Política

Operación Cóndor: Este 3 de abril cumplen 44 años detenidos desaparecidos

En la década de los años setenta, una banda de criminales se instaló del Cono Sur de América Latina, se denominó Operación o Plan Cóndor, instrumento creado por las dictaduras latinoamericanas. Fue una coordinación para perseguir a la izquierda. Compartirían información para vigilar, perseguir y hacer desaparecer a los resistentes a las tiranías en prisiones clandestinas y en centros de torturas. La Operación Cóndor fue un pacto criminal de exterminio de las dictaduras cívico militares de Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

 

Las dictaduras, que impulsaron el terrorismo de Estado, fueron cayendo progresivamente hasta 1990, cuando Pinochet abandonó parte del poder. A partir de ese momento, se abrió la oportunidad de investigar y enjuiciar a los responsables de los crímenes cometidos, en el marco de la Operación Cóndor. Muchas de las investigaciones están en curso y Argentina es el país más activo en la persecución de los genocidas.

 

Advertisement

En Argentina, en el juicio oral por delitos de lesa humanidad y de asociación ilícita trasnacional, para el secuestro y asesinato de militantes de Izquierda, fueron juzgados y condenados quince ex generales y coroneles argentinos y un uruguayo, culpables de genocidio. Otros, incluyendo el ex dictador Rafael Videla, fallecieron en prisiones comunes. Este juicio, incluyó a los tres chilenos, apresados en Mendoza.

 

El 3 de abril se cumplen 44 años, del secuestro en Mendoza de Juan Hernández Zaspe, presidente de la Federación de Estudiantes Industriales y Técnicos de Chile (FEITECh) y dirigente PS, Luis Muñoz Velásquez, ex presidente del Centro de Alumnos del Liceo Consolidada de Puente Alto en 1968, candidato a regidor y dirigente del PS de San Bernardo y –Manuel Tamayo Martínez– ex dirigente estudiantil, alumno de sociología e ingeniería de la Universidad de Concepción, militaba en el PS. Ellos trabajaron por un proyecto político social transformador, en la reorganización clandestina del socialismo y jamás renegaron de sus convicciones ideológicas.

 

Advertisement

La DINA y la policía Federal de Argentina los secuestraron en Av. Belgrano, Mendoza, según los testigos presenciales José Cerda, Alex Muñoz y Cecilia Muñoz. Los represores los llevaron al regimiento Maipo de Mendoza para dar comienzo a largo camino de innombrables penurias. En la noche los trasladaron a Chile por el paso fronterizo Los Libertadores y los entregaron al campo de torturas Cuatro Álamos. En la mañana siguiente fueron trasladados a Villa Grimaldi, hasta fines de abril de 1976; el ex prisionero Juan Feres fue testigo de ello.

Fotos de Juan Hernández, Luis Muñoz, Manuel Tamayo y familiares y compañeros en Villa Grimaldi

 

Después de 20 años de querellas, el Ministro en Visita para causas de violaciones a los Derechos Humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, condenó a veinte secuestradores y homicidas de la DINA, por siete casos de secuestros y cinco de homicidios calificados por la causa Operación Cóndor. Entre ellos, a los generales Cristoph George Willeke Floel y Raúl Eduardo Iturriaga Neumann (presos en Punta Peuco) y al Coronel Carlos José Leonardo López Tapia (fallecido).

Después de las condenas, los criminales apelaron al Tribunal Constitucional, que paralizó el juicio por dos años. Actualmente una Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago verá la causa; este año y los familiares pueden asistir, a no ser, que las medidas del Coronavirus lo impidan.

Advertisement

 

El viernes 3 de abril se realizará una velatón desde las 19:30 hasta las 20:00 horas en el frontis del “Memorial por la Justicia y la Dignidad”, (calle Balmaceda con Irarrázaval de Puente Alto). Solo participarán personas sin dolencias crónicas de salud y estarán a más de un metro de distancia, con mascarillas y guantes.

 

El Pueblo Unido Jamás Será Vencido” es la consigna que ha recorrido el mundo entero y que sintetiza el compromiso de no olvidar nunca a los que cayeron en las manos del terrorismo de Estado luchando por un país democrático. En esa memoria está el esfuerzo y el sacrificio de estos jóvenes, que resistieron a la dictadura desde sus inicios en condiciones totalmente desiguales.

Advertisement

 

Juan Luis y Manuel dedicaron y ofrendaron sus vidas a la transformación social y por eso fueron perseguidos. Son herederos de Salvador Allende y merecen nuestro homenaje y respeto. Mientras sigan en nuestra memoria, serán parte de nuestra historia.

 

RICARDO KLAPP SANTA CRUZ

Advertisement

 

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. hugo randier says:

    Qué “emocional” articulillo de este caballero Andante de tiempos de coronavirus
    El ha perdido el rumbo y se erige en ciudadano ejemplar con apellido extranjero
    y mucha labia de resecado epilogista formal y algo cantinflero también.
    Mis amigos, Arsenio Poupin Oissel, Enrique Paris Roa y otros desconocidos
    caballeros fueron asesinados. Y este que habla, exilado y sin desear volver..
    N ada más….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software