Política

Piñera, la injerencia extranjera y el nacionalismo cavernario

Cuando la esquizofrenia, la paranoia, la estupidez y la mala leche afectan a un presidente, lo convierten en un ser indigno, incapaz de gobernar

 

Advertisement

No sólo eso, sino que además, en un ser terriblemente peligroso, pues si insiste en sus declaraciones totalmente irracionales, será el único responsable de incendiar el país. ¿Hasta cuándo habrá capacidad  y paciencia de la ciudadanía para soportar tanta mentira, estupidez e ignominia?

 

Es que la derecha chilena, ignorante, inculta, clasista, xenófoba, racista, es realmente cavernaria y cuando gobierna, todas estas características de su ADN, se reflejan en sus incapacidades para ejercer el mando de un gobierno democrático. Así, debido a su pésima  gestión,  cada vez que enfrenta críticas o manifestaciones en su contra, se ve imposibilitada para dar solución a los problemas y demandas de la población; ante tamaña adversidad, recurre a campañas de comunicación en que su base de sustentación  es la injerencia de fuerzas extranjeras. Recordemos que desde un principio, presa de un paroxismo delirante,  habló de una invasión alienígena.

 

Advertisement

Tal vez es necesario recordarle a esa derecha cavernaria, que siempre que ha habido injerencia extranjera, con contadas excepciones, ésta ha sido en contra del pueblo. Desde la llegara de Pedro de Valdivia a este territorio (que él mismo llamó de Nueva Extremadura), en 1540, esta injerencia significó miles de muertos de los pueblos originarios, especialmente del pueblo mapuche.

 

Sin embargo, el 5 de abril de 1818, gracias a la injerencia de un extranjero, (esta vez positiva), el general José de San Martín gana la batalla de Maipú (Cerrillos del Maipo), que constituye el hito más importante en el que se da inicio a la verdadera independencia de Chile.

 

Advertisement

Algunos años más tarde, el 19 de noviembre de 1842, con la creación de la Universidad de Chile, se produce lo que podríamos llamar la segunda injerencia positiva de un extranjero: el sabio venezolano Andrés Bello, se convierte en el primer rector de nuestra principal casa de estudios superiores.  Si bien hubo, a lo largo de nuestra historia, otras influencias extranjeras positivas para el devenir del desarrollo de Chile, las dos mencionadas, creo que sirven como muestras de las excepciones positivas.

 

Sin embargo, prácticamente todas las demás injerencias de países extranjeros  a través de nuestra historia patria, han sido para favorecer a las oligarquías o a las élites gobernantes (que es lo mismo) y aupadas por estas mismas élites.

 

Advertisement

Comencemos por el imperialismo inglés y la explotación del salitre en el norte que,  incluso, nos llevó a un enfrentamiento armado contra Bolivia y Perú,  conocido como la Guerra del Pacífico en 1879. Chile, obviamente, puso a los muertos;  las ganancias se las llevaron las empresas inglesas.

 

Después del derrumbe de los precios internacionales  del salitre, cuando Alemania comenzó a producir salitre sintético, las oficinas salitreras inglesas fueron abandonadas. A partir de 1904, se inicia la injerencia de los Estados Unidos de Norteamérica, con la explotación de la gran minería del cobre en el yacimiento de El Teniente. Esta injerencia, que se inició ese año, perdura hasta hoy, abarcando todos los intersticios de nuestra sociedad. Incluso antes de la criminal injerencia de septiembre de 1973, con miles de asesinados, torturados, desaparecidos, etc., Estados Unidos intervino, en la década de los ’60, en las sociedades latinoamericanas a través del Plan Camelot, teniendo a Chile como el conejillo de Indias de este siniestro experimento. Por supuesto, ambas injerencias, contaron con el gentil auspicio de la derecha chilena.

 

Advertisement

Sebastián Piñera habla de injerencia extranjera, ¿Y qué es el modelo económico chileno (Chicago-boys), introducido a golpes de bayoneta, tanques y bombardeo a La Moneda contra el cual está protestando el pueblo de Chile?

 

Decíamos al principio de esta nota, que la derecha es incapaz de asimilar, menos asumir, que los problemas de gestión en la gobernabilidad del conflicto político, son de exclusiva responsabilidad del gobierno y no de fuerzas extranjeras oscuras que se esmeran en producirle problemas.

 

Advertisement

Con fecha 20 de enero de 2012, se publicó en este medio, una nota de mi autoría, con el título “Movimientos estudiantiles y revolución III”, perteneciente a una serie de cuatro artículos sobre los movimientos estudiantiles en América Latina. Reproduzco la segunda parte de la nota de marras, referida a la situación del movimiento estudiantil en Chile:

 

Chile: la FECH y la política.

 

Advertisement

Si bien los movimientos estudiantiles demandando reformas en la universidades chilenas más conocidos se producen en la década de 1960, (especialmente 1967-1969), es necesario consignar que el proceso se inicia en 1920 y se desarrolla, con altos y bajos, durante gran parte del siglo XX. Al igual que en los otros países de América Latina, tiene  sus raíces en el Movimiento de Córdoba de 1918.

 

Sin embargo, la organización estudiantil universitaria se gesta  varios años antes, con la fundación de la Federación de Estudiantes de Chile en 1906, constituyéndose en el primer organismo estudiantil de carácter nacional en el mundo de habla hispana.

 

Advertisement

El principio de compromiso entre  universidad y sociedad, propios de la Reforma de Córdoba, ya se hacían evidentes en 1912, cuando los estudiantes de medicina de la Universidad de Chile ejecutan acciones de solidaridad con los obreros del norte, afectados por una epidemia de peste bubónica.

 

En 1918, la FECH asume una identidad anarco-sindicalista: mientras se producía el levantamiento en Córdoba, creaba la Universidad Popular Lastarria, cuyo fin era entregar educación a la clase trabajadora. Ese mismo año, los líderes de la Federación, Santiago Labarca, presidente  (radical), y Juan Gandulfo, vicepresidente (anarquista), participan en la Asamblea Obrera de Alimentación Nacional, suerte de parlamento libre en que confluyen obreros, artesanos y universitarios de diversas tendencias. El 22 de noviembre, convocados por esta organización, marchan 50.000 manifestantes protestando por el alza de los alimentos. La derecha afirma  que se trata de un complot “digitado desde Perú”.

 

Advertisement

También en el año de 1918, se lleva a cabo la Primera Convención de la Federación de Estudiantes de Chile. Proclama el internacionalismo pacifista, como el americanismo de los estudiantes cordobeses; además, propone la abolición simultánea de los ejércitos de todas las naciones.

 

La Convención de 1920, inaugura, en esencia, los movimientos estudiantiles por reformas directamente relacionadas con la Universidad; se declara en lucha por el tradicional petitorio académico que había inspirado el movimiento de Córdoba: obtener la representación de los estudiantes en los organismos directivos de la enseñanza, autonomía económica de la universidad, estatuto docente, educación nacional gratuita.

 

Advertisement

Eran épocas de convulsión política. 1920 se preparaba para elegir al sucesor del presidente Juan Luis Sanfuentes. El Partido Obrero Socialista POS, creado en 1912, levanta la candidatura de Luis Emilio Recabarren  para tratar de evitar que las masas fueran canalizadas por la demagogia populista del candidato de la Alianza Liberal, Arturo Alessandri Palma, coalición formada por el Partido Radical, sectores liberales y balmacedistas. Por su parte, la Unión Nacional, coalición de conservadores, nacionales y liberales, presentaba la candidatura de Luis Barros Borgoño.

 

La votación del 25 de junio  de 1920, favoreció al candidato de la Alianza Liberal por un estrechísimo margen. Como en esa época la elección de presidente no era directa, sino por medio de representantes llamados electores, se designó un “tribunal de honor”, abiertamente inconstitucional, para resolver quien era el ganador. Mientras tanto,  el gobierno trató de crear un clima político que justificara el desconocimiento del triunfo de Alessandri, agitando el problema fronterizo con Perú en torno a la cuestión de Tacna y Arica, para provocar la movilización del ejército.

 

Advertisement

Se acusó a los dirigentes de la FECH, que habían respaldado a Alessandri, de antipatriotas y pro peruanos. Esta provocación culminó con la muerte del estudiante y poeta Domingo Gómez Rojas, y varios dirigentes detenidos. Una turba, instigada por el senador Enrique Zañartu Prieto desde los balcones de La Moneda,  al grito de “hijos de puta, vendidos al oro peruano, estos traidores tienen su cueva a dos cuadras de aquí” (Ahumada 74),  se dirige al local de la Federación, lo saquea e incendia.

 

El juicio a los dirigentes estudiantiles conocido  como el “proceso a los subversivos”, desató una ola de protestas cuando se supo de la muerte de Gómez Rojas en la Casa de Orates de Santiago, causada por la incomunicación, torturas y maltratos recibidos en la cárcel que minaron su salud física y mental. El sepelio convocó a más de 40.000 personas. 

 

Advertisement

El 12 de octubre de 1920, la FECH lanza el primer número de la revista Claridad,  cuya declaración de principios radica en el cuestionamiento del capitalismo y la unión indisoluble entre trabajadores y estudiantes. Entre sus plumas destacan los estudiantes Pablo Neruda, José Santos González Vera, y Manuel Rojas.

 

En cuanto el tribunal de honor confirmó la elección de Arturo Alessandri, la amenaza de guerra con Perú se esfumó y el “proceso a los subversivos” fue perdiendo fuerza y protagonismo.

 

Advertisement

Si bien el movimiento universitario emergió con más fuerza, en que los sectores de vanguardia procuraron darle un contenido social revolucionario a la lucha, el gobierno de Alessandri logró que el movimiento estudiantil quedara enclaustrado en la universidad.

 

En el próximo capítulo analizaremos el papel del movimiento estudiantil en la caída de Ibáñez, los movimientos estudiantiles de la década del 60’ y el debate sobre la reforma universitaria en 1969. Hasta aquí la nota en comento.

 

Advertisement

Como vemos, el recurso a la injerencia extranjera no es iniciativa de este gobierno, sino de todos los gobiernos cavernarios.

 

 

 

Advertisement

Post Scriptum: Tengo una duda ¿Por qué la caída de aviones de la FACH coincide con la caída de aprobación de Sebastián Piñera?:

 

Agosto de 2011: aprobación de Piñera cae a 25% y desaprobación asciende a 70% (la mayor desaprobación de un gobierno desde el retorno de la democracia);

 

Advertisement

2 de Septiembre de 2011: Avión Casa c 212 de la FACH sufre “accidente” al llegar a Juan Fernández; fallecen 21 personas y causa gran revuelo en nuestro país. Familiares de las víctimas interponen querellas.

 

Noviembre de 2019. CADEM: aprobación de Piñera cae a 10% y desaprobación sube a 82%; Activa Research: aprobación de Piñera cae a 8.8% y desaprobación sube a 83.8%. 

 

Advertisement

9 de diciembre de 2019: Avión Hércules c 130 cae al Mar de Drake en su trayecto desde Punta Arenas a  base militar en la Antártica chilena. Fallecen 17 tripulantes y 21 pasajeros.

 

El comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile, general Arturo Merino, explicó que “el Hércules sufrió un colapso completo que lo hizo desintegrarse, sea en el mar o en el aire. Es posible que nunca se sepan las razones del accidente”.

 

Advertisement

Para finalizar, unas estrofas de una popular canción interpretada por la inigualable Chavela Vargas, dedicada, con algunas palabras cambiadas, al inefable Tatán.

 

Y tú que te creías el rey de todo el mundo,

y  tú que nunca fuiste capaz de perdonar

Advertisement

y cruel y despiadado de todo te reías,

hoy imploras cariño aunque sea por piedad,

¿a dónde está tu orgullo?, ¿a dónde está el coraje?

Porque hoy que estás vencido mendigas caridad,

Advertisement

ya ves que no es lo mismo (amar) odiar que ser (amado) odiado,

hoy que estás acabado qué lástima (me) que das.

La vida es la ruleta en que apostamos todos

y a ti te había tocado no más las de ganar,

Advertisement

pero hoy la buena suerte la espalda te ha volteado,

fallaste Sebastián, no vuelvas a apostar.

 

 

Advertisement

 

Hugo Murialdo

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Una hilera de palabras para expresar grandes sentimientos “profundos”
    Estas garrapateaduras producen mucha risa. Son “grandes” “pensamientos” de un Sr.
    muy experto que desea enderezar mundo, o a su “mundo” interior.
    Son “noticias” muy importantes……..

  2. Sr Hugo Randier, me gusta leer todos los artículos y las opiniones expresadas a los artículos escritos, asi que, con mucho respeto sr Randier, leí como tres veces su comentario y no le pude encontrar sentido y dirección.

  3. Alfredo Saavedra says:

    La injerencia extranjera en la motivación de las protestas en Chile hasta el día de hoy no ha sido probada. Que las pruebas son un secreto de Estado, me huele a cuento chino. Ahora lo que si está probado fue la injerencia de Sebastián Piñera y del gobierno de Chile en los asuntos internos de Venezuela. Independiente de las simpatías o no que se tengan a Nicolás Maduro. Este asunto ha tenido como resultado sumir aún más al gobierno de Chile a nivel nacional e internacional en el descrédito total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *