Chile al Día

Educación en Estado de Catástrofe: Un llamado urgente de las organizaciones

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 40 segundos

La educación en la región de Atacama y otros servicios educativos se encuentra en una situación crítica, lo que ha llevado a no pocas organizaciones a exigir al gobierno que declare el Estado de Catástrofe en la educación. Las organizaciones que representan a profesores, asistentes de la educación, madres, padres y apoderados, jardines infantiles, y administraciones centrales de los servicios locales y la educación municipal se unieron en una solicitud conjunta al Presidente de la República, Gabriel Boric, con el objetivo de enfrentar la crisis que afecta a la educación pública.

El llamado, realizado el 3 de noviembre, insta al Presidente a utilizar el 2% constitucional para abordar la actual crisis educativa. Esta facultad presidencial ya se utilizó en el año 2020 para hacer frente a las consecuencias de la pandemia y en 2008 para mantener las operaciones del controvertido sistema de transporte público TranSantiago.

El artículo 32 de la Constitución de Chile establece que el Presidente, con la firma de todos los ministros de Estado, puede decretar pagos no autorizados por ley para atender necesidades impostergables derivadas de calamidades públicas, agresiones exteriores, conmoción interna, grave daño o peligro para la seguridad nacional, o el agotamiento de los recursos destinados a mantener servicios que no pueden paralizarse sin causar un serio perjuicio al país. El total de los giros realizados con estos fines no puede exceder anualmente el 2% del monto de los gastos autorizados por la Ley de Presupuestos.

La situación de crisis se refleja en los once Servicios Locales de Educación Pública (SLEP), donde el SLEP de Atacama enfrenta la situación más catastrófica, con la posibilidad de poner en peligro el año académico. Le siguen en problemas el SLEP Colchagua y el SLEP Valparaíso, además de la crisis en la educación municipal, como se ve en la comuna de Til Til, donde se planea cerrar establecimientos educativos, o en Ancud, donde el Alcalde ha sido sancionado de por vida como sostenedor educacional y actualmente funcionan bajo un Administrador Provisional. Se estima que alrededor de 70 comunas enfrentan situaciones similares.




Los dirigentes de distintas regiones del país llegaron a La Moneda en busca de una solución urgente a la crisis educativa actual, que atribuyen a la municipalización de la educación y al actual sistema de financiamiento. Michael Humaña, Presidente del Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación (SNTE) Chile y Presidente de la Asociación SUTE del SLEP Valparaíso, señaló que la crisis es resultado de años de desfinanciamiento de la educación pública y del sistema de vouchers.

La Ley 21.040, diseñada y aplicada durante el gobierno de Sebastián Piñera, ha profundizado las desigualdades en los SLEP y ha afectado tanto a los estudiantes como a los trabajadores de la educación. La falta de aprobación de un presupuesto adicional por parte del Ministerio de Hacienda ha llevado a una crisis presupuestaria en la educación pública. El mal diseño de esta ley ha dejado problemas financieros sin resolver y ha abierto la puerta a la corrupción.

La situación es especialmente preocupante en Chiloé, donde la comunidad ha resistido el traspaso a un sistema de educación que perciben como precario. Los líderes señalan que esta situación genera una masacre laboral para cientos de trabajadores. La crisis también afecta a municipios con departamentos de educación y corporaciones que enfrentan problemas financieros, lo que pone en peligro la calidad de la educación.

Finalmente, los líderes se reunieron con el Gabinete de la Subsecretaria Alejandra Arratia y el Director Nacional de la DEP, Jaime Veas, para iniciar una Mesa de Trabajo que abordará las principales urgencias de la Nueva Educación Pública y propondrá Indicaciones Sustitutivas para reformar la Ley 21.040. Estas indicaciones se esperan que sean presentadas al Senado en diciembre por el Ministro de Educación, Nicolás Cataldo.

La educación en Chile enfrenta desafíos significativos, y la declaración de Estado de Catástrofe es vista como una medida necesaria para abordar la crisis actual. Los dirigentes de la educación esperan que esta acción ayude a frenar el retroceso pedagógico posterior a la pandemia y la deserción de miles de estudiantes del sistema educativo público.

 

Organizaciones participantes:
– Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación – SNTE Chile
– Federación Nacional de Trabajadores de la Educación – FENATREDUC, Chiloé.
– Asociación de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación – ASOTTE, SLEP Gabriela Mistral.
– Asociación SITECOVA, SLEP Valparaíso.
– Asociación de Funcionarios de la Educación Pública – AFEPUCOL, SLEP Colchagua.
– Agrupación de Madres, Padres y Apoderados del SLEP Valparaíso.
– Federación de Funcionarios DAEM y DEM de la Región del Bio Bio – FEFUDAEM.
– Asociación de Jardines Infantiles VTF, SLEP Valparaíso.
– Asociación de Funcionarias y Funcionarios SUTE, SLEP Valparaíso

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20



Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *