Política Portada

Gobierno Boric: ¿Todo cambia para que nada cambie?

“No son 30 pesos, ¡son 30 años!” ha sido el lema de la revuelta iniciada el 18 de octubre. Desde allí empezó una lucha desde las bases, hasta que la “dignidad se haga costumbre”. Por eso, nacieron las asambleas territoriales y muchos  jóvenes fueron encarcelados. Se pensaba que otro Chile era posible, un Chile sin militarización en la Araucanía, con salud pública y agua potable accesible para todos. ¿Y ahora, adonde estamos yendo?

 

El Estado chileno y su Constitución son el resultado de intereses y acuerdos que tienen sus raíces en la dictadura militar, nacida bajo los planes de Estados Unidos y luego liderada por Augusto Pinochet.

Cuando a finales de la década de 1980 su gobierno dictatorial comenzó a perturbar éticamente los negocios y el libre comercio, la “transición a la democracia” pudo resolver este “malestar”. Lamentablemente, esta transición nunca ha podido incluir a los movimientos sociales que lucharon en contra de la dictadura.

Advertisement

Quizás por eso, el 18 de octubre de 2019, el aumento de las tarifas del metro fue la “gota de más”: los estudiantes decidieron manifestarse, la población los siguió.

 

¿Qué estaban pidiendo?

… Estaban pidiendo cambios. Los chilenos demandan pensiones justas, trabajos dignos, salud pública y educación gratuita. No solo se cuestionaba el Estado chileno y su Constitución, sino su modelo económico y político llamado neoliberalismo.

Advertisement

Estas protestas sorprendieron a la clase política. “Esta situación es reveladora de la escisión y  la  distancia  de  la  política para y con la  sociedad,  del “desacoplamiento” de lo social y lo político,  base  sobre  la  cual  se  organizó  la  transición  a  la  democracia,  que  excluyó  y subordinó a los movimientos sociales que lucharon en contra de la dictadura”, explicó Mario Garcés, historiador chileno, al principio del estallido social.

“Este fue de algún  modo el  resultado  de  la  adaptación de  la  centro  izquierda  (demócratas  cristianos, socialistas  y  del Partido por la Democracia)  a  la  Constitución  de  1980  (heredada  de  la  dictadura)  y  al  modelo neoliberal.  La  primera  adaptación a  la  Constitución  del  80 condujo a la “elitización” u “oligarquización” de la política; la segunda adaptación, al modelo neoliberal, condujo a la “mercantilización” de la vida social (y de paso a la colonización del Estado por los grandes grupos   económicos   nacionales   y   trasnacionales,   con   sus   reiterados   episodios   de corrupción).  En  este  contexto,  tanto  la  derecha,  por  razones  obvias,  como  la  centro-izquierda, se asimilaron a las lógicas neoliberales, mejoraron sus ingresos (especialmente los parlamentarios y  altos  funcionarios  públicos)  y  vaciaron  progresivamente  la  política  de contenidos  ideológicos”, nos contaba Mario Garcés en ese entonces.

 

Después del Estallido, el Acuerdo de Paz: el principio del fin

Advertisement

Imma Guerras-Delgado, líder de la delegación de las Naciones Unidas que viajó a Chile entre el 30 de octubre y el 22 de noviembre de 2019, fue muy clara el día que presentó a la prensa acreditada en las Naciones Unidas de Ginebra, Suiza, el Informe publicado por la delegación de la Oficina del Alto Comisionado (ACNUDH), acerca de los hechos ocurridos durante el Estallido: “el Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución es LA solución”.

Claro, y eso lo especificó ella misma, para que sea LA solución, tiene que ser “participativo e inclusivo”.

Sin embargo, los movimientos sociales que ya se habían expresado respecto al Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución, no lo definieron en ningún momento como inclusivo o participativo, denunciando de hecho la exclusión de ellos mismos en la decisión del texto.

Juanita Aguilera, presidenta de la Comisión Etica contra la Tortura (CECT), se había pronunciado al respecto de este acuerdo con esas palabras: “La derecha está resguardando a que nada se cambie. Todo eso lo hicieron a espaldas del movimiento social, nadie del movimiento social fue incluido en estas decisiones. Fue un acuerdo a altas horas de la madrugada, sacaron el comunicado cuando toda la ciudadanía estaba durmiendo, mientras la represión no ha parado”.

Advertisement

En ese entonces, el neo-presidente, Gabriel Boric, había firmado dicho acuerdo.

 

El nuevo gabinete del neo presidente Boric

“Espero que las élites dejen de tenernos miedo”, declaró Boric presentando a su nuevo gabinete. Esta frase fue utilizada por varios medios internacionales, que están pintando Boric nada menos como el “nuevo Salvador Allende”.

Advertisement

Sin embargo, como lo explica bien José Tomas Leturia, de la Asamblea Territorial Pasaje Navarrete, en su artículo por el Cabildo de Providencia, las élites no le tienen nada que temer a Boric. “Tengo la seguridad que las élites a quienes les habló el presidente electo no le temen a su nuevo gobierno y mucho menos a su nuevo gabinete, especialmente considerando que figuras clave del perfeccionamiento del modelo neoliberal son ahora ministros del nuevo Gobierno”, explica Tomas Leturia.

En su artículo, (No son 30 años, son 30 pesos) las élites no tienen nada que temer, José Tomas Leturia analiza los nuevos ministros:

  • Ministerio de Educación: Marco Antonio Ávila, profesor de castellano, es creador de contenido de Educar Chile, conocida Fundación que apuesta por la privatización de la educación. También es parte de Fundación Chile, la cual apuesta por el financiamiento estatal a privados y a la igualdad de trato entre lo público y lo privado. Dichas fundaciones promueven una Iniciativa Popular de Norma respaldada por Fundación Oportunidad, que pertenece a Andrónico Luksic (fuente Movimiento por la Unidad Docente).
  • Relaciones Exteriores: Antonia Urrejola, cercana al Partido Socialista, ha sido asesora de Luksic, de Agrosuper con la crisis en Freirina y se encuentra alienada con las políticas de la vetusta OEA, desde que fue jefa de gabinete de José Miguel Insulza. Su cercanía con las posturas de continuar y fortalecer las alianzas geopolíticas y comerciales con Estados Unidos pueden decantar en un descuido fatal para las instancias de cooperación internacional creadas por los propios latinoamericanos como UNASUR o MERCOSUR.
  • Ministro de Economía: Grau, fue uno de los principales artífices del giro a la derecha en las medidas productivas, económicas y comerciales con las que Apruebo Dignidad se presentó en los debates, arrepintiéndose por ejemplo de integrar en los directorios de empresas a trabajadores para no espantar al empresariado. Con Grau en Economía se modera también el ímpetu transformador que podrían exigir otros sectores o bien la génesis de lo que fue el proyecto de Apruebo Dignidad.
  • Hacienda: Mario Marcel, resulta ser una figura clave para dar tranquilidad al mundo económico y financiero. Impide por un lado el asedio permanente de inseguros y temerosos inversionistas y comerciantes (los grandes) que desde la colonia en Chile han buscado siempre las condiciones más cómodas para sus negocios.

“Este gabinete se incorporan una serie de personas pertenecientes al área de lo que fue la antigua concertación del antiguo partido por la democracia, unos más cercanos a la vieja concertación, otros más cercano al Apruebo Dignidad, muchos más cercano del centro político”, nos cuenta Sergio Grez, historiador chileno.

De todos estos ministros, lo de Hacienda es clave, nos explica Sergio Grez. “En Chile desde la dictadura, el ministerio de Hacienda es un cargo clave, porque orienta la política económica y social en general, porque de estos dependen muchos otros ministerios. Allí Boric ha nombrado a un personaje muy controvertido, Mario Marcel, ex socialista, que ejercía justo hace pocos días, el cargo de presidente del Banco Central. En este cargo, Marcel se ha hecho una fama de economista neoliberal, ya que el Banco Central, junto a lo del ministerio de hacienda, es una de la institución que vela por los equilibrios macroeconómicos. Por lo tanto, desde la izquierda, esta nominación ha sido una de la más criticada. El gran empresariado y la derecha, confirmando lo que digo, han aplaudido la nominación de Marcel en este cargo”.

Advertisement

En vista de este nuevo gabinete, que aunque sea compuesto de más mujeres que hombres y también de figuras como la nieta de Allende, tiene desafortunadamente en sus puestos claves figuras muy controvertidas, surgen normales algunas preguntas: ¿Será entonces realmente capaz de liberar a todos los presos políticos, de la revuelta y mapuche? ¿De poner fin a la militarización de la Araucanía? ¿De dar educación y salud pública? ¿De poner fin a la privatización del agua y de todos los recursos mineros?

¿Podrá ser la voz del pueblo que se levantó el 19 de octubre 2019, mejorar a Chile realmente, o solo transformar la punta de un iceberg con tintas de apariencia?

 

Elena Rusca, Ginebra, 24.01.2022

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Corresponsal

Related Posts

  1. Felipe+Portales says:

    Muy buen análisis. Además, es muy importante agregar que ¡Boric, con sus designaciones, perjudicó seriamente sus ya malas relaciones con su principal aliado de izquierda: el PC! Como lo expresaron de modo desusado su presidente Guillermo Teillier y su diputado Hugo Gutiérrez, el PC quedó en franca “capitis deminutio” en la alianza gubernativa. ¡Quedó con menos ministros (3) que los socialistas (4)! Y, más aún, el principal ministro del área económica (Mario Marcel) ha sido un destacado personero neoliberal concertacionista y principal ideólogo de la “sagrada” regla del superavit estructural del 1% del PIB. Como si lo anterior fuese poco, Boric hizo gala de un insólito chauvinismo partidario al colocar -dentro de los ministros del FA- a la mayoría absoluta de sus ministros de su partido Convergencia Social (5), versus 3 de Revolución Democrática, Comunes, Unir y Fuerza Común…

  2. solamente un viejito de 81 says:

    Don Felipe, ¿cuál es la sorpresa con el análisis? Todo está yendo suavemente y hasta el momento. solamente gente como el autor del artículo, usted y otros han levantado sus voces para expresar lo que ya se sabía de este “nuevo” gobierno, que de nuevo solo tiene el cambio de la gente que compone este gobierno, con respecto al gobierno que nos deja. Me imagino y estoy seguro que usted sabe la definición de REVOLUCIÓN, ¿no es cierto, don Felipe? Bueno, lo que pasó en ese Octubre bendito, PARA NADA FUE UNA REVOLUCIÓN, es decir, nadie de los que se levantaron ese Octubre pedía el cambio de sistema, esto está clarísimo, por lo tanto, estoy seguro que usted y todos los que analizan este nuevo gobierno van a seguir sorprendiendose a medudo que avanza el tiempo, con la inercia de un sistema totalmente arraigado en el pueblo chilensis. Ojalá que por lo menos este gobierno haga las reformas para que lo fundamental para una existencia decente de los chilenos se cumplan, como la educación general pública, una sola, un sistema general de salud, uno solo, un sistema general de previsión, uno solo y todos los productos ESENCIALES como el agua y la electricidad sean distribuídos por el estado. Si se alcanza esto con este gobierno, don Felipe, será un triunfo para el avance hacia una sociedad igualitaria en su desarrollo, sabiendo, que todos los seres humanos no somos iguales y todos queremos alcanzar lo mejor que nos proponemos si las condiciones son para todos iguales.

  3. Asi es, neoliberalismo con perspectiva de genero. Los tremendos cambios consitiran en cuoteos paritarios en las gerencia empresariales, muy documentado con lenguage inclusivo, …y NADA MAS.

  4. Margarita Labarca Goddard says:

    QUE TODO CAMBIE PARA QUE TODO SIGA IGUAL
    Desleal es lo menos que se le puede decir a Boric, cuando los comunistas le aportaron más de 700.000 votos para su triunfo. Y también por no haberle dado nada a Daniel Jadue, que era mucho mejor candidato que el mismo Boric. Jadue es un hombre de palabra y de lealtades.
    El saludo al feminismo, a las disidencias sexuales y otro tipo de asuntos de esa índole, no afectan en nada al noeliberalismo, al modelo económico. La derecha también puede estar de acuerdo con eso y no pasa nada. Que haya 14 mujeres en el ministerio a mí no me impresiona, pues las mujeres son iguales a los hombres y pueden ser tan buenas o tan malas como los varones.
    Lo que sí me importa es que en el programa no se diga ni una palabra sobre la recuperación de nuestros bienes públicos, al menos el cobre y el litio, parta qué decir el agua. Entonces ¿cómo va a financiar sus programas sociales? Les va a subir los impuestos a las empresas mineras, pero eso no significa nada, pues en todo el mundo esas empresas pagan mucho más. Es verdad que hay que hacer las cosas de a poco, pero hay mucho trecho de ahí a ser un vulgar gatopardo.

  5. solamente un viejito de 81 says:

    Margarita, me imagino que usted se habrá dado cuenta que en un país como Chile la política siempre ha sido igual, es decir, los nuevos gobiernos siempre ponen gente en los ministerios a gente que tiene un historial político afin a las ideas políticas del gobierno entrante, o son parte de estas ideas en los partidos políticos del nuevo gobierno. Sabe Margarita, lo que me revela la posición de este nuevo gobierno en sus próximos 4 años, es que designó gente del Partido Socialista en su gabinete, y esto me dice que el sr Boric sabe perfectamente con esto y lo demuestra, que su gobierno es solamente otro gobierno más en la historia de nuestro sufrido Chilito y no lo que esperan tantos y tantos que votaron por este gobierno.
    Margarita, usted se sorprende que en el sutil progama de izquierda (¿? ) nada se diga de la recuperación de nuestros minerales, bueno, Margarita, ¿y que espera? ¿Un Chicho? Si este cabro era solamente un revolucionario universitario y durante su campaña nunca habló de la nacionalización del cobre o de la recuperación del Litio o de NACIONALIZAR NUESTRO OCÉANO, que está en manos de unas cuantas familias. Asi que, a no pedir milagros de un cabro que nadie lo ha visto caminar sobre las aguas, y al original tampoco.

  6. En algún momento esto tiene que decantarse y el PC terminara abandonando la coalición formada por Gabriel Ictericio Boric y ahi veremos que camino tomara la vocera, si como afirma la derecha se acomodara en una casa nueva, total es joven y se cree capaz de hacerlo.
    Con los ministros reaccionarios Urrejola, Grau y Marcel solo se ven cuatro años con muchos días nublados y bastantes tormentas que posicionaran al gobierno en el clima que mas le asienta, cambiar un poco para que todo siga igual, en se momento se incorporara un super ministro llamado Ministerio del Gatopardo donde se incorporaran los viejos pescados de la concertación y la DC.

  7. herman carrasco says:

    Sorprende la capacidad de pitonisos y profetizantes de un gobierno que aun no asume.
    Mas aun cuando no veo argumentos de fondo y contenido ,solo especulacion descalifiadora .

  8. SAMUEL BELLO SEPÚLVEDA says:

    “’No son 30 pesos, ¡son 30 años!’ ha sido el lema de la revuelta iniciada el 18 de octubre. Desde allí empezó una lucha desde las bases, hasta que la ‘dignidad se haga costumbre’. Por eso, nacieron las asambleas territoriales y muchos jóvenes fueron encarcelados. Se pensaba que otro Chile era posible, un Chile sin militarización en la Araucanía, con salud pública y agua potable accesible para todos. ¿Y ahora, adonde estamos yendo?”.
    – Todas estas ideas no han sido validadas por “el estallido”, ya que este careció y carece de todo planteamiento y dirección que por él hable. Todas las ideas aquí consignadas no constituyen siquiera un borrador de programa y cada una de ellas carece de todo sustento. Por ejemplo: ¿acaso “la indignidad” sí es costumbre en nuestro país?

  9. Saludos a todos,
    ¿ACERCA DEL NO REAJUSTE A LAS “PENSIONES VALECH”?
    Ha quedado claro que para los exprisioneros políticos memoria del gobierno popular del compañero presidente Dr. Salvador Allende, no fuimos tomados en cuenta de ser considerados en los reajustes de pensiones que se realizó últimamente.
    Lo paradójico del asunto, es que habiendo tantos compañeros en Chile que se benefician con esta pensión, ¡CALLAN! haciéndose cómplices de estas injusticias. Incluso, existen organizaciones activas de exprisioneros políticos en el Chile de renombre que NO ejercen ninguna defensa de los derechos que por Ley nos corresponden
    La Ley N° 19.992, conocida como Ley Valech, otorga una pensión de reparación a las víctimas directamente afectadas por violaciones a los derechos humanos individualizadas en el anexo “Listado de Prisioneros Políticos y Torturados”. En su artículo 4 dispone que esta pensión es compatible con cualquier otra que, asimismo como cualquier otro beneficio de seguridad social establecido por las leyes.
    En Chile los parlamentarios tanto de “izquierda y de derecha”, militares y los poderosos gozan de sueldos millonarios (ostentosos + regalías), mientras el pueblo que crea la riqueza en el país recibe las migajas o sobras de la mesa.
    ¡BASTA DE ACEPTAR ABUSOS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software