Opinión política

¿Para qué sirven las FFAA y de Orden?

Obvio dirá usted: para mantener el orden. Y aquí cabria de inmediato la cuestión –que no tratamos aquí por ahora- ¿pero de qué orden público estamos hablando? ¿Es un orden justo, igualitario, decente?  ¿ Acaso el orden solo por ser orden es bueno y deseable?  Tema para otra columna.   Volvamos al tema.   ¿Acaso no son creadas, especialmente, las FFAA para una eventual defensa del territorio nacional de manera prioritaria?.

 

Advertisement

 

Para el tema del orden público se han creado Carabineros y PDI. Bien. Esas son las definiciones genéricas   y  que por tales, encuentran con más facilidad acuerdo inicial.   Sin embargo, la declaración del estado de Emergencia y el Toque de Queda los han devuelto a la calle en funciones represivas. Y ese ejercicio (enorme cantidad de detenidos; heridos y  muertos)  nos lleva a preguntarnos entonces:  ¿cuál es la formación que reciben hoy los institutos armados?  ¿En qué ética y doctrina se están educando?   

 

Deja muchas interrogantes el percatarse que  la educación en derechos humanos que haya podido hacerse en todos esos institutos, a la primera prueba, se venga abajo.  ¿ De  qué sirven entonces las famosas “clases de ética”, tanto para funcionarios policiales como para empresarios pro-Udi?   Al parecer el problema está en otro lugar también.  Las clases de ética a los cuerpos armados y policiales se dan en  medio de un sistema injusto, desigual, corrupto, poco transparente y concentrado en sus poderes  y accesos a bienes sociales básicos.

Advertisement

 

Por eso no está de más que comencemos a preguntarnos: ¿cuánto han cambiado las FFAA y de Orden desde  el año 1990 hasta acá?  Como no hay deliberación pública sobre estos temas, a pesar de que ellas prestan un servicio a todo el país   (distinto por ejemplo a los Blackwaters, empresa de mercenarios norteamericana), tenemos pocas posibilidades de enterarnos de cómo se dan las cosas al interior de los cuarteles. ¿En qué ideología serán formados los nuevos miembros? ¿Hasta dónde se ha dejado sobrevivir allí el pinochetismo? No lo sabemos. Nadie pide que se den a conocer  estrategias o tipos de armamento. Es la cuestión de la educación que ellos están teniendo, sus énfasis y visiones sobre el país, sobre nuestra América, sobre lo que está pasando en el mundo.

 

 

Advertisement

¿Por qué, al respecto, no se investiga bien qué sucede con los supuestos saqueos y encapuchados por ejemplo?  ¿Hasta dónde hay complicidad de las mismas fuerzas policiales? Y claro, lo sabemos, sirve para el relato justificatorio de la represión por parte del neopinochetismo.  ¡Hemos visto a personal de Carabineros llevándose plasmas en sus vehículos¡. ¿Alguien lo informa? ¿Hay alguna declaración de los encargados de la seguridad?  Incluso  tenemos que preguntarnos: ¿por qué la televisión y el periodismo no investiga quiénes son los famosos encapuchados? ¿Acaso no hemos visto a muchos de ellos actuar bajo el amparo de Carabineros? ¿Por qué nadie dice nada al respecto? . No deja de resultar llamativo que cada vez que hay una manifestación ciudadana enorme y tranquila   entonces aparecen los inevitables encapuchados y después entonces los canales de televisión se dedican a eso, a repetirlo hasta el cansancio. ¿Cuál es el objetivo? ¿Cuál es el manual para justificar lo injustificable? Muchas preguntas que por ahora quedan flotando, sin respuesta. Como las de la formación ideológica que están recibiendo.

 

 

Por Pablo Salvat

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad
Danzai Software