Nacional Trabajo

Algo huele mal en la alcaldía de Sharp

Cuarenta y cuatro trabajadoras y trabajadores a honorarios de la Municipalidad de Valparaíso fueron recientemente despedidos, la Municipalidad justificó dicha decisión mediante un Comunicado Público entregado por el Administrador Municipal Nicolás Guzmán, donde  manifiesta que esta medida se tuvo que tomar  como consecuencia de “la gran crisis presupuestaria que vive la Municipalidad  (…) producto de la pandemia del coronavirus, se han visto afectados nuestros ingresos como municipio, lo que ha producido también, en este último trimestre, un déficit que supera los 1.150 millones de pesos; por esto el municipio se ha visto obligado a rebajar el gasto y reestructurar el personal…”.

Por su parte el Sindicatos de Trabajadores(as) a Honorarios de la Municipalidad de Valparaíso (SITTHOVAL) y el Sindicato de Trabajadores(as) Invisibles de la Municipalidad de Valparaíso (SITTIMUVAL) en una DECLARACIÓN PÚBLICA POR DESPIDOS INJUSTIFICADOS Y PRÁCTICAS ANTISINDICALES POR PARTE DEL MUNICIPIO DE VALPARAISO”, con fecha 01.06.21, manifiestan en parte de la misma que: “A días de asumir un nuevo periodo alcaldicio, la autoridad ha decidido despedir 44 trabajadores/as a honorarios entre ellos/as, 5 dirigentes (4 mujeres) de nuestros sindicatos SITTHOVAL y SITTIMUVAL más compañeros/as que denunciaron en su minuto maltrato laboral y cuyos sumarios se encuentran aún sin resolver. El argumento de la alcaldía ciudadana es la falta de financiamiento para seguir pagando nuestros salarios, lo que se contradice absolutamente con los altos salarios pagados a no-profesionales y las contrataciones realizadas el año 2020 y 2021 y que a la fecha no tienen una clara justificación. Queremos señalar que las compañeras y compañeros despedidos tienen una larga trayectoria laboral en el municipio (lo que podría generar indemnizaciones millonarias a costa de la municipalidad) y que el criterio expresado por la alcaldía no considera una evaluación de desempeño, tampoco se consultó a las jefaturas que han planteado su desacuerdo con esta medida, enviando las cartas de despido vía correo electrónico, sin siquiera entregar razones de manera personal a cada uno/a de los/as afectados ni a sus jefaturas…” , agregando más adelante  “(…)Éste actuar incomprensible que denota serios problemas de gestión interna, con claras señales antisindicales y de amedrentamiento, no pueden ser toleradas, por ello, iniciamos nuestro proceso de movilización hasta que se revierta esta situación….”

El proceso de movilización llevado a delante por las trabajadoras y los trabajadores despedidos se ha venido desarrollando con distintas manifestaciones de protesta realizadas frente al edificio de la Municipalidad de Valparaíso, recibiendo el apoyo de la CUT  (Central Unitaria de Trabajadores), de la ANEF (Asociación Nacional de Empleados Fiscales), como también de otras organizaciones  sindicales y sociales de Valparaíso.

Esta compleja situación que sufre este importante número de trabajadores y trabajadoras, en medio de una crisis sanitaria, social y económica importante, se contradice totalmente con la imagen “ciudadana” y de respeto de los derechos laborales que la misma alcaldía ha construido frente a la opinión pública.

Advertisement

Hoy lunes 07 de junio se realizó una nueva movilización frente al municipio porteño, donde las trabajadoras y trabajadores despedidos, premunidos de lienzos y carteles, se manifestaron una vez más para denunciar la difícil situación por la que están atravesando.

Transcribo a continuación las declaraciones entregadas por distintas trabajadoras despedidas, para que sean sus propias voces las que nos vayan orientando y haciéndonos reflexionar frente a esta lamentable situación:

“Cuando ellos argumentan problemas financieros nosotras les recordamos que se han gastado más de 1.200 millones de pesos de la ciudadanía en pagos de indemnizaciones por despidos injustificados de trabajadores a honorarios, dinero que se pudo haber invertido en la ciudad (…) soy vocera de la Federación de Trabajadoras y Trabajadores del Estado. Nosotros tenemos abogados y ya habíamos empezado el camino por demandas por despidos injustificados, lo que también va a generar, si no se retractan, un impacto económico en la Municipalidad, en el estado financiero. Pero, además, nos enteramos de que hubo alrededor de 400 nuevas contrataciones entre el año 2020 y el año 2021, que es lo que se informa n la Comisión de Régimen Interno del Concejo. Esa información se entrega, y tampoco se entiende, existiendo un problema financiero tan grave, la gran cantidad de contrataciones de nuevas personas al interior del municipio.

Advertisement

Cuando se cae este fundamento, del problema financiero, argumentan que hay una mala evaluación. Esa evaluación no existe y queremos ser bien enfáticas en eso, esa evaluación no existe. Las jefaturas, además, que están agrupadas en una Asociación propia, ellas emiten un comunicado apoyándonos, rechazando estos despidos, que no fueron consultados a ellos y a ellas como directores y como jefatura.

Finalmente se nos denuesta públicamente a través de un comunicado muy informal por parte del Alcalde, bastante lamentable ciertamente, en que esboza estos argumentos y además señala que no existen prácticas antisindicales, porque no se han despedido dirigentes sindicales, porque nuestros sindicatos no son legalmente reconocidos. Eso raya en el conservadurismo extremo.(…) Esto se basa en el Plan Laboral de José Piñera, amparado por el Código del Trabajo, que es el argumento de este Alcalde para desconocer nuestros Sindicatos.

Tenemos compañeras y compañeros que llevan veinte años, veinticinco años boleteando todos los meses. Es una distorsión del trabajo permitido dentro del Estado. El Estado permite la contratación de honorarios solamente para cumplir funciones temporales, ocasionales, pero acá nos encontramos con gente que lleva muchos años trabajando, en mi caso llevo 9 años contratada a honorarios, cumpliendo funciones permanentes, con subordinación y dependencia, y es por eso que los Tribunales de Justicia, la Corte Suprema nos da la razón, y las instituciones públicas tienen que desembolsar estas grandes cantidades de dinero  en la indemnización por años de servicio.

Independiente de la opinión política que tengamos cualquiera de nosotras, estamos en un Estado democrático, las Municipalidades no sonde los Alcaldes, los municipios son de la ciudad y los municipios ciudadanos se construyen también a través de las reflexiones críticas desde los distintos sectores. No se puede, por ejemplo, despedir a la ex candidata a Alcaldesa, que fue tu contendora, porque ahí nosotras desconocemos las razones técnicas y ahí podríamos decir que hay precisamente un tema político y que no se entiende, porque las bases de la democracia son la libertad de expresión.

Advertisement

Ahora tenemos compañeras y compañeros asustados en el municipio que, posiblemente, cuando sean enfrentados a una situación de violencia, de maltrato laboral  van a guardar silencio porque, además, acá hay una persona acusada de abuso sexual al interior del municipio, comprobado, y cuya sanción fue netamente económica y no la destitución. La señal para las compañeras es que podemos ser abusadas…”

 

Otra de las compañeras manifestó:

Advertisement

“Bajo este estado de pandemia es terrible el argumento neoliberal de la Alcaldía, pero nosotras siempre hemos estado disponibles para conversar a través de las vías formales de comunicación y no las redes sociales, porque tenemos una reunión esta tarde con el Alcalde, se supone que va a estar presente porque en la reunión pasada nosotras llegamos y el Alcalde no llegó y finalmente nos enteramos que no tenía pensado llegara esa reunión porque estaba en una actividad con otra persona esa misma hora.

Nosotras esperamos que se restituyan los puestos de trabajo y que además el Alcalde nos reconozca formalmente como Sindicatos, que dejen de decir que a pesar de lo que dice la legalidad nos reconoce como Sindicatos. Tenemos derecho a organizarnos sindicalmente y es la herramienta que tenemos los pueblos también para reivindicar nuestros derechos.

Por esto mismo como organización, como Sindicatos, estuvimos en las calles durante la revuelta manifestándonos y estamos presentes ahora en este minuto. Lo digo, lo aclaro, porque generalmente cuando alguien tiene un argumento contrario a lo que dice la Alcaldía una es tachada de derechista. En nuestro caso, nuestro Sindicato estuvo presente durante todo el proceso de estallido, siempre hemos exigido una Asamblea Constituyente y queremos que la nueva Constitución consagre el derecho al trabajo estable para que deje de pasar lo que está pasando ahora, que es un abuso permanente hacia la clase trabajadora, y no solo en los honorarios del Estado, también hay trabajadoras a honorarios en el sector privado, donde son profundamente vulnerados y vulneradas en sus derechos.

Esta lucha no es por las 5 dirigentas, somos todos trabajadores y trabajadoras; no vamos a permitir que se haga esa diferencia entre un trabajador y otro, somos todos iguales, somos todos seres humanos, somos todos trabajadores y trabajadoras.”

Advertisement

Por último, otra trabajadora expresó:

“Soy la Trabajadora Social de la Oficina Comunal de la Mujer. Esta oficina fue totalmente desarmada, donde se despidieron tres funcionarias de años. Sabemos que los despidos son transversales, pero creemos que la Oficina de la Mujer, que es una parte importante de la Municipalidad, fue de cierta forma desmantelada. El trabajo en la comunidad no es un trabajo de un día para otro, es un trabajo que se hace con los años donde se crean vínculos con las organizaciones. Nosotras como trabajadoras de la Oficina de la Mujer igual insistimos que se nos indique cuáles fueron los motivos por los cuales fuimos desvinculadas, porque tenemos informes de desempeño que no se consideraron. La Oficina cuenta con 6 funcionarias y despidieron a 3. Dejaron a una Trabajadora Social que lleva un mes, entonces de cierta forma podemos considerar que es un tema político, más que de desempeño.”

 

Advertisement

 

 

Marcela Olivares, dirigente del Consejo Regional de la ANEF Valparaíso, manifestó que “estamos solidarizando con este conflicto porque consideramos impresentable el despido de los 44 trabajadores a honorarios. En este país la precarización laboral y la inestabilidad en el empleo son parte de lo que sufren  cotidianamente los trabajadores, por eso le exigimos al Alcalde Sharp que reconsidere el despido y que reintegre a todos los trabajadores y trabajadoras.”

Guillermo Correa Camiroaga, Valparaíso 07 junio 2021

Advertisement

 

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. ramon roman says:

    LOBOS EN PIEL DE CONDEROS. ¿Cómo cres ta todos dijeron que la derecha había sido derrotada? CUIDADO, TODAVÍA ESTAN EN TODAS PARTES, INCLUSO EN LOS CONSTITUYENTES.

    • ESTOY TOTALMENTE EQUIVOCADO CON ESA BREVE OPINIÓN MÍÁ QUE ESCRIBÍ EL 8 DE JUNIO. DOY MIS MÁS SINCERAS DISCULPAS AL SR SHARP Y SU EQUIPO. ESTO LO HAGO, PORQUE FUÍ MANEJADO POR SENTIMIENTOS ESTÚPIDOS EN VEZ DE CONOCIMIENTOS SOCIALES Y POLÍTICOS, ES DECIR, DESDE UNA POSICIÓN DE IGNORANCIA.

  2. Felipe Portales says:

    ¡Qué pena! Sobre todo que está demostrando una vez más que la gran expectativa que generó en un momento el Frente Amplio (que más parece hoy el Frente Angosto…) parece ya completamente diluida. Sus movimientos y sus líderes no han dejado de “dar jugo”; sobre todo con el triste espectáculo que dieron varios de ellos al subordinarse a las dos derechas el 15 de noviembre de 2019…

  3. LOS PUNTOS SOBRE LAS IES

    A la hora de deslindar responsabilidades todos se llenan la boca con los trabajadores. Sin embargo, soslayan los contextos para cada situación en particular. Desde este punto de vista hay que partir del hecho que hay trabajadores y trabajadores. No todos los trabajadores por ostentar la condición de tales, ante ese sólo mérito, son impolutos, o unas santas palomas.

    En el caso de la municipalidad de Valparaíso hay que partir del hecho que en su interior, debido a las gestiones anteriores de los alcaldes de derecha y de la Democracia Cristiana había un antro de privilegios y prebendas que permeaban no sólo en los directivos municipales, sino también, en grupos de trabajadores cuyos silencios fueron pasto fácil para que esas administraciones pasaran coladas en sus malas prácticas que caían, no pocas de ellas, en corrupción.

    Una vez llegado a la alcaldía Jorge Sharp, desde un principio, en la medida que empezó a pisar los callos a todos esos entuertos, lógicamente aquellos que se vieron afectados, empezaron tempranamente a criticarlo. Desde ahí para adelante empezaron desde distinto frentes a darle duro a la gestión de Sharp.
    Este ataque se inició, curiosamente, no desde el interior mismo de la Municipalidad, sino desde afuera por un grupo de profesionales y empresarios burgueses, agrupados en lo que se conoce como el Grupo de la Matriz. Este grupo contaba en el interior de la municipalidad con unos muy buenos alfiles en el propio Consejo Municipal, fundamentalmente en los miembros Morales y Reyes. y también, en cargos directivos de funcionarios de planta.
    Por cierto, que ante tamaña oportunidad, el Diario de derecha, “El Mercurio” de Valparaíso, ante una oportunidad que se lo daban en bandeja, pasó a convertirse en un diligente agente para dar tribuna a todas las intentonas de desprestigio que ya desde varios frentes, desde adentro y afuera, se empezaban a oir en la comunidad. En efecto, acusaciones iban y venían , cuyos propósitos finales se veían venir, dejar sin piso la gestión ciudadana que desde un principio se propuso la gestión alcaldicia.

    Bueno, en fin, a medida que se acercaban las elecciones, la presión en contra de Sharp se intensificaron, para lo cual no había ningún día en que las páginas del Mercurio le dieran cabida a las críticas de los opositores a Sharp, por cierto, amplificándolas, con ese tono mrcurial asolapado como un modo de meter más pelos en la sopa..

    Se impuso una estrategia comunicacional del Mercurio despiadada, en que los copucheos tales o cuales, promovidos por sus enemigos políticos, se publicaban y amplificaban en editoriales y bajadas de título en grande en el diario mercurial. La orden del día Mercurial fue la de disparar todos contra Sharp.

    En medio de todo este ambiente, se empezaron a gestar en el interior del municipio traiciones, encabezadas en el interior del Concejo Municipal, por los dos concejales ya citados (que habían sido elegidos en la misma lista de Sharp), a los que se sumaron el concejal comunista (ya expulsado), Iván Vuskovich y un concejal bisagra Yuri Zuñiga, conocido en la ciudad por andar en su vehículo con una propaganda ostentosa encabezadas por las figuras del Che y de Allende.

    Bueno, en fin, para hacer el cuento más corto, pretendieron desde todos los frentes hacer creer que todo era cuestión de la “pera madura”, esto es apostando que la reelección de Sharp era un imposible. Sin embargo, historia ya sabida, Sharp arrasó con todos sus enemigos políticos desde adentro y desde fuera, con una arrasadora victoria de la ciudadanía y de los trabajadores de la comuna de Valparaíso.

    Todos aquellos que, desde adentro, se unieron con la canalla aquella de la derecha, de la ex Concertación del diario mercurial y del grupo de La Matriz, , pretenden ahora seguir trabajando en una gestión de la que no estuvieron de acuerdo, y peor aún, de la que criticaron arteramente, aliándose con lo peor de la política, con toda aquella basura de la derecha y la ex Concertación, entre otros.

    Repitiendo lo del principio. Hay que saber distinguir: “HAY TRABAJADORES Y TRABAJADORES”. No por casualidad se repitió en todo el país un fenómeno político que no puede pasar desapercibido, los más conspicuos representantes de los trabajadores (Barbara Figueroa, Luis Mesina, Mario Aguilar, etc.) no salieron elegidos., incluso más, una lista que se presentó bajo el título de la “Lista de los trabajadores), tampoco eligió ni a uno. Hay que preguntarse seriamente entonces..¿Qué pasa con los trabajadores?. Esto último se presta para un importante debate y discusión. Para el caso de Valparaíso, los trabajadores de la comunidad se volcaron masivamente por Jorge Sharp, dándoles un tremendo tapabocas a aquel reducido grupo de trabajadores que desde adentro hicieron lo posible y lo imposible para disparar en contra de Sharp.

    • Don Hernán Montecinos, dí una breve opinión y ME ARREPIENTO DE ELLA, ya que la dí sin conocer todos los hechos, es decir, el contexto de ella. Usted me ha dado ésto y ahora me siento con base para poder decir que soy un ignorarnte de mier da que debiera saber los hechos antes de emitir una opinión. Precisamente yo, en muchas opiniones, he dicho que muchos del pueblo de abajo son los que en esta democracia y por años han mantenido con sus votos esta elite derechista que ha empobrecido, intelectual y fisicamente al pueblo. Gracias don Hernán por su aclaramiento. Cuando algo está podrido, esta pobredumbre hay que extirparla de raíz. SI, HAY TRABAJADORES Y “trabajadores”, es decir, es necesario que entendamos la diferencia que nos ayude a señalar quienes son los que mantienen este sistema de mi er da.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software