Nacional Portada

Denuncian que el sector público despedirá al menos a 40 mil trabajadores a honorarios el 31 de diciembre

Al menos 40.000 de los más de 159.745 trabajadores a honorarios que existen en el sector público de Chile podrían ver visto no renovados sus servicios este 31 de diciembre, según proyecciones basadas en lo ocurrido en años anteriores y en la ya anunciada reducción del presupuesto fiscal para el año 2021.

El proceso ya se inició con los despidos anunciados en organismos como FOSIS, universidades estatales como la UMCE, y municipios como el de San Felipe, que informó a través de redes sociales que “se eliminarán” todos los convenios a honorarios con jornada.

La situación mantiene en alerta a diversas organizaciones que agrupan a lo que se ha llamado el “boletariado” chileno, una fórmula usada indiscriminadamente al interior del Estado para suplir personal sin aumentar la planta de trabajadores, lo que no es fiscalizado por la Dirección del Trabajo y la Contraloría.

“Lo que estas personas tienen que saber es que toda la jurisprudencia de la Corte Suprema reconoce que cuando existe horario laboral y vínculo de subordinación y dependencia, es decir, cuando el honorario no tiene cliente, sino que tiene jefe, el trabajador tiene los mismos derechos que cualquier funcionario de planta o con contrato indefinido.

Advertisement

Por ello, si no les renuevan el contrato desde el 1 de enero de 2021, eso equivale a despido injustificado, y pueden demandar en tribunales el pago de todas las cotizaciones acumuladas durante los años trabajados, aunque ellos se hayan cotizado por su propia cuenta, además del pago por mes de aviso previo, años proporcionales de servicio, sobrecargos e indemnizaciones legales”, explica el abogado Giorgio Marino, director ejecutivo de SoyHonorario.cl, oficina de abogados especializada en este tipo de litigios.

“Hay miles de casos de demandas exitosas, gente que trabajó décadas en esas condiciones y creyó su vida arruinada con la desvinculación y que tras demandar pudo recuperar todos los derechos que le habían sido quitados.

Hay casos en que una persona ha llegado a ganar más cientos de millones en cotizaciones previsionales adeudadas, permitiéndole una jubilación en condiciones que nunca creyó posible”, cuenta el vocero.

De acuerdo con información levantada a través de información pública por SoyHonorario.cl, de los más de 159.745 mil trabajadores del Estado que están en condición de “honorarios”, 136.295 –es decir, 26.3% de los empleados de todo el sector público– tienen jefe, cumplen horario laboral y siguen instrucciones; es decir, trabajan con vínculo de subordinación y dependencia, pese a que figuran como “prestadores independientes”.

Advertisement

En detalle, en el Gobierno Central son 14.468 los trabajadores que se encuentran en esa condición. En los municipios, en tanto, los honorarios en esta situación irregular suman 121.673, lo que representa más del 66.2% del personal disponible en ellos.

Las proyecciones realizadas se basan sobre el promedio anual de no renovaciones de contratos de honorarios en la reciente década, que alcanza a 28.005, aunque el dato más notorio es que cuando no se trata de un año de cambio de autoridad, los despidos de honorarios registran un promedio de 22.321 casos.

En años de cambio de autoridades, los despidos se incrementan por sobre el promedio, como sucedió en 2016 con la llegada de nuevos alcaldes, cuando se registraron 71.509 despidos de honorarios, y en 2018, con el cambio presidencial, cuando se registraron 52.001 desvinculaciones.

Tras el estallido social, en 2019 se registraron excepcionalmente 39.230 despidos de honorarios en el sector público.

Advertisement

“Muchos honorarios ya están avisados que no se les renovará el cometido. Hay instituciones que ya notificaron, pero en la mayoría de los casos no hay notificación hasta que el 31 de diciembre el empleador avisa al honorario que no vuelva más”, describe el abogado Marino.

 

Ximena Valenzuela Galaz: “Trabajé a honorario en la Municipalidad de Cerrillos por cinco años, cuando me despidieron.

Fueron días difíciles, porque también terminaron el contrato de mi esposo, y nuestro bebé tenía poco más de un año. Gracias a Dios, alguien me dijo que, pese a trabajar a honorario, yo tenía derecho a que me pagaran el despido, porque en la práctica trabajaba como dependiente y subordinada, aunque el contrato decía que no había relación laboral. Me sorprendió el actuar de la justicia.

Advertisement

Aprendí que no importa lo que diga el contrato de honorario, porque el juez se fija en la realidad y yo trabajaba con horario y jefe tenía los mismos derechos que una persona con contrato indefinido. Solo puedo decir que sí se puede. Hay que ser paciente, asesorarse y, por supuesto, tener respaldo de las instrucciones que la jefatura manda por correo, fotos del trabajo, informes, grabaciones, etc.”.

Constanza Fernández-Lobbe Sáez: “Yo trabajé durante años en una empresa de Santiago centro. El empleador no me pagaba cotizaciones de previsión ni salud. Yo seguí trabajando porque lo necesitaba, hasta que tuve la opción de cambiarme. Dije que no quería irme sin pago de cotizaciones al día, pero el jefe no quería pagarme porque, según él, al estar contratada a honorario, yo no tenía derecho a nada.

Pero él para mí nunca había sido un cliente, sino que un jefe. Yo cumplía jornada, recibía instrucciones y estaba sometida a control. Aprendí que ni siquiera se necesita plata al comienzo para contratar abogado, porque casi todos los estudios jurídicos cobran si se gana el juicio y se consigue indemnización aparte de las cotizaciones. Eso se acuerda al comienzo. Ojalá más honorarios conocieran sus derechos, porque la mayoría cree que no tiene derecho a nada”.

 

Advertisement

 

 

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad
Danzai Software