Opinión política

El estallido que viene

Esta Constitución que surgirá de una CC donde la Soberanía no reside en el Pueblo será una Constitución de Transición y de corta vida porque no incorporará las reivindicaciones que expresó el pueblo chileno a partir del estallido Social del 18 de Octubre de 2019.

En dos o tres años habrá una nueva rebelión popular que dará origen a una Asamblea Popular Constituyente .

Esa es la batalla constitucional que se viene.

Para ello debemos seguir luchando y desarrollando el Proceso Constituyente en todos los barrios, poblaciones, villas, campamentos, territorios del campo y la ciudad, comunas y regiones de todo el país.
Dicho proceso debe ser de arriba hacia abajo para culminar en una Asamblea Popular Constituyente nacional dónde estén representados los acuerdos alcanzados a lo largo de esta línea de tiempo.

Advertisement

El resto es el proceso institucional que nació a partir del espúreo acuerdo del parlamento firmado a nuestras espaldas el 15 de Noviembre de 2019 por una casta política que se aferra al poder con dientes y muelas para mantener sus privilegios.

Desde muchas comunas de Chile ya hemos iniciado este camino que nos conducirá a una Constitución que garantice nuestros derechos humanos de primera, segunda, tercera, cuarta y quinta generación dónde el acento esté puesto en el ser humano viviendo en comunidad y en armonía con el medio ambiente, con un estado que juegue un rol activo en una estrategia de desarrollo al servicio de las grandes mayorías y no en los intereses de las minorías que hoy detentan todo el poder en nuestro país.

Moisés Scherman

 

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Dirigente Social de La Reina

Related Posts

  1. Felipe Portales says:

    Y sobre todo, lo que se impone con urgencia es esclarecer lo más posible a la generalidad de la población -engañada por la uniforme TV- que NO DEBE CREARSE NINGUNA EXPECTATIVA con la farsesca “Convención Constitucional”, dado que su antidemocrático quórum de los dos tercios impedirá que pueda aprobarse democráticamente (por mayoría) una nueva Constitución. Y al crearse ilusorias expectativas, su depresión y desilusión política posterior puede ser gigantesca y llevarla a la inacción.

  2. Saludos a todos

    La gota que rebazo el vaso

    Por muy legitimo que fueron los resultados del plebiscito en su esencia, el querer interpretar lo que quiso decir el pueblo en cada uno de los que votó por la opción NO mixta se ha polarizado esa interpretación en un crítico porcentaje de chilenos.

    La legitimidad de una nueva Constitución –tarea única de la Asamblea Constituyente- puede hacerse sin necesidad de “reconstituir” a todos los poderes. Por lo cual pueden convivir (si no entran en competencia) el Congreso Nacional (dedicado más bien a tareas de fiscalización) y la Asamblea Constituyente (dedicada a pensar y rediseñar el Estado).

    Que nadie vuelva a votar por estos canallas

    En nuestro amplio e injusto pasado, hay que señalar a “los” que han vendido nuestra soberanía al capital foráneo que bajo el mandato del ex presidente Frei, y con “la complicidad de la mayoría de la Concertación” se privatizó Codelco, trescientos mil hectáreas de yacimientos menores fueron traspasadas gratuitamente a empresas extranjeras. También se privatizó el Puerto de Ventanas y la Termoeléctrica Tocopilla, privatizó Colbún, Edelnor, Edelaysen que generaba el 40% de la electricidad del país y fue bajo su gobierno que también privatizó el agua, adjudicándosela al consorcio Enersis-Anglian Water.

    Nuevos candidatos a la Constituyente

    Algunas de las figuras actuales más destacadas de la entidad Independientes no neutrales  (reconocidos por INN), que levanta precandidatos para el proceso constituyente en curso, tienen claros vínculos empresariales y promotores del extractivismo en Chile. El INN comenzó en agosto de 2020  a prepararse para incidir en la elaboración de una nueva Constitución y posicionarse en los medios.

    I) Benito Baranda, precandidato de la lista INN del Distrito 12, es parte del Hogar de Cristo y de una entidad denominada América Solidaria, en cuyo financiamiento de origen estuvo la empresa minera Barrick, impulsora del destructivo proyecto Pascua Lama detenido por graves infracciones a las condiciones de su aprobación, gracias a la lucha de las comunidades del Valle del Huasco y organizaciones socioambientales de la región y el país. Baranda participa del “Compromiso de Atacama” en el cual junto a la transnacional minera figura CORFO, FOSIS, Un Techo para Chile, América Solidaria, y el  Pacto Global de Naciones Unidas que reúne a empresarios que levantan la llamada “responsabilidad social empresarial” RSE, una iniciativa que en Chile ha significado la división de comunidades frente a proyectos extractivistas de hidroeléctricas y mineras, entre otras. 

    II) Rodrigo Jordán, coordinador de INN, es ingeniero industrial,  y saltó a la fama por su hazaña de llegar a la cumbre del monte Everest en 1992. El año 2004 organizó  una expedición liderada por  Andrónico Luksic quien también hizo cima allí, y se cuenta que al final Jordán debió llevarlo en brazos para que lo lograra. Jordán, fue director  ejecutivo de Canal 13 de TV, canal de propiedad del grupo de Luksic, entre los años 1998 y 2000. Es ejecutivo de América Solidaria Internacional.

    III) Leonardo Moreno, del Consejo Ejecutivo de Independientes No Neutrales,  encabeza en Chile la Fundación Avina. En el medio electrónico Rebelión se afirma que Avina es una fundación financiada por el criminal negocio del amianto que lideró en el mundo, durante la mayor parte del siglo XX la familia suiza Schmidheiny, hoy una de las más ricas del planeta. La fundación, además del lavado verde y la estrategia de infiltración en los movimientos sociales, tiene como muchas otras, una función de hacer más ricos a sus propietarios.

    IV) Lucio Cuenca, destacado activista ambiental y Director del Observatorio de Conflictos Ambientales (OLCA), entrevistado por la autora de esta nota,  da cuenta de los  nefastos resultados de las intervenciones de los personeros de América Solidaria y de Avina en  su quehacer relacionado con los conflictos ambientales y los megaproyectos de inversión mineros y energéticos. El ambientalista es  candidato en el D12 (el mismo por el que está Baranda), y lo  hace en la lista de los independientes,  levantada por los sectores populares organizados en la Asamblea de Organizaciones Sociales y Territoriales del Distrito 12 (La Florida, San José de Maipo y otros). 

    V) Andrea Sanhueza, es directora en Espacio Público junto a la precandidata Andrea Sanhueza, entre otros. Este centro de estudios busca incidir en políticas públicas, entre las cuales estuvo  la reforma al Sistema de Evaluación Ambiental, ampliamente criticada por las organizaciones socioambientales debido a su sesgo empresarial. 

    La cúpula fundadora de  INN representa (y depende de) los intereses y fondos del extractivismo destructor de los territorios, cuyas prácticas la revuelta popular ha puesto en tela de juicio. Su apuesta por llegar a la Convención Constituyente es la apuesta del empresariado y de quienes seguirán defendiendo en la Asamblea Constituyente el modelo neoliberal capitalista y patriarcal,  los tratados de libre comercio y las garantías para los inversionistas de las grandes corporaciones transnacionales.

    Con respecto a las instituciones y el Estado, sea cuales sean, deben garantizar un mínimo de convivencia entre los ciudadanos, que, no obstante, las ilusiones puestas de tantos chilenos en este proceso Constituyente, se ha visto defraudadas por la intransigencia e incomprensión de la oposición. Pues de no cambiar las posturas de los actores tememos caer en una respuesta anárquica de parte de la oposición, cuyos resultados pueden ser imponderable.

    Defendiendo la democracia

    Sin igualdad no puede haber libertad. Y esto exige a su vez ser autónomo en términos económicos. Porque nadie cuya subsistencia dependa de otro podrá ejercer su libertad y disfrutar de la igualdad. No deberíamos considerar la pobreza como un estigma, ni la riqueza como algo envidiable, porque a veces esto último dista mucho de ser algo merecido, al no haberse ganado a pulso. Exalto los fundamentos del Estado de derecho y las bases del Estado. Debemos ser cuidadosos de no dañar la democracia en la edificación de una nueva Constitución y salvar que colapse la institucionalidad del país, la cual debe de perdurar aunque no nos guste, Piñera debe seguir siendo el Presidente de Chile, y su mandato debe expirar en el plazo establecido.

  3. Felipe Portales says:

    Don Juan Carlos: El problema es que dará lo mismo por quien votar, porque debido el antidemocrático quórum de dos tercios impuesto el 15 de noviembre y teniendo en cuenta que la derecha tradicional ha sacado siempre desde 1990 -y lejos- más de un tercio de los votos y -sobre todo- más de un tercio de los congresales (con o sin sistema binominal); el resultado de la “Convención Constitucional” (¡NO ASAMBLEA CONSTITUYENTE!) está predeterminado. El “obligará” a las dos derechas a consensuar nuevamente un texto constitucional, como lo hicieron en 2005 con la Constitución actual, suscrita por Lagos y todos sus ministros; y que fue exultantemente definida por Lagos como “una Constitución democrática que ya no divide más a los chilenos”…

  4. Gino Vallega says:

    Tal vez este proceso “salvemos a Piñera” actual sirva como base para empezar la organización popular a lo largo y ancho para una asamblea constituyente futura , a la cual asistirá el pueblo en conocimiento de las etapas , de las demandas a plantear y de las habituales triquiñuelas de la oligarquía para apoderarse del movimiento e inclinarlo a su lado ,como siempre.Digamos que , puesto que ya estamos en la cancha , aprendamos las reglas del juego para cambiarlas de modo de conseguir un modelo realmente inclusivo popular.Espero que las sorpresas que se produzcan en el camino
    sirvan como curso educativo para un movimiento flexible y contínuo de cambio dialéctico futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software