Política Portada

El pueblo de Chile en la trampa neoliberal: ¿El 10% de los depósitos AFP o endeudarse con aval del Estado?

O el 10% de los depósitos, o endeudarse en créditos “blandos” con aval del Estado. “O sombrero negro o el negro sombrero” dice el dicho galo. Es la trampa neoliberal que acogota a sectores ciudadanos y populares. Más de lo mismo que vuelve bajo la forma de un imperativo neoliberal en tiempos de crisis ante una oposición parlamentaria totalmente impotente para presentar una alternativa digna. El sistema gana, el modelo se regenera en nombre de la protección de las míticas “clases medias”. Trampa neoliberal.

 

Las dos propuestas apuntan al gasto individual para sobrevivir. A mover dinero promoviendo la demanda (discurso neoliberal) y en últimas cuentas, en ambos casos, con endeudamiento de los hogares de los asalariados de clase media que viven con la espada de Damocles de perder su empleo. Los primeros beneficiados serán las cadenas de supermercados y del retail. Los Paulmann y los Solari , Bancard y el sistema financiero, y así toda la cadena de redes empresariales toca su tajada.

 

Advertisement

Ante propuestas que se insertan y corresponden a la lógica misma del neoliberalismo, la propuesta “progresista” sería retirar el 10% del dinero de las AFP, para aprovecharlo ahora y no dejarlo en las calendas griegas. En otras palabras, si se permanece dentro del sistema actual AFP, hacer que las pensiones sean aún más miserables de lo que son en un futuro inmediato. La otra alternativa, con el “mocho del hacha”, implica endeudarse de todas maneras con créditos que habrá que pagar, o dejarse embargar. Algo así como un CAE popular. Los grandes beneficiados serán los bancos y el sistema financiero para variar.

 

En lugar de plantear un plan de emergencia nacional para otorgar una forma de ingreso social garantizado y progresivo, según las necesidades e imponer una especie de planificación en “tiempos de guerra” y crisis, la casta política propone esquilmar a los sectores asalariados y parapetarse en la defensa de los pilares del neoliberalismo.

 

Advertisement

Un plan de emergencia en tiempos de pandemia para defender a las grandes mayorías de los efectos del enemigo número uno de la humanidad que es el neoliberalismo debe contemplar un significativo aumento de impuestos al 10% de los ingresos de los más ricos. Gravar sus patrimonios y aumentar los tributos a las grandes empresas; nacionalización de los dineros de las AFP y de las Isapres, requisición de clínicas privadas y de institutos de las FFAA, revisión de los royalties y su aumento a la minería extranjera. Nacionalizar empresas para la producción de bienes sanitarios. Control de la banca y término del secreto bancario con repatriación de los dineros en paraísos fiscales y el de los holdings financieros como el de la familia Piñera. Para eso hay expertos para planificar lo que cae de cajón.

 

Es un plan de urgencia para salvar vidas ante la “distopía neoliberal” (una utopía convertida en pesadilla). Fue lo mismo que hicieron en sus contextos políticos las democracias liberales occidentales, cuando se lanzaron a la I y II Guerra Mundial. Donde millones de vidas del pueblo murieron en nombre de sus patrias respectivas. Ahora es para preservar la dignidad de la vida y la existencia de los más carenciados.

 

Advertisement

Leopoldo Lavín Mujica

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *