo sintamos en nuestro día a día, un grupo de élite de corporaciones transnacionales ejerce una influencia descomunal sobre el planeta y sus habitantes. Sputnik

 

Advertisement

 

Henry Kissinger. “Controla los alimentos y controlarás a la gente; controla el petróleo y controlarás las naciones, controla el dinero y controlarás el mundo”. Citado por Marcos Roitman Rosenmann.

 

 

Advertisement

Los movimientos sociales deben quedarse, son la garantía.

 

 

Mientras no haya movimientos y partidos civilizatorios todos ellos, como las masas ciudadanas, son conservadores.

Advertisement

 

 

Contacto romulo.pardo@gmail.com

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software