Mundo

Bachelet: En Siria las violaciones y los abusos abundan en las zonas bajo los grupos armados afiliados a Turquía

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, alertó hoy sobre la situación de los derechos humanos en partes del norte, noroeste y noreste de Siria bajo el control de las fuerzas turcas y de los grupos armados afiliados a Turquía, zona de violencia y criminalidad generalizada.

Si bien las violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario contra civiles continúan en Siria, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU ha observado un patrón alarmante en los últimos meses de violaciones graves en estas áreas, incluso en Afrin, Ras al-Ain y Tel Abyad, donde aumentaron los asesinatos. Allí se han documentado secuestros, traslados ilegales de personas, confiscaciones de tierras y propiedades y desalojos forzosos.

Entre las víctimas se incluyen personas que se perciben como aliadas con partidos opositores o críticas con las acciones de los grupos armados afiliados a Turquía. También incluyen a personas consideradas lo suficientemente ricas como para pagar las demandas de rescate. Además, el aumento de las luchas internas entre los diversos grupos armados afiliados a Turquía por el reparto del poder, con escasa consideración por la seguridad de la población local, sigue causando víctimas civiles y dañando la infraestructura civil.

Desde el 1 de enero al 14 de septiembre de 2020, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU verificó la muerte de al menos 116 civiles como resultado de artefactos explosivos improvisados ​​(IEDS) utilizados por perpetradores no identificados y restos explosivos de guerra (REG). Entre los muertos había 15 mujeres, 20 niños y dos niñas. Unos 463 civiles resultaron heridos.

Advertisement

Los grupos armados afiliados a Turquía también se han apoderado y saqueado casas, tierras y otras propiedades privadas y comerciales de personas sin ninguna necesidad militar aparente y han ocupado a muchas de ellas con sus propias familias.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU también documentó el secuestro y desaparición de civiles, incluidas mujeres y niños, entre otras graves violaciones de derechos humanos. Se desconoce la suerte corrida por algunos de estos detenidos y secuestrados.

“Recuerdo a todas las partes en el conflicto de Siria que la protección de la vida civil sigue siendo primordial en todas las circunstancias. El flagrante desprecio por la seguridad de los civiles va en contra del derecho de los derechos humanos y las obligaciones del derecho internacional humanitario que todas las partes, incluidos los grupos armados y quienes ejercen control sobre ellos, deben respetar”, dijo Bachelet.

“También pido a las autoridades turcas que respeten el derecho internacional y se aseguren de que cesen las violaciones cometidas por los grupos armados bajo el control efectivo de Turquía”, dijo.

Advertisement

“Las personas que viven en estas áreas cuyos derechos han sido violados tienen derecho a protección y reparación. En este sentido, insto a Turquía a que inicie de inmediato una investigación imparcial, transparente e independiente sobre los incidentes que hemos verificado, dé cuenta de la suerte corrida por los detenidos y secuestrados por los grupos armados afiliados y haga rendir cuentas a los responsables de lo que pueda, en algunos casos, equivalen a crímenes de derecho internacional, incluidos crímenes de guerra”, dijo el Alto Comisionado.

Añadió: “Esto es aún más vital dado que hemos recibido informes inquietantes de que algunos detenidos y secuestrados presuntamente han sido trasladados a Turquía tras su detención en Siria por grupos armados afiliados”.

El Alto Comisionado también expresó su preocupación constante por el hecho de que las partes en el conflicto en Siria estén utilizando servicios esenciales como el agua y la electricidad como arma. Los grupos armados afiliados a Turquía, que controlan la estación de bombeo de agua de Alouk en Ras al-Ain, han interrumpido repetidamente el suministro de agua, afectando el acceso al agua de hasta un millón de personas en la ciudad de al-Hassakeh y las áreas circundantes, incluidos los desplazados extremadamente vulnerables.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) lideradas por los kurdos, que controlan al-Hassakeh, a su vez han sido acusadas de obstaculizar el suministro de electricidad a la estación de bombeo.

Advertisement

El Alto Comisionado recordó que el derecho internacional prohíbe destruir, retirar o “inutilizar” objetos – como instalaciones de agua – que son indispensables para la supervivencia de la población civil.

“Como ya advertimos, impedir el acceso al agua, el saneamiento y la electricidad pone en peligro la vida de un gran número de personas, un peligro que se vuelve aún más grave en medio de la lucha contra una pandemia mundial”, dijo Bachelet.

“Hago un llamamiento a todas las partes para que se aseguren de que los civiles y los bienes e infraestructura civiles estén protegidos de los ataques y los efectos de las hostilidades”.

 

Advertisement

Elena Rusca, Ginebra

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Y a los sionistas que reprimen y torturan al pueblo palestino , cuando les toca un tirón de oreja ? Y a Piñera-Pacos que reprimen y torturan al pueblo Mapuche , Cuando ? El mundo está enfermo y la ONU apuesta a seguirle el juego al capitalismp salvaje con su cáfila dorada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *