50 años del triunfo de la UP Nacional

Relatos de 4 jotosos: ¿Qué hicimos el 4 de Septiembre de 1970?

Moisés Scherman

 

El 4 de Septiembre de 1970 estabamos en la sede del CUP de Ñuñoa desde las 5 de la mañana entregando las carpetas y poderes a las apoderadas y apoderados. Luego nos pusimos a preparar las colaciones y se las llevamos a sus mesas a las 12 horas. Teníamos una (o) por mesa, una (o) cada 10 mesas y una o un apoderado general y un(a) abogado por local de votación. A la hora de los cómputos teníamos un equipo que llevaba al Comando las actas de votación firmadas por les presidentes y secretaries de cada mesa. Luego nos reunimos en el local del CUP del barrio Parque Juan XXlll que era una casa de una compañera y partimos a la concentración al centro cuando ya estaba autorizada.

Recuerdo haber comprado el Puro Chile esa noche cuando celebrabamos la victoria en la Alameda y el Chicho saludaba al pueblo de Chile desde los balcones de la Fech..Nos volvimos caminando y celebrando hasta las 6 de la mañana

 

Advertisement

Óscar Ubilla

 

Estuve ese 04 de septiembre en la Fech. Primero, estuvimos concentrados todo el día en el Pedagógico, para luego, al finalizar la tarde, cuando existía una cierta esperanza de triunfo, nos pidieron trasladarnos al local de la Fech, frente a la Biblioteca Nacional. No había ninguna certeza del triunfo, pero muchas ganas que algo importante podía ocurrir. Llegamos en torno a las 20 horas, y nos pidieron a un grupo improvisado de muchachos, que nos quedaramos a reforzar al grupo a cargo de la puerta de ingreso al local… Había ingresado mucha gente, había un desorden impresionante. Debemos haber estado un par de horas, y habían llegado muchos dirigentes de la UP, muchos queriendo estar cerca del chicho. Empezó a existir mucha preocupación por la capacidad que tenía el antiguo edificio de la Fech, de resistir tantas personas en el 2do. piso. Pasada las 22 hrs., llegó Salvador Allende y su comitiva. En esa oportunidad, un chicho emocionado saludaba cariñosamente, no recuerdo que otros compañeros estaban, solo recuerdo al Jota Castro, quien se recordaba que le presenté a Allende como un compañero boliviano que se la había jugado por el triunfo de hoy. Unos minutos después, nos pidieron que nos retiraramos de la puerta de ingreso, ya que otros compañeros más preparados se harían cargo de esta tarea. Salimos a celebrar junto a las 200 mil o 300 mil personas que celebraban el triunfo popular. Recuerdo que esa noche fue extremadamente larga, donde el acto de celebración duró hasta altas horas de la noche.

 

Alex Báez

Advertisement

 

El 4 de septiembre de 1970 trabajamos en la sede del CUP de Providencia, ubicada en Fidel Oteiza al llegar a Pedro de Valdivia, Centro de Cómputos con los resultados mesa a  mesa.   Toda la mañana estuvimos apoyando en el traslado de votantes con problemas  de desplazamiento. Terminamos como a las 10 de la noche y marchamos con los que venían del Barrio Alto hasta frente a la FECH donde se congregaron más de 50mil

 

personas. Como gran casualidad me encontré con mi cuñado Fernando Gallardo con quién volvimos a nuestra casa en su picanta “citrola” conversando acerca del discurso de Salvador Allende y la lucha que nos pronosticaba. Fernando al bajar del auto dijo: “es muy difícil que la derecha entregue el poder sin luchar”. Fue una época plena de sueños y esperanzas cumplidas para el pueblo.

Advertisement

 

Jorge Martínez

 

El 4 de septiembre de 1970 yo estaba “acuartelado”…si, en esos momentos me encontraba en el local de Marcoleta, como parte del equipo AD de la Drems. Junto a varios chicos y chicas de entonces. Recuerdo de entre ellos al Toño y a la Olga …lxs compas, que eran en su mayoría chicos y chicas de familias obreras o de pobladores veían con cierta desconfianza e ironía los gestos y ademanes de estos camaradas ” pequeño burgueses”, les pusieron apodos: ” Vivir como él” , consigna que recordaba el heroísmo de Nguyen Van Troi, héroe del Frente de Liberación de Viet- Nam. Y a ella la nombraron como ” Tania la guerrillera heroica ” . Eran muy sarcásticos, pero muy solidarios también…Gran equipo, estuvimos casi cuatro días en ese encierro. El local no estaba declarado y no debía verse actividad desde fuera…teníamos algunos fierritos pocos, y mucha , mucha convicción… también yo tenía miedo, pues sabía que de pasar algo feo, podría comenzar por allí.

Luego el triunfo del pueblo…Mucha alegría, no perdíamos la seriedad y rigor, pero por dentro, gritábamos y cantábamos…Una vieja esperanza se realizaba…Luego llegó Gladys, con Checho Weibel y Cáceres….Muy contentos ..destaparon un par de botellas de espumante que traían. Nos formamos quienes no estábamos en turno y saludamos muy marciales a la Compañera Secretaria…todo muy bien…Ella ordenó prender luces y abrir ventanas…e hizo una pequeña arenga…Sería y Alegre, como era Gladys…Estábamos en eso , cuando nos enteramos que venía una columna de blindados hacia el centro, al mando de Camilo Valenzuela, general golpista…Todo se funó, apagón general, Gladys muy seria, se va…alarma total, turnos redoblados…salieron unos fierros largos que nunca había visto, equipo de primera !!! Y cascos de acero y máscaras antigas…Todo muy serio y profesional…lo cual aumentaba mi temor…yo que pensaba que el PC era amarillento…me tiritaban las piernas mientras subía al techo, con otros compas, con otras cajitas misteriosas que nunca supe que contenían…largos momentos, todo muy tenso, afuera no se escuchaba nada…en eso desde Vicuña Mackenna comienzan a pasar muchas personas, con banderas, gritando…era el triunfo del pueblo…de los tanques, nunca más se supo…Luego los jefes nos enviaron a la Alameda, en grupos para ” ver y controlar”, creo que fue un modo generoso de hacernos participar de ese momento maravilloso a los más chicos…o para desarmar lo anterior…Frente a la Fech, la gente gritab y reía…Nos hicieron entrar allí y cuidar el local… Allí después llegó Allende. Había mucha gente, casi no cabíamos y todos muy serios, los del equipo AD…Fue una noche hermosa para todxs.

Advertisement

 

 

Advertisement

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *