Poder y Política

Marcela Aranda, la furibunda activista del Observatorio Legislativo Cristiano invitada al Congreso

Tiempo de lectura aprox: 57 segundos

“El ministro Ávila puede creer lo que quiera y sentirse como él quiera. Sin embargo, no puede usar su cargo para tomar el ministerio como una plataforma para ejercer una acción de proselitismo ideológico, sea en el ámbito político, de la sexualidad o cualquier otro”, dijo este lunes Marcela Aranda, directora del Observatorio Legislativo Cristiano, durante las audiencias ante la comisión encargada de analizar la admisibilidad de la acusación constitucional contra el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila.

Aranda también manifestó su temor a que no se respete el derecho preferente de educar a los hijos. En dicho plano, señaló que espera que se pueda garantizar tal garantía, de modo que las niñas y niños tengan la educación que los padres decidan darle hasta que tengan la edad suficiente para tomar sus decisiones. Sostuvo que la moral establece lo que es bueno y malo. Ello considera que la formación física, mental, social, cultural, emocional y espiritual de los hijos sea competencia de los padres. Así, el Estado cumple un rol subsidiario.

Finalmente dejó expuesta su inquietud, frente a si el titular de Educación es un lobista LGTBQ+ o un ministro de la educación en Chile. A su juicio, su activismo y condición ha superado el limite de lo privado y ha cruzado el limite de vulnerar el derecho de niños y padres.

La ultraconservadora Marcela Aranda es una activista que se opone a los derechos de las personas LGBTIQ+ y al aborto legal. Aranda es la fundadora de la organización «Bus de la Libertad», que ha recorrido el país con mensajes homofóbicos y transfóbicos.




 

 

 

 

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20



Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *