Política Portada

El pueblo del 78,25% del plebiscito exige constituyentes independientes

¿Tropezará la sociedad duopólica -derecha-centroizquierda- con la misma piedra, queriendo apropiarse del éxito del pueblo convirtiéndolo, de nuevo, en un negociado entre socios?

 

La primera línea, los estudiantes y el plebiscito constitucional  demostraron cuán cierta era la estrofa cantada por Violeta Parra en los años sesenta: “Chile limita al centro  de la injusticia”.

Lo grave es que sigue limitando en ese mismo lugar gracias a una mayoría de políticos venales y corruptos.  Las redes sociales lo han confirmado una y mil veces.  Se trata de una casta –una cáfila, en estricto rigor-  que carece de moralidad y acostumbra apropiarse de lo que no le pertenece, así como vanagloriarse de éxitos que nunca persiguieron y, por el contrario, combatieron sin tapujos…pero, una vez que esos éxitos ajenos cobran forma y cuerpo, de inmediato se suben –sin invitación- al carro de una victoria que jamás fue la de ellos.

Advertisement

Es lo que precisamente está sucediendo en estos días post plebiscito constitucional, luego que la alternativa “Apruebo” arrasara en las urnas alcanzando el 78,25% de los sufragios.

Con una frescura de cutis tan profunda que incluso obliga a sospechar que está afectado por algún grado de enfermedad mental, el presidente Piñera se paseó por los canales de la televisión abierta haciendo un análisis de lo sucedido, en el cual, por supuesto, derramó laureles y flores varias sobre su cabeza otorgándose a sí mismo un aurea de demócrata y visionario que, en la dura realidad, está cósmicamente distante. Llama la atención y preocupa esa actitud reiterada del mandatario en adjudicarse cuestiones que no le pertenecen y que, además, las atacó durante años. En tuiter, una mujer  escribió respecto de Piñera: “Un gran cínico y mentiroso. Asombra tanta locura y desfachatez”. Coincido con ese comentario.

Al mandatario le siguen sus aguas varios parlamentarios de colores variopintos. Ellos tratan de apropiarse del triunfo popular en el plebiscito, y de hecho han montado escenarios para auto aplaudirse mintiendo al público asegurando que fueron activos y pioneros partícipes en la lucha por cambiar la actual Constitución. Socialistas, pepedeistas  y democristianos se disputan la batuta en esa mentira.

A esos que durante 30 años defendieron con dientes y garras una Constitución impuesta por bayonetas y que, además, hicieron hasta lo imposible  –incluso expoliar el país y aplaudir los asesinatos de sus adversarios- para que no fuera derribada ni cambiada por otra, ¿a esos mismos que perdieron en un plebiscito democrático, ¿se les va a permitir que intervengan libremente para “redactar” una nueva Constitución? De Ripley, sin duda.

Advertisement

La defensa de tales esperpentos es corporativa, llegando incluso a abrirles las puertas a aquellas tiendas partidistas que fueron las principales enemigas del pueblo del ‘Apruebo’. “En democracia todos tienen derecho a ser constituyentes”, es el lema que circula de boca en boca en los sepulcros blanqueados del parlamento.  La pregunta salta de inmediato.

A esos que durante 30 años defendieron con dientes y garras una Constitución impuesta por bayonetas y que, además, hicieron hasta lo imposible  –incluso expoliar el país y aplaudir los asesinatos de sus adversarios- para que no fuera derribada ni cambiada por otra, ¿a esos mismos que perdieron en un plebiscito democrático, ¿se les va a permitir que intervengan libremente para “redactar” una nueva Constitución? De Ripley, sin duda.

La lucha del pueblo, ahora deberá encaminarse a obtener el mayor número posible de constituyentes que estén a favor de derribar y cambiar los pilares de la Constitución del 80, así será posible derribar los indignos 2/3 impuestos por los corruptos delincuentes políticos de la Alianza por Chile y la Nueva Mayoría.

 

Advertisement

No es poca cosa lo anterior, ya que esperpentos políticos como Mariana Aylwin, José Miguel Insunza, Felipe Harboe,  y otros de igual talante y calaña, bien podrían pretender convertirse en ‘constituyentes’ junto a la hija del primer mandatario, la que también anunció tener un deseo similar.

Si los chilenos no son capaces de derribar el acuerdo de la clase política que impuso normas a la constituyente, el triunfo en el plebiscito  no  servirá de mucho, pues todo quedará básicamente igual. La lucha continúa, la movilización no debe parar.

No es poca cosa lo anterior, ya que esperpentos políticos como Mariana Aylwin, José Miguel Insunza, Felipe Harboe,  y otros de igual talante y calaña, bien podrían pretender convertirse en ‘constituyentes’ junto a la hija del primer mandatario, la que también anunció tener un deseo similar.

Alguien dijo “no han aprendido nada”. Lamento discrepar de ese comentario. Estoy seguro que gente como la descrita sí ha aprendido bastante de lo acaecido con las movilizaciones sociales, pero, en honor a la verdad, les importa un rábano y desean insistir en el viejo oficio político-partidista chilensis de pasarse por sus partes pudendas la opinión y voluntad de la gente.

Advertisement

Sin embargo hay algo que en realidad no han aprendido. Las redes sociales crepitan en llamas de ira contenida ante tanta corruptela y desvergüenza. Ellos (los políticos actuales) carecen de autoridad moral en esas redes y tampoco han podido controlarlas ni siquiera con miles de ‘bots’ (que obviamente no sufragan). Lo que se avecina es un estallido tanto o más violento que el de octubre 2019, y más contundente que la respuesta del 78,25% en el plebiscito. En las redes sociales hierve la respuesta.

Recomiendo a los dirigentes de ambos bloques (derecha y centroizquierda), recordar la frase del almirante japonés IsorokuYamamoto luego de bombardear Pearl Harbor en diciembre de 1941: “Me temo que todo lo que ha pasado ha despertado a un gigante dormido que terminará esto con un terrible resultado”.

¿Tropezará la sociedad duopólica -derecha-centroizquierda- con la misma piedra, queriendo apropiarse del éxito del pueblo convirtiéndolo, de nuevo, en un negociado entre socios? Si ocurre sería catastrófico, y no se trata de un supuesto ni de una broma.

Este asunto no ha concluido…está entre líneas, dormita, descansa…pronto podría despertar una vez más. ¿No lo ven venir?

Advertisement

 

Por Arturo Alejandro Muñoz

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Germán Westphal says:

    “Chile limita al centro de la injusticia”, memorable frase de Violeta Parra que también usó Ricardo Lagos el 20 de septiembre de 1999 en Curanilahue, en el discurso de lanzamiento de su campaña presidencial. De esto ya van 20 años y bien sabemos que su gobierno terminó siendo uno de los mejores que haya tenido nunca el empresariado chileno. Y la denuncia de Violeta Parra persiste! Incluido lo político!

    En efecto, aparte de todas las dificultades para reunir las firmas requeridas a fin de registrar una candidatura independiente, hay que preguntarse, por ejemplo, ¿cuánta plata necesita un candidato independiente de base social en el Distrito 8 de la Región Metropolitana, la cual tiene alrededor de 1 millón 456 mil habitantes, incluye las comunas de Maipú, Estación Central, Cerrillos, Pudahuel, Colina, Lampa, Quilicura y Til Til, y eligirá 8 Delegados Constitucionales?

    ¿Es económicamente viable dicha candidatura independiente de base social cuya familia vive “al día” con dificultades financieras de toda índole?

    ¿Es posible que un candidato políticamente desconocido para la mayor parte de los ciudadanos en su distrito, pueda implementar una campaña electoral que le permita competir exitosamente con la maquinaria electoral que de los partidos políticos?

    Dados los altos niveles de desconfianza hacia la desprestigiada clase política, ciertamente querríamos que la Convención Constitucional estuviera integrada por Delegados independientes de fuerte base social que puedan representar al pueblo soberano. Sin embargo, el hecho es que la injusticia que denunciara Violeta Parra es también política como consecuencia de su naturaleza social y económica. La igualdad política en el sentido de que quienes pueden votar en una elección pueden también ser electos es sólo una frase en el papel. Por cierto, esto no significa que haya que ceder en el empeño de lograrla en alguna medida Todo dependerá de la organización que la movilización social logre darse.

  2. Felipe Portales says:

    El articulista parece ignorar que la base de este “proceso constituyente” es el funesto acuerdo de “las dos derechas” del 15 de noviembre pasado. Se ha cumplido la primera fase de su itinerario y por eso están celebrándolo. ¿Qué hay de extraño en eso? Y ahora viene lo peor de dicho acuerdo: Seguir engatusando a la gente con la ilusión de una “Convención Constitucional” (¡NO CONSTITUYENTE!) que ya tiene inmodificablemente un dispositivo antidemocrático y fraudulento decisivo; el quórum de los dos tercios que “obligará” -aunque la ex Concertación vuelva milagrosamente a sus posturas originales de centro-izquierda- a que la “nueva” Constitución sea el producto consensuado de “las dos derechas”. Y si llegara a darse el caso muy improbable que el PC y el FA sacaran más de un tercio, en el mejor de los casos tendríamos que seguir con la Constitución actual, suscrita como “Constitución democrática” por Lagos y todos sus ministros en 2005.

  3. El 78 % es evidentemente , anti gobierno y anti político ; el aporte al apruebo de la derecha no parece demasiado significativo; la instancia C/C fué más allá ; si la comunidad se organiza para elegir los constituyentes (faltan 6 meses para su elección ?) necesarios fuera de la política contingente y con “calle” , si los pueblos originarios,handicap y otros (?)son considerados extra numerarios (como debe ser) , paritarios en género , esa /esoss constituyentes deberían poder cambiar ciertos parámetros impuestos por los “mismos de siempre” que están temerosos y no quieren problemas.Punto de vista optimista pero no imposible.El caso contrario sería el ensimismarse en rebeldía contra el pueblo y llamar a la milicancia a otro golpe cruento.Las organizaciones sociales y políticas ad hoc (todos somos pueblo) deben actuar en común para obtener de la C/C una asamblea constituyente si se actúa con honestidad e inclusión
    masiva. Organización es la palabra clave !

  4. Este Arturo Alejo Muñoz, “gran” “”escritor”” muy leído por un numeroso público de 20 o 30 personas,
    es y será siempre un especialista en Cocinaría de La Moneda. El ha estado en esta Cocinaría para esa
    reunión de Ministros con almuerzo, pues SUPO con precisión que cada servicio costó 169. 450 pesos.
    El es un “destacado” especialista en comilonas personales y cree que todos son iguales . Etc, etc….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software