Latinoamérica

Reaparece José María Aznar para burlarse del presidente mexicano y denostar la carta del Papa Francisco

El ex presidente del gobierno español José María Aznar (1996-2004) se burló del nombre de Andrés Manuel López Obrador y de la petición de perdón pública que realizó el Papa Francisco por los excesos y la violencia ejercida contra los pueblos originarios durante la Conquista.

Aznar participó en el Congreso del Partido Popular (PP) y entre los asuntos que abordó incluyó una descalificación del mandatario mexicano: “Dice que España tiene que pedir perdón, ¿y usted cómo se llama? Yo me llamo Andrés Manuel López Obrador. Andrés por parte de los Aztecas. Manuel por parte de los Mayas. López es una mezcla de aztecas y mayas”, afirmó entre risas.

Aznar, que representa al sector más ultra del PP español y que en su día se alineó con la derecha más belicista del mundo para apoyar la Segunda Guerra de Irak basándose en informes falsos, recuperó protagonismo al interior de su partido, donde había sido apartado precisamente por sus posturas ultras y por su afán controlador. Al menos así ocurrió durante el mandato de su predecesor, Mariano Rajoy, pero ahora, con el liderazgo de Pablo Casado, el ex presidente Aznar vuelve al centro del debate en España.

En su discurso, Aznar también se refirió a la carta de perdón del Papa Francisco y lo hizo para denostarla. “En esta época en la que se pide perdón por todo, yo no voy a engrosar las filas de los que piden perdón, lo diga quien lo diga”. Y fue entonces cuando también asumió una máxima que también defiende el partido de extrema derecha Vox, al afirmar que “el nuevo comunismo de Latinoamérica se llama indigenismo. Y el indigenismo sólo puede ir contra España”. Fue entonces cuando interpeló directamente al mandatario mexicano, al preguntarse irónicamente: “¿Y quién nos dice que pidamos perdón? ¿Usted cómo se llama? Andrés Manuel López Obrador”, para añadir los comentarios de burla a su nombre y añadir que “si no hubiesen pasado algunas cosas, usted ni se podría llamar como se llama ni podría haber sido bautizado”.

Advertisement

Entre las reacciones de repulsa a los comentarios de burla de Aznar al perdón del Papa y al nombre del Presidente de México, el más duro fue el ex presidente catalán Carles Puigdemont, refugiado en Bélgica desde hace cuatro años, quien afirmó que se trataban de unos comentarios “miserables” y “repugnantes”, además de “xenófobos”. En su cuenta en las redes sociales, le preguntó a Aznar que qué quiere decir haciendo esa burla o juego con los apellidos del mandatario mexicano. Y se responde: “El menosprecio hacia las otras culturas es la semilla del racismo que tantas atrocidades ha causado Europa a lo largo de la historia. Todo mi apoyo a Andrés Manuel López Obrador”.

 

Por Armando G. Tejeda

Fuente: La Jornada

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Corresponsal La Jornada

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software