Poder y Política Portada

Cámara aprueba en general ley antitomas: advierten de graves efectos sociales y legales

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 43 segundos

En medio de un intenso y polarizado debate, la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados ha aprobado por 89 votos a favor, 43 en contra y 3 abstenciones la idea de legislar un proyecto que pretende regularizar los delitos de ocupaciones ilegales de inmuebles y establecer nuevas penas y mecanismos de restitución. Esta decisión ha generado gran controversia y opiniones encontradas en la sociedad.

El proyecto, en su segundo trámite, tiene como objetivo principal aplicar sanciones más rigurosas al delito de usurpación de propiedades. Entre las modificaciones propuestas se encuentran la introducción de penas privativas de libertad para el delito de usurpación, la ampliación del período de flagrancia, y la facilitación de la detención de los ocupantes. También busca permitir la restitución anticipada del inmueble ocupado durante la investigación del delito y al presentarse demanda civil, así como la aplicación de técnicas especiales de investigación para perseguir las usurpaciones.

Sin embargo, detrás de estos cambios aparentemente orientados a combatir ocupaciones ilegales, surgen cuestionamientos sobre los posibles impactos sociales y legales de esta legislación. Entre las voces críticas se argumenta que la inclusión de la legítima defensa privilegiada de los propietarios y el concepto de flagrancia permanente podrían abrir la puerta a situaciones de autotutela y confrontación. Además, se advierte que el derecho a la propiedad no debería conducir a medidas que criminalicen la pobreza ni atenten contra la vida de las personas.

Los opositores a la ley argumentan que su redacción actual podría afectar a comunidades en proceso de regularización y generar conflictos innecesarios. Ante estas preocupaciones, se contempla incluso la posibilidad de recurrir al Tribunal Constitucional para analizar la constitucionalidad de la norma.




En el otro extremo, los defensores del proyecto sostienen que este brinda herramientas más efectivas para proteger el derecho de las personas a la propiedad. Argumentan que la regulación más estricta es necesaria para enfrentar a bandas criminales involucradas en ocupaciones ilegales y loteos irregulares, así como para abordar problemáticas vinculadas al narcotráfico.

La intervención de la ministra del interior, Carolina Tohá, en representación del Ejecutivo, resalta la necesidad de actualizar la legislación para abordar situaciones de usurpación que varían desde necesidades de vivienda hasta acciones violentas en la macrozona sur. Tohá enfatiza que es esencial diferenciar y sancionar el delito sin perjudicar a personas de bajos recursos. La ministra rechaza la autotutela y asegura que el Gobierno busca evitar confrontaciones entre ciudadanos.

Un punto relevante a destacar es que el Ejecutivo ha decidido retirar la urgencia a la tramitación del proyecto, lo que podría permitir ajustes y modificaciones necesarios para lograr un mayor equilibrio en la futura legislación.

En última instancia, la aprobación de esta ley polémica plantea la difícil tarea de encontrar un balance entre la protección de la propiedad y los derechos humanos, evitando la criminalización de la pobreza y la autotutela. A medida que el proyecto avance en su trámite legislativo, se espera que las discusiones continúen y que se busque un consenso que responda a las complejidades de la realidad social y legal en juego.

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20



Related Posts

  1. Margarita Labarca Goddard says:

    De acuerdo, pero hay que cambiar este CHILEAN WAY. ¿Cómo? No sé, pero tienen que ser los jóvenes, que inventen algo. Yo tengo 88 años y ya hice lo mío en tiempos de la UNidad Popular. Quizás ahora no hay que tomarse el poder sino crearlo desde las bases. La consigna seria CREAR PODER POPULAR. ¿Cómo? Uy, hay muchas formas, averiguen,

  2. Gino Vallega says:

    Ah! los «magníficos» otra vez….para resolver el problema de las usurpaciones de terreno (el estado usurpando a los mapuche y regalándola a sus «amuguis»…las parcelitas de agrado…las bandas organizadas de usurpaciones para pobres….) proponen y fíjense que maravilla : PENAS MAS DURAS PARA LOS NECESITADOS, SIN RESOLVERLES SU SITUACIÓN Y PROTECCIÓN A LOS DUEÑOS DE LOS SUEÑOS DE LOS CHILENOS POBRES…..THE CHILEAN WAY!

  3. Margarita Labarca Goddard says:

    Y qué quería un gobierno que ha aceptado que la Constitución la haga la derecha, que tiene mayoría en el Congreso. Las constituciones las debe hacer el pueblo, eso lo sabe todo el mundo. Este engendro habrá que rechazarlo porque es peor que el de Pinochet. En Chile siempre ha habido tomas, y muy justificadas. Qué cobardes y qué traidores han resultado estos jóvenes (salvo honrosas excepciones).

    • Miguel retamal says:

      La culpa la tienen los y las ¡¡ cdafd!! que votaron por el rechazo. Esos son los TRAIDORES. ESOS permitieron que la derecha pueda organizar su propia Constitución. Estoy seguro que el que escribió es uno de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *