Latinoamérica

Pide la UE inventar un nuevo mundo, «como los conquistadores»

Advertisement

Josep Borrell, el máximo jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), aseguró durante un encuentro con parlamentarios de América Latina: Estamos viviendo una tormenta perfecta, y para navegar en esta tormenta ya no nos sirven ni las rutas ni los mapas del pasado. Como los descubridores y conquistadores, tenemos que inventar un nuevo mundo. Y se tiene que recalibrar nuestra brújula estratégica con plena conciencia histórica para entender la magnitud de los cambios a los que tenemos que hacer frente.

Estas palabras las pronunció el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad a raíz de una reflexión que hizo en torno a la guerra en Ucrania, en la que también apeló a fortalecer las relaciones bilaterales entre ambas regiones.

Borrel pronunció su discurso el pasado miércoles, en Bruselas, ante la Asamblea Parlamentaria Europea-Latinoamericana (Eurolat), un organismo multilateral compuesto por 150 parlamentarios que la mitad proceden de Europa y la otra mitad de América Latina, es decir del Parlatino (Parlamento Latinoamericano), el Parlandino (Parlamento Andino), el Parlacen (Parlamento Centroamericano), el Parlasur (Parlamento del Mercosur) y los Congresos de Chile y de México.

Advertisement

Borrel centró gran parte de su intervención en los efectos que está teniendo en la vida cotidiana de la gente de Europa y de América Latina la guerra en Ucrania, a lo que definió como la tormenta perfecta. Y a continuación advirtió que para navegar en esta tormenta ya no nos sirven ni las rutas, ni los mapas del pasado. Como los descubridores y conquistadores, tenemos que inventar un nuevo mundo.

Advertisement
Advertisement

Borrell, en sintonía con el Ejecutivo español, el socialista Pedro Sánchez, está trabajando para intensificar las relaciones diplomáticas y comerciales entre América Latina y la UE, sobre todo a partir del segundo semestre del próximo año, en el que el presidente español ocupará de manera temporal la presidencia de la UE. En este periodo aspiran a culminar los acuerdos bilaterales y de libre comercio con las principales regiones latinoamericanas, sobre todo con Mercosur, Chile y México.

Advertisement

Borrell, tras hacer su analogía con la época de la Conquista, añadió: En este momento de turbulencias, en este mundo inseguro, imprevisible y peligroso en el que nos toca vivir, hay que reforzar la relación entre América Latina y la UE. Creo que nos necesitamos los unos a los otros más que nunca.

Advertisement

El máximo representante de la diplomacia europea también recordó que estábamos ya recuperándonos de la pandemia y otra vez la historia nos sorprende con un acontecimiento terrible, traumático, que es de nuevo la guerra en las fronteras de Europa, algo que creíamos olvidado. Y ciertamente hace 70 años que los europeos no hemos cruzado nuestros aceros, como decían los clásicos españoles del Siglo de Oro. Pero ahora, desgraciadamente, no muy lejos de aquí, a 2 mil kilometros de Bruselas, en las fronteras de Europa, la población de Ucrania y su infraestructura civil están siendo bombardeadas militarmente y yo añadiría criminalmente por la Rusia de Putin. Si ustedes miran un mapa satelital de Europa, la verán iluminada y verán también una gran mancha negra en el este que parece la prolongación del mar. Pero no, es Ucrania donde no brilla ya una sola luz y donde 10 millones de personas han dejado de tener acceso a la electricidad.

En cuanto a las relaciones entre Europa y América Latina, Borrell añadió que “no es que ustedes nos necesiten a nosotros, ni nosotros a ustedes. Es que nos necesitamos los unos a los otros. Y, como una buena pareja, la relación de dependencia mutua es mutuamente provechosa. Y hemos de alegrarnos de que desde el principio partimos de una relación que se asienta en bases sólidas.

Advertisement

Tenemos la red más densa de acuerdos políticos, de cooperación y comerciales con América Latina que con otra cualquier región del mundo. Nuestras empresas han invertido en sus economías más que en China, que en India, que en Japón y que en Rusia juntos. Hemos invertido más en América Latina que en todas esas grandes economías del mundo.

Advertisement

Borrell también se mostró esperanzado de que fructifiquen los encuentros en México del gobierno de Venezuela con la oposición, al condicionar los avances en este diálogo a que se acomoden en un futuro la política de sanciones que todavía tiene vigente la UE con Caracas. En relación a Nicaragua, el diplomático europeo señaló que la actual crisis política sólo puede resolverse allí mediante un verdadero diálogo entre gobierno y oposición. Pido desde aquí un gesto humanitario que ofrezca esperanza. Y espero que mi voz, amplificada por esta Asamblea de parlamentarios, sea no sólo oída, sino entendida.

Advertisement

Por Armando G. Tejeda

Fuente: La Jornada

Advertisement
Advertisement

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

La Jornada

Related Posts

  1. Patricio Serendero says:

    La idea de Borrel es una nueva campaña de «descubrimientos» para los europeos, donde los nuevos Cortés, Pizarro, Almagro o Valdivia son las empresas multinacionales europeas que vienen por más recursos naturales al precio que sea, así como un basurero tranquilo y lejos de la muy educada Europa. Dispuestos claro a alimentar algún golpe de Estado si es necesario, o la crucificción para los países que no se doblegan frente al imperio. Todos los acuerdos comerciales firmados merecen una revisión seria porque dañan nuestras economías. Solo que los «defensores» que tenemos son como Boric, grandes apoyantes de una política de «venas abiertas de A. Latina» como lo relató el gran Eduardo Galeano.

  2. Felipe Portales says:

    Así es, «Volteretas» al apoyar completamente el TPP11 -cuando por años lo denunció usando incluso poleras en su contra- está continuando a la letra las políticas económicas internacionales de subordinación solitaria al mercado mundial desarrolladas con tanto ahínco por los gobiernos de la Concertación. Gobiernos que, junto con ello, desecharon vergonzosamente el Pacto Andino (creado con el impulso de Eduardo Frei y que Salvador Allende apoyó totalmente) y el recién creado Mercosur que fue despreciado desde Aylwin hasta Bachelet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software