Columnistas

La izquierda civilizatoria hoy no tiene posibilidad de poder pero debe construirlo

Advertisement

La casi totalidad de la población mundial acepta como meta de la política el productivismo/consumista necesario a los capitalistas. No sabe ni le importa que continuarlo será imposible.

Advertisement

 

Advertisement
Advertisement

Como consecuencia el voto ciudadano en las elecciones oscila en normalidad entre la derecha y la izquierda del sistema.

Advertisement

 

Advertisement

Esas fuerzas complementarias presentan diferencias sobre valores sociales, distribución del ingreso, derechos laborales, comportamientos ecológicos…, matices que dificultan ver su acuerdo de base.

 

Advertisement

Con esas banderas compiten para instalarse en los cargos.

Advertisement

 

Advertisement

Esa oposición discursiva por intereses casi personales es grave porque distrae de la preparación de un modo de vida radicalmente distinto como respuesta global al colapso del sistema empresarial insostenible de recursos minerales, clima, energía, agua…  

 

Advertisement
Advertisement

Con la ayuda de los empresarios de los medios la postura izquierda de la derecha atrae a personas que podrían ser parte honesta del esfuerzo de cambio de civilización.

 

La izquierda civilizatoria debe asumir que su trabajo empieza de cero y solo crecerá con persistencia, hechos duros de realidad y abandono de la ilusión de ser poder ahora.

Advertisement
Advertisement

 

Advertisement

Cualquier intento o incluso éxito presente es derivar a ser parte del orden sin futuro.

 

Advertisement

El Orden planetario de los empresarios es insostenible en el tiempo. No les sirve ni siquiera la conquista.

 

Advertisement
Advertisement

 

Advertisement

Contacto romulo.pardo@gmail.com

 

Advertisement

Advertisement
Advertisement

Advertisement
Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Gino Vallega says:

    La palabra «civilización» y derivados tiene una historia compleja que muchas veces nos hace rechinar los dientes como
    la «civilización» de américa por los europeos ó el civilizar a los indígenas…Preferiría no se utilizara en nombres políticos porque conlleva mucha violencia y represión ,tal vez «izquierda humanista» ó izq, comunitaria ó izquierda popular , un nombre que no llame a «daños colaterales» considerables (como la imposición de Guaidó a un pueblo en aguda crisis).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software