Opinión e identidades Poder y Política

2023: el año deplorable de la política chilena

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 44 segundos

Aristóteles escribió que solo las bestias y los dioses podían vivir en solitario y que los hombres sólo podían vivir en comunidad, en la polis.
Yo me permitiría agregar que tampoco los dioses pueden vivir aisladamente pues por algo nos cuentan que ellos viven en el Olimpo, que es una comunidad.
La actividad política correctamente concebida es de mucha nobleza y generosidad pues de lo que se trata, es que hay integrantes de la comunidad que dedicarán sus mayores y mejores esfuerzos no al cultivo del jardín propio sino a la plaza pública. No trabajarán ni se esforzarán para así y los suyos sino para todos.
Max Weber llega a señalar que la actividad de los políticos profesionales no debe juzgarse deontológicamente sino por sus resultados; así por ejemplo un ministro de economía no puede avisar sin hacer matices que la situación de su país se hará catastrófica. Pues con ello no haría otra cosa que agravar los problemas, si es necesario mentir para aminorar lo debe hacer.
En Roma se estableció que había una carrera de los honores que era la política y que había una carrera del comercio y que no se podían desarrollar simultáneamente una y otra.
Para la carrera de los honores se reserva el mármol de los monumentos, los nombres de las calles y ciudades y el registro de los historiadores; para los que buscan hacer dinero, que es también legítimo, solo recibirán el recuerdo de sus herederos y eso con suerte.
Ha terminado el año 2023 y el balance de la política o cosa pública chilena es desastroso.
Los escándalos de corrupción cruzan todo el arco político, la administración en los municipios, el caso fundaciones, las rendiciones de cuenta por subsidios públicos electorales, en todas partes chapotea la corrupción.
La derecha sabe de estas cosas y mucho pero es la primera vez en que la izquierda o algunos sectores de ellos, lamentablemente los más jóvenes, aparecen involucrados en estas cosas.
 En toda la historia de la izquierda: Recabarren, Lafferte,  Grove, Pedro Aguirre Cerda, Raúl Ampuero, Luis Corvalán, Miguel Enríquez, Carlos Altamirano,  Gladys, ni Salvador Allende, ninguno de ellos estuvo nunca metido en líos de plata.
Hoy están involucrados y precisamente los más jóvenes lo que es más preocupante aún.  Cuando uno es joven está lleno de idealismo y el dinero no importa o más bien no debiera importar.  ¿Cómo serán después?
En la derecha las cosas son incluso peores; va a ser formalizada en los próximos días una emblemática alcaldesa y hay otra, de un poco más edad, que no sabemos por qué no le ocurre nada judicial. Hay un alcalde de una comuna del Chile lindo que está preso.
Se ven venir resoluciones judiciales que afectarán a importantes personas del mundo municipal de todos los sectores, es increíble que las direcciones partidarias no adopten medidas alguna para enfrentar esos días que serán desastrosos.
El ser nacional, la cosa pública, se va construyendo a partir del debate de ideas y es entonces una obligación fundamental de los partidos contribuir a la creación, difusión y debate de esas ideas.
 Lamentablemente hoy no hay debate público, hay un simple conventilleo de descalificaciones de corto alcance que solo nos permiten apreciar las limitaciones evidentes de nuestros actuales dirigentes políticos   Si uno ve los debates en el parlamento se da cuenta que la inmensa mayoría de los parlamentarios leen sus intervenciones que son además modestísimas en cuanto a sus contenidos.
Chile tiene un estancamiento económico desde hace 15 años; nuestro crecimiento el año 2024 será similar al de Haití. Solo el ministro Marcel cree que creceremos un 2,5% y sobre esa base construyó la ley de presupuesto nacional. La derecha, que debería ser oposición, ni siquiera reparó en ello pues sus representantes son de tal modestia intelectual y de tan escasa formación que ya ni se acuerdan del 1% de superávit estructural en el presupuesto, uno de sus ejes en estos debates.
Se anuncia un acuerdo desastroso para las arcas fiscales entre Codelco y Soquimich. Este acuerdo señala que las utilidades para Chile se asignarán exclusivamente para el pago de la gigantesca deuda que tiene Codelco después de las desastrosas administraciones de que ha sido víctima.
 Los grandes beneficiados serán los nietos del general Pinochet y su ex yerno Julio Ponce Lerou; me niego a creer que Soquimich mantenga sus prácticas del pasado y haya obtenido este contrato tan beneficioso e injustificado por medio de incentivos económicos al mundo político.
Pero tras la paletada nadie dijo nada.
Debo creer, porque soy un hombre de fe, y creo en la redención que hoy Soquimich convenció al mundo político de este contrato, simplemente a partir de sus argumentos y que sus antiguas prácticas están ya superadas y olvidadas.
Por Roberto Avila Toledo
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Las opiniones vertidas en esta sección son responsabilidad del autor y no representan necesariamente el pensamiento del diario El Clarín

 



Related Posts

  1. Gino Vallega says:

    En el último estertor de su muerte, la izquierda chilena pataleó hacia el centro y se pasó,
    concientemente, hacia la derecha; no hay IZ en Chile y el ave fenix de sus cenizas, amarillea como el que más

  2. Felipe Portales says:

    En efecto, podríamos decir paradojalmente que lo positivo de 2023 es que ya casi no existirán bases para mantener el engaño y autoengaño que han prevalecido desde 1989 en la centro-izquierda chilena, la cual ha dejado de ser de centro-izquierda y se ha convertido en una dependencia de la derecha chilena. Desde el regalo solapado de la mayoría parlamentaria que le hizo a la derecha en 1989; pasando por la siniestra y vergonzosa destrucción de todos los medios de centro-izquierda; por la defensa de la impunidad internacional y nacional de Pinochet; por la confirmación de las leoninas privatizaciones y su ampliación posterior; por la entrega efectiva de más del 70% del cobre a grupos económicos nacionales y extranjeros; etc. etc.; llegando ahora a la entrada al TPP11, a la suscripción del vergonzoso tratado con la UE y de la increíble consagración del estado chileno con el más corrupto de los corruptos, Ponce Lerou, en torno al litio; habrá que ser de un voluntarismo irredento y ya casi estúpido para seguir creyendo que nuestra «centro-izquierda» lo es tal.

  3. Patricio Serendero says:

    El Ministro Pacheco, hombre de Derecha, hace parte de un gobierno también de Derecha. Desde el TTP11 al acuerdo con la UE para citar dos cosas gruesas que así lo demuestran. Defensores de un Chile vendido a retazos. Este último caso de SQM es otro ejemplo, encima además visto el personaje con el cual se hacen negocios del Estado. Ponce Leroux es un empresario corrupto. Salió de Corfo justamente por eso. Engaño burdamente a los propios trabajadores de SQM para apropiarse del total de la empresa en su momento. Escapó también de la Justicia por el caso Cascadas donde miles de personas inscritas en las AFP perdieron millones por esta estafa. Nunca le aconteció nada. Los poderosos tienen otro sistema de justicia.
    SQM debería haber sido expropiada hace rato. Por toda la corrupción y robo a Chile que practica a diario. Ahora vuelve a robar con este acuerdo en que Chile le regala parte importante de su litio. Y este Gobierno de Derecha lo celebra naturalmente como un triunfo.
    Cuanto engaño ha habido en el discurso del FA. No son nada más que la camada nueva de la Derecha. Para ya no hablar del PC, que no tiene problemas aparentemente en seguir asociado con un movimiento que no defiende los intereses de los trabajadores. Las alianzas políticas se respetan con la condición que los aliados cumplan lo que dicen.
    Esperemos que el Pueblo les dé su justo merecido en las próximas elecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *