Mundo

Covid-19, desconfinamiento con múltiples rebrotes en España

Perturbador, es la palabra que cuidadosamente eligió el Presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, para reaccionar al conocerse desde la justicia Suiza, de los delitos fiscales contra el pueblo español de su Rey Emérito, por mandato divino, Don Juan Carlos de Borbón. Cifras multimillonarias que él regalaba a sus ex amantes para ser escondidas en fundaciones y paraísos fiscales cuando su pueblo pasaba penurias por los efectos de la crisis financiera de 2008-2009. Hoy, que se conoce la noticia en toda su escandalosa magnitud, su pueblo vuelve a pasar penurias porque los recortes en los servicios públicos con que se palió esa crisis, ahora, en momentos de pandemia, vuelven a pasar factura. Pero el Rey, amaba más a sus amantes que a su propio pueblo. La Justicia Española no podrá seguir escamoteando el problema y la Casa Real tampoco. Los recursos nos hacen mucha falta y no podremos perdonar.

 

Múltiples rebrotes en toda España. Municipios o comarcas (conjunto de municipios) nuevamente aisladas con confinamiento perimetral, no así domiciliario. Aumenta el número de contagios y de fallecidos. En los últimos 10 días hemos pasado de ningún fallecido a una suma de 41 fallecidos. Con la llegada de la Nueva Normalidad, la coordinación central del Ministerio de Sanidad se ha desactivado. Las estadísticas resultan cada vez más complejas de entender. Se dijo que teníamos que aprender a convivir con el virus y que las Comunidades Autonómicas estaban preparadas para detectar nuevos contagios, rastrear sus contactos, y curar a los sintomáticos antes de que se agudizaran. No ha sido así. Ya se ha tenido que recurrir a un hospital de campaña en una localidad catalana, y el rastreo mayormente se había puesto en manos de una Atención Primaria diezmada y agotada. El personal sanitario muy merecidamente se encontraba en buena parte gozando de vacaciones, reponiendo energías para los rebrotes que se esperaban para el Otoño. Ha habido que recurrir a personal voluntario y habrá que comenzar a trasladar enfermos desde las localidades mas pequeñas a las mejor dotadas.

 

Advertisement

¿Qué hacemos mal? El supuesto ejemplar comportamiento de los españoles no ha sido tal. Una de las explicaciones para esta situación se centra en las celebraciones públicas de San Juan que estaban prohibidas. Cuando pasen los días necesarios conoceremos de los coletazos de los San Fermines cuyas celebraciones también estaban prohibidas. Las mascarillas que son de uso obligatorio o no se usan generalizadamente, o se usan alojadas en la barbilla o colgando del brazo. También pudiera servir de explicación el hecho de que hemos abierto nuestras playas demasiado pronto al turismo tanto nacional como extranjero. O que estábamos demasiado preocupados por la economía para cuidar debidamente a la salud pública. El Ministerio de Salud se mantiene observando con preocupación y se ha dicho que no se descarta dar marcha atrás, y volver a los confinamientos y demás limitaciones a la libertad.

 

Preocupa el hecho de que el 12 de Julio se han convocado elecciones autonómicas en dos Comunidades donde hay brotes, y hasta el momento se piensa limitar el confinamiento a solo cinco días para facilitar el proceso electoral. Como el período de desarrollo de la enfermedad es de aproximadamente 14 días, se estaría corriendo un riesgo adicional. Surgen cuestionamientos éticos en caso de que se impidiera a los infectados ejercer su derecho al voto o si se penalizara a los vocales de mesa que no se atreven a concurrir a constituir las mesas. Varios alcaldes solicitan el aplazamiento de las elecciones, pero las fechas han sido elegidas con precisión por los actuales titulares porque suponen que maximiza sus opciones a la re-elección.

 

Advertisement

Por otra parte, España ha completado las tres rondas de su estudio de seroprevalencia. Este Estudio entrega datos solo sobre la exposición previa al virus y en ningún caso sobre inmunidad ya que no mide anticuerpos neutralizadores. Se trata de una foto fija de la situación en un momento dado, que es muy útil para diseñar las medidas sanitarias inmediatas. Cuando se disponga de una vacuna, los estudios de seroprevalencia  podrán entregar información sobre el alcance y la duración de la inmunidad de grupo obtenida con dichas vacunas. El Dr. Anthony Fauci, principal epidemiólogo estadounidense y asesor de la Casa Blanca, ya ha advertido que la  protección ofrecida por las vacunas aun en desarrollo, podría ser efímera por lo que se requerirían segundas dosis para prolongar sus efectos. Igualmente reiteró que no se sabe cuanto tiempo dura la inmunidad que proporcionan los anticuerpos.

 

Se piensa, nos dice The Lancet, tras analizar 19 estudios de prevalencia en distintas partes del mundo, que la inmunidad posterior a la infección sería incompleta y temporal. No se sabe si algunos pacientes no detectados por el estudio, estarían protegidos por otras funciones inmunes, como la inmunidad celular, lo que deformaría la verdadera magnitud de la exposición al virus. Ante tal conjunto de incógnitas, al levantarse las medidas de precaución, la circulación del virus pudiera volver a su anterior dimensión epidémica en una segunda oleada.

 

Advertisement

En España, desde que se entregaron los primeros datos preliminares hace diez semanas, el nivel de prevalencia estimada de anticuerpos IgG frente a SARS-CoV-2 se ha mantenido estable en un 5,2%. Esto no solo significa que seguimos lejos de haber adquirido inmunidad de grupo sino que además, el severo confinamiento recién pasado era justificado. La prevalencia es similar en hombre y mujeres y menor en bebés y niños, con moderadas diferencias entre los grupos de otras edades. Persiste una marcada variabilidad geográfica, siendo Madrid y sus alrededores el área de mayor prevalencia y menor en las áreas costeras. Los resultados de este Estudio resaltan la necesidad de mantener medidas de salud pública para evitar una nueva oleada epidémica. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Center for Disease Control (CDC) advierten que la pandemia aun está lejos de poder controlarse.

 

Entre la Primera y Segunda Ronda del Estudio, el porcentaje de seroconversión fue del 0,9% y de 0,7% entre la Ronda 2 y la Ronda 3. Aproximadamente ⅓ de los seropositivos eran asintomáticos. Entre un 2,5% y un 2,8% de los participantes que no refieren síntomas, presentaron anticuerpos IgG. También se ha observado una seronegativización (anticuerpos IgG no detectables en personas que eran seropositivas en la ronda anterior) de un 7,1% entre las Rondas 1 y 2 y de un 14,4% entre las rondas 1 y 3. La seronegativización fue más frecuente en personas asintomáticas que en personas sintomáticas.

 

Advertisement

En relación con los antecedentes de contacto con un caso confirmado de COVID-19, los convivientes presentan prevalencias entre un 27% y un 31%. En personas que refieren haber tenido contacto con un caso confirmado íntimo (familiar o amigo fuera del hogar), la seroprevalencia oscila entre el 10% y el 15% en las distintas rondas.

 

El público medio, desde fuera de la comunidad científica se hace preguntas. ¿Como se explica que se mantenga la misma seroprevalencia a nivel nacional si hemos tenido un total de 300 mil casos confirmados, 6408 casos por millón de habitantes?  ¿La existencia comprobada de la seronegativización significa que los seropositivos pierden la inmunidad? ¿Pierden también su capacidad de contagio? En España se dan innumerables casos de personas que creen que su supuesta inmunidad adquirida es indefinida y que en consecuencia se auto-otorgan licencia para correr riesgos y poner en peligro a los demás. Una aclaración a estas dudas, si fuera posible, evitaría contagios adicionales por esta causa.

 

Advertisement

La OMS sigue siendo castigada por Donald Trump por emitir recomendaciones que son contrarias a sus creencias o a sus conveniencias. La Directora Regional de la OMS para las Américas, La Oficina Panamericana de la Salud (PAHO), la región mas afectada por el COVID 19, ha informado que debido al impago de las contribuciones de los países miembro, la institución se enfrenta a la insolvencia financiera. Está recurriendo a sus fondos de reserva que se agotarán en Septiembre de este año e incluso se verá enfrentada a acciones inéditas como solicitar créditos y despedir personal clave. En EE.UU. donde todos los días se alcanzan nuevos récords de infecciones diarias y de extensión territorial de los contagios, la epidemia aun no llega a su cúspide. La Subdirectora del CDC, Anne Schuchat ha afirmado que el virus se propaga demasiado rápido como para que EE.UU. pueda controlarlo. El Senador Demócrata Robert Menendez por Nueva Jersey ha reaccionado diciendo: “Abandonar a la OMS no va a proteger ni las vidas ni los intereses estadounidenses, mas bien nos deja enfermos y solos.”

 

La OMS es necesaria en el mundo entero, no solo para preparase a enfrentar estallidos de enfermedades infecciones peligrosas, sino que también para impulsar las campañas mundiales de vacunación como el programa de erradicación de la polio, para combatir la propagación de bacterias resistentes a los antibióticos, para emprender ensayos clínicos esenciales al desarrollo de nuevas vacunas, incluido contra el COVID, etc. Mas que desfinanciarla, merece recibir todo el apoyo disponible. Es lo que han hecho mas de 200 científicos que le han entregado resultados de investigaciones recientes respecto a la transmisión aérea del COVID 19, para que se reconsideren las recomendaciones que se han hecho hasta la fecha. Se trata de evidencia del potencial de transmisión aérea por micro-gotas respiratorias que se mantienen flotando en el aire a distancias de varios metros y durante un tiempo considerable, porque no caen por su peso, como si lo hacen las gotas de mayor tamaño.

 

Advertisement

Por su parte, la OMS ha reaccionado diciendo que aun no hay evidencia definitiva que indique que el virus se está transmitiendo ampliamente por vía aérea, aunque no se pueda descartarlo, por lo que se continúa investigando. En caso de que se comprobara que la transmisión aérea fuera un factor fundamental en la transmisión del virus, esto implicaría múltiples cambios en la política preventiva. Recordaremos que hasta la fecha, las recomendaciones de la OMS y otros organismos nacionales e internacionales se han centrado en el lavado de manos, en la distancia social de 1 – 2 m y en las mascarillas. Los científicos estiman que estas medidas son insuficientes frente a la transmisión aérea, especialmente en ambientes cerrados, congestionados o con ventilación insuficiente. Se recomienda, en consecuencia tomar simultáneamente medidas para prevenir ambas formas de contagio. Las medidas adicionales serían fundamentalmente relativas a la buena ventilación evitando re-circular el aire, controlar la calidad del aire y evitar aglomeraciones. Las mascarillas pueden resultar ser aun mas importantes de lo anteriormente pensado.

En España donde la cultura de ir de bares se ha elevado a la categoría de derecho fundamental, hacen falta fórmulas para resolver el riesgo que implica el bajarse la mascarilla prolongadamente al comer y beber en grupos. También sería interesante que la población dispusiera de mascarillas que no solo protegieran al prójimo, como hasta ahora, sino que también protegieran al usuario tanto frente a las gotitas emitidas directamente por los irresponsables de las inmediaciones, como frente a las micro-gotas existentes en suspensión.

 

Esta pandemia no tiene precedentes. Todos los días vamos aprendiendo de su desarrollo. Todos los días surgen nuevas interrogantes. Todos los días surgen nuevas y dolorosas evidencias (Chile, aquel país exhibido como exitoso, mas que duplica el nímero de contagios por millón de habitantes que tiene España, y casi duplica su número de muertes por millón de habitantes, por ejemplo). Lo que si podemos asegurar es que para enfrentarla se requiere de sistemas de salud globales, nacionales y locales bien dotados, preparados y con personal con buenas condiciones laborales. Lo otro de lo que estamos seguros, es que tal como nos lo recordó apasionadamente Philip Alston, el Relator Especial de Naciones Unidas para la Pobreza Extrema, “Aun antes del COVID-19, en el mundo hemos despilfarrado una década en la lucha en contra de la pobreza con un triunfalismo inapropiado, bloqueando precisamente aquellas reformas que habrían prevenido los peores impactos de la pandemia”.

Advertisement

 

Por Ximena de la Barra, en Madrid

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software