Portada

Diputados sois unos indignos

Los que entregaron el parlamento a la derecha no tienen derecho a pedir nada.

La historia de la derecha en Chile en los últimos cincuenta años ha sido siempre agresiva y criminal. Este país tiene en su memoria una incontable lista de muertos caídos en sus calles por pedir condiciones de vida más dignas y hasta hace no muchos años las pancartas eran de pan, trabajo y libertad.

Se debe recordar que ha sido siempre la izquierda, estando aún en precaria representación en el parlamento, la que ha impulsado leyes para favorecer a los más pobres, para mejorar la educación, para superar los altos niveles de analfabetismo en los años pasados donde justamente la derecha era la que menos interés colocaba en ese derecho indispensable.

Tenía razón Quelentaro con eso de la libreta verde y esperando, sencillamente porque este país era de esa manera y Allende colocaba la bandera de la dignidad de todos.

Advertisement

Siempre ha sido la izquierda.

Se destaca que fue un gobierno de izquierda en un país pequeño que nacionalizó su principal recurso natural enfrentando al líder en esos años de la guerra fría. Las consecuencias de aquella notable acción significaron largos años de dictadura con las amargas historias de miles de víctimas. La derecha estaba en ese lado, fueron ellos las manos del gato. La derecha chilena colocó su firma en el bombardeo a La Moneda, PN/PDC/PATRIA Y LIBERTAD.

Tener a la derecha en ese lado de la mesa es justamente lo de siempre, son los adversarios, el negacionismo, el que paga salarios de hambre, el que paga a parlamentarios para que hagan las leyes que a ellos les favorecen, los que financia un modelo de democracia para sus propios intereses. La derecha encontró a muy bajo precio diputados/senadores/subsecretarios y los compró a todos.

Los pobres, los sencillos, los sin monedas, los del pan diario están abandonados, siempre han estado abandonados cuando ellos son justamente los que pueden hacer avanzar las ruedas de la historia. Ninguna ingerencia tiene en el actual periodo la CUT,  y la derecha patronal salvándose dejando a miles de trabajadores en la calle justamente sin haber ninguna respuesta de los que sostienen ser representantes de los trabajadores.

Advertisement

Para la derecha Chile es su propiedad. Aquel 1% tiene sus barrios, sus bancos, sus colegios y sus iglesias, así indudablemente este es el paraíso. Sus diarios y sus medios de comunicación para influir en las conciencias de los chilenos.

En los tiempos actuales Piñera no es el presidente, es sencillamente un error, una pausa no querida, un suspiro mal dado, una foto mala, un  mitómano con plata. No es presidente porque sencillamente con un 6% no es interlocutor válido. De cien chilenos noventa y dos NO lo quieren.

Extraño resulta que en el periodo más precario de la derecha, cuando una epidemia azota el mundo, la izquierda abandone su papel de representar a los más sencillos. En su gran mayoría los parlamentarios de la izquierda fueron electos entre los esperanzados. Diputados y senadores de los que se definen de izquierda son electos desde las zonas más sencillas, desde las poblaciones salen los votos para que lleguen al congreso.

 

Advertisement

INACEPTABLE

Aquí ya no bastan las explicaciones para justificar la vergüenza que significa haber entregado la presidencia de la Cámara de Diputados a la derecha. Sencillamente se han dado el lujo de pasarse por buena parte la generosidad de quienes confiaron en aquellos. No logran entender que la derecha es nuestro enemigo y con toda criminalidad incluida.

Desde 1990 que se pide una nueva constitución para poder sostener un país más democrático y justamente al sector que reivindica ese artilugio guzmaniano le regalan la testera de la Cámara de Diputados. Sencillamente inaceptable.

Chile pasando un periodo difícil especialmente para la clase trabajadora y todos mirando los dineros fiscales para salvarse. Olvida el empresariado sus épocas de vacas gordas cuando acumula riquezas y ahora quieren socializar sus pérdidas. Nadie intenta mirar los fondos de las fuerzas armadas, esos millones y millones de dólares tan mal gastados, dineros que son una raya en el mar que financian la inutilidad misma en los tiempos actuales y que impiden el desarrollo del país.

Advertisement

No hay explicación para que sea la derecha la que en el peor momento del país se le regale el Congreso. Ningún diputado marchó al cementerio con uno de los asesinados durante las protestas, ninguno visitó a los presos políticos. No están en las horas duras pero sí se colocan a la fila para condenar la violencia sin alcanzar a conocer el origen de la misma.

No son horas de pausa, se avecinan tiempos donde sin duda estemos lo más cercanos al nuevo Chile que siempre hemos reclamado. Apruebo debe ser la mejor lección a colocar frente a la esmirriada clase política que no sabe colocarse de pie.

La pandemia pasará y se volverá a terminar lo iniciado, sin duda con más hambre pero quedando la certeza de que las batallas a dar serán siempre desde la calle y donde no hay espacio para los que regalan pertenencias de las amplias mayorías.

Hasta ver caer a Piñera….

Advertisement

 

Por Pablo Varas

 

 

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. uier negociación con ellos says:

    La DC ha sido siempre “derecha blanda” y cualquier acuerdo con ella tiene olor a desastre.Se dice que la DC tenía planes con RN y ambos ,en su cochina colusión , “recularon”.Por otro lado ,la izquierda (algunos pequeños grupos FA) no existe y la oposición a Piñera es sólo virtual , porque hay “sucio dinero” que traba el andar de la rueda de apoyo al pueblo.Aún no sé quienes votaron por la derecha para eliminar a la diputada PC , tal vez alguna vez se sepa.Inaceptable? ciertamente !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *