Crónicas de un país anormal

¿Qué pasaría si los plutócratas perdieran el miedo?

Durante este año, dos miembros de la familia Pérez han ocupado algunos de los titulares y los resúmenes de Prensa: el ridículo guatón, dueño de GASCO, Matías Pérez Cruz quien creyéndose dueño de la playa colindante con “el jardín del edén” de su propiedad, en el Lago Ranco, expulsó a dos mujeres que apaciblemente descansaban en la playa con su vozarrón de prepotente macho, bien alimentado a juzgar por su voluminoso abdomen que exhibía sin pudor y las conminaba prepotentemente a abandonar su fundo con frases como “se me van, se me van”…

 

Otro de los Pérez y gerente del Metro, Clemente Pérez, quien en una entrevista concedida a los medios de comunicación el viernes 18-0, exhortaba a los cabros de dejar la evasión, pues nadie los seguía y que, por el contrario, comenzaban a ganarse la antipatía “de los adultos mayores”. “Cabros esto no va aprender”

Advertisement

 

A esta visión de que Chile es su propiedad privada hay que agregar el caceroleo, que tuvo lugar en la Rotonda Atenas, en que “rotos metidos a gentes se negaban a convivir con otros rotos”, reclutados por el alcalde, Joaquín Lavín, (dejo de lado muchos otros episodios de este año en los cuales se demostraba que los plutócratas temen la invasión por parte de los pobres).

 

Durante estas manifestaciones volvió a aflorar el sentido clasista de nuestra plutocracia reinante cuando unos viejos carcamales y ancianas encopetadas trataron de expulsar a los pobladores, habitantes marginales del mismo barrio, del Mall de la Dehesa, gritándoles “rotos de mierda, vuelvan a su población…”

Advertisement

 

Sebastián Piñera no es más que el producto del ethos de la plutocracia chilena que, como lo decía el escritor Luis Orrego Luco: “todos han vueltos sus ojos al dios dinero y han desdeñado las demás virtudes…” (Cit. por Luis Barros y Ximena Vergara, pág. 75), así, el dinero se ha transformado en la clave del poder. Más abajo, Orrego distingue a un Presidente, (seguramente Juan Luis Sanfuentes), a quien lo único que le preocupaba era rueda de la Bolsa de Comercio, y a otro que decía “… menos afortunado si se hubiera casado con una mujer rica, de seguro, habría sido presidente de la república.

 

La famosa feminista Inés Larraín, (“Iris”), criticaba a su clase diciendo que: “El poder no sea el privilegio de cuatro magnates, porque tienen extensos fundos o porque han hecho pingües negociados a la sombra del gobierno”; Orrego Luco pone en boca de otro personaje que “se había acostumbrado a que todo se incline ante su parecer, convenido como está de que el dinero siempre acaba por tener razón…” (op. cit:76).

Advertisement

 

Joaquín Edwards Bello, en 1942, pintaba el mito político de la siguiente manera: “En las calles alguien nos ataca y nos dice con voz cautelosa de conciliador: ´ahora tenemos el hombre´. Otro dice: ´basta estar cerca de él para sentir la atracción del genio. ´Se parece a Napoleón´, añade un lector de El Peneca.”

 

“Los partidarios acérrimos echan a correr bolas fenomenales. Unos dicen a otro al oído: se trata de tú con Mussolini. ´He visto una carta de Churchill en que le pide su opinión´. ´Roosevelt lo quiere contratar´”. (Edwards Bello, Mitópolis:28).

Advertisement

 

El Presidente actual y su señora no son más que productos de la plutocracia, y Sebastián es el líder, protector y salvador de los millonarios de Chile, además de involucrado en sus hábiles tretas para engañar al fisco, y si no es dueño, se considera uno de los principales accionistas de las empresas cotizadas en el IPSA.

 

Pedirle al Presidente que, producto del miedo, arriesgue la rentabilidad obtenida durante el año y acumulada del año anterior, es “pedir peras al olmo”. Los plutócratas nunca han gobernado para el país, sino para sus propios intereses, pues Chile es “su hacienda”, desde Pedro de Valdivia hasta hoy.

Advertisement

 

El Presidente Piñera, fue víctima – al igual que Jorge Alessandri – de lo que Edwards Bello llamaba “el mito político”: sus partidarios le atribuían poderes mágicos en economía y manejo de la hacienda pública, y estaban convencidos de que iba a poner a Chile a la vanguardia de los países de América Latina, (Dicen que Piñera se tutea con Trump y Macron, ¿será que se les parece o bien, seguirá su destino? < el primero con juicio político y, el segundo, con la huelga más prolongada en la historia de Francia>). Así como los plutócratas inventan ídolos, cuando estos fracasan los envían al basurero de la historia.

 

Hoy, los magnates dueños de Chile permanecen callados de puro miedo, (ellos mismos inventan que los comunistas se comen a las guaguas y van a ser otro tanto con ellos, de carnes curtidas y de arrugas en las arrugas), pero no es primera vez, pues ya habían pasado por este trance en 1970 con la elección del Presidente Salvador Allende, y muchos de ellos huyeron despavoridos a Mendoza y a otras ciudades del Continente, y cuando los militares los salvaron, se transformaron en hienas vengándose de quienes habían ocasionado sus miedos. Los militares no fueron más que el instrumento del odio cerril de los derechistas vengativos.

Advertisement

 

Siempre hay que tener cuidado del odio y venganza de los ricos hacia los pobres, y hoy, como antes, en el golpe militar de 1973, esperan el momento adecuado para hincar sus fauces en el cuerpo de los manifestantes, que han osado rebelarse contra los poderosos y, además, poner en cuestión su orden precario.

 

El abandono de la UDI de Chile Vamos es un inteligente paso táctico, pues es evidente que Piñera y su gabinete carecen de todo poder, y el único camino, en consecuencia, es agrupar a la ultraderecha, es decir, quienes admiran a Pinochet, y si pudieran, aplaudirían otro golpe militar.

Advertisement

 

La lógica de todo estallido consiste en la desaparición del centro político, y ya no caben medias tintas; o se es facho rojo o facho pardo. El fascismo no es otra que la violencia de los ricos, aplicada contra los pobres, (Mussolini no se explica sin la ocupación de fábricas en Torino, ni Hitler, sin la tesis de Stalin, por la cual después del nazismo, vendrá el comunismo; los enemigos principales eran los social-traidores y no los nazis).

 

Muchas de las llamadas funas que se están realizando en el Chile de hoy son prueba de lo dicho anteriormente: la llevada a cabo, por ejemplo, contra la ex candidata presidencial, Beatriz Sánchez y contra el diputado Gabriel Boric, con autoría de cabezas calientes de la ultraizquierda y de pseudo-anarquistas.

Advertisement

 

La historia ha probado que los plutócratas, cuando tienen miedo recurren al odio y a la esperanza de una pronta venganza.

 

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

Advertisement

 

 

 

28/12/2019

Advertisement

Bibliografía

Luis Barros y Ximena Vergara, El modo de ser aristocrático, Aconcagua.

Joaquín Edwards Bello, Mitópolis, Nascimento, Santiago, 1973

Jean Delumeau, El miedo en occidente, Taurus, México, 2005      

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Hector Felipe Ortega Verbal says:

    Rafael Luis Gumucio , deseo hacerle una consulta; con ese decreto que Piñera señala que el 26 de abril sera el Plebiscito con dos preguntas, vamos a suponer que la gran mayoria que compone la manifestacion se abstiene de votar porque no quiere nada con el gobierno ni el parlamento,y votan los que usted señala ,que significa eso ? que nuevamente se burlan de la ciudadania y hacen una Constitucion a su antojo o dejan la del 80 ?
    Que propone usted Gumicio ?

  2. Don Rafael A(u)gustin: ¿Qué pretende usted con su “ensayo social actual”? Usted está clarito cuando escribe esto y después lo comento: ” El fascismo no es otra que la violencia de los ricos, aplicada contra los pobres, (Mussolini no se explica sin la ocupación de fábricas en Torino, ni Hitler, sin la tesis de Stalin, por la cual después del nazismo, vendrá el comunismo; los enemigos principales eran los social-traidores y no los nazis).
    Muchas de las llamadas funas que se están realizando en el Chile de hoy son prueba de lo dicho anteriormente: la llevada a cabo, por ejemplo, contra la ex candidata presidencial, Beatriz Sánchez y contra el diputado Gabriel Boric, con autoría de cabezas calientes de la ultraizquierda y de pseudo-anarquistas.” —–Partamos: en la Sociedad Nazi y la Sociedad fascista, por supuesto que los enemigos no podían ser los Nazis y los fascistas, sino los que estaban en contra de estas sociedades— Por la cres ta, ¿cómo en sociedades nazis y fascistas, los enemigos van a ser los nazis y fascistas? —Su forma de pensar, don Rafael, se fué al tacho. Ahora, en cuanto a las funas que estas dos personas recibieron por parte de algunas personas y que usted bien livianamente y sin sopesar lo que está pasando en Chile y lo que esto ha ocasionado en la forma de pensar de muchos, muchos chilenos, usted los califica de “cabezas calientes de la ultraizquierda y “seudo” anarquistas, esto es un insulto de su parte a todos, yo diría a la mayoría de los chilenos que han participado en este estallido social y que si usted se ha dado cuenta, no tiene una ideología ni representación politica de ningún partido. La mayoría de los chilenos, mi opinion, considera que todos los partidos politicos han traicionado a Chile y por consiguiente a la mayoría de los chilenos, y cuando ven que ciertos partidos que se dicen de izquierda pactan con el acual gobierno que es la represenación exacta de todo lo que los chilenos han sufrido por 30 años, bueno, ¿donde está lo extraordinario que estas dos personas hayan sido funadas, si estas personas representan la traición a su representación politica y a lo que los chilenos exigen con este estallido social? Yo no soy un cabeza caliente de la ultraizquierda ni un seudo anarquista, pero estoy en total acuerdo con la funa y ojalá usted lea esta humilde opinion y baje de su pedestal de sabio socio politico y me responda aunque sea con “andate a la chu cha’, pero que por lo menos reconozca que sus ideas,las suyas, tambien puedan ser aclaradas por la plebe que no ha adquirido sus vastos conocimientos. —-PS, le apuesto lo que quiera, que la mayoría de los chilenos que protestan no tienen idea de lo que usted llama “seudo anarquistas”.

  3. Hector Felipe Ortega Verbal : la realidad politica de nuestro Chile actual nos puede dar esa respuesta que usted pide de don Rafael, ya que don Rafael sutilmente la dió a entender al final de su sabia columna, la de don Rafael, donde critica a los que funan a los dos politicos de la seuda izquierda y se atreve a insultar a esos chilenos que protagonizaron la funa. En cuanto a eso de que si la mayoría de los chilenos se abtiene del referendum para elegir la “Convención Constituyente”–( Con este nombre que le dieron todos los partidos politicos, derechistas e izquierdistas, a excepción del PC, ya el pueblo esta perdiendo su lucha, ya que el pueblo exige una Asamblea Constituyente)*–nuevamente el Statu Quo se va a burlar de los chilenos para hacer una constitución a su antojo, yo le aseguro a usted que si los chilenos bajan la guardia y no están atentos con sus exigencies, con o sin abtención, los politicos, en general, van a volver a burlarse de la mayoría de los chilenos y lamentablemente todos los sacrificios, muertes, torturas, pérdida de ojos, etc, habrán sido en vano. * Asamblea Constituyente es diferente de una “Convención Constituyente. En la primera, la mayoría del pueblo elige directamente a los representantes que van a redactar una nueva Constitución, mientras que una Convención Constituyente esta formada de politicos ya elegidos, designados por el gobierno presente,o por senadores y diputados de los diferentes partidos politicos, más los elegidos por el pueblo para redactar la nueva Constitución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad
Danzai Software