Debate Política

Organizaciones sociales y partidos hacen último llamado a conformar lista única antineoliberal para la convención

Este martes distintas organizacionales sociales en conjunto con gremios y partidos políticos de Dignidad Ahora, lanzaron un manifiesto con propuestas de cara a la convención constitucional, instancia donde hicieron un último llamado a conformar una lista única de conglomerados transformadores y antineoliberales.

La presidenta del Partido Humanista, Catalina Valenzuela, destacó que “nos sentimos muy orgullosos de estar aquí hoy haciendo carne nuestra propuesta originaria de ser una herramienta a disposición de los movimientos sociales y de los espacios territoriales”, que implica la entrega de hasta el 100% de los cupos en todos los distritos de ser necesario.

En esa línea, explicó que “sabemos que este es el único gesto valido” que permitirá alcanzar los quórums requeridos para que las demandas sociales queden estampadas en la nueva constitución: “Es el momento de hacer gestos concretos y no discursos políticos”

Ana María Gazmuri, de Fundación Daya y Comunidad por la Dignidad, advirtió que el escenario es crítico, ya que “hemos visto cómo la real participación en igualdad de condiciones del mundo independiente se ha ido cerrando en la medida que no se han hecho los ajustes legislativos que eran urgentes y necesarios para asegurar la legitimidad del proceso”.

Advertisement

“En este escenario es que hemos convocado este diálogo activo con los partidos políticos desde los movimientos sociales en búsqueda de la urgente unidad de la oposición antineoliberal para que podamos ver representadas en la convención constituyente lo que se expresó en las urnas”, resaltó.

La vocera de Unidad Social, Verónica Molina, celebró la articulación y relevó la necesidad de “transformar la CC en una asamblea popular constituyente que recoja las demandas y aspiraciones del pueblo, expresadas no solamente a partir del 18 de octubre, sino que llevábamos mucho tiempo más en la calle luchando por nuestras demandas”.

Luis Mesina de NO+AFP interpeló a los partidos políticos a que hagan “los máximos esfuerzos para permitir la participación real del mundo independiente vinculado a la lucha social”; considerando que “estamos a menos de 25 días de cumplirse el plazo fatal de inscripción de candidaturas”.

“De lo contrario, el pueblo de Chile sabrá, porque la historia así lo reflejará, que serían ellos los responsables de no asignarle legitimidad a este proceso que ha sido fruto de la movilización social”, concluyó.

Advertisement

Mario Aguilar, Presidente del Colegio de Profesores y Profesoras valoró a los partidos políticos que se pusieron a disposición de la ciudadanía y recordó que la ciudadanía rechaza “a la vieja política”, los que serán “borrados” por la historia.

Guillermo González, de Igualdad, indicó que el partido “recogió el guante” de las demandas y resaltó que “el poder constituyente está en la calle”, por lo que destacó la decisión de los partidos que pusieron sus cupos a disposición para que los movimientos sociales presenten sus candidaturas a constituyentes.

El manifiesto acordado en la articulación contiene propuestas sobre tipo de Estado, nuevo modelo económico y político, derechos sociales y reglamento de la Convención Constitucional.

Advertisement

Advertisement
Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe Portales says:

    Muy buena iniciativa, siempre que tengan claro dichas organizaciones que no hay solo una derecha neoliberal, sino DOS. Esto es, la tradicional que impuso el modelo neoliberal a sangre y fuego entre 1973 y 1990; y la concertacionista, que lo legitimó, consolidó y perfeccionó, particularmente entre 1990 y 2010. La consolidación de las dos derechas se ha visto comprobada en el hecho de que TODAS las nuevas leyes aprobadas durante los gobiernos de la Concertación (y Nueva Mayoría), cuando ESTA TUVO DURANTE MUCHOS AÑOS MAYORÍA PARLAMENTARIA PROPIA (siempre algún líder concertacionista recurre a la mentira de negarlo, para seguir engañándonos) fueron aprobadas por consenso entre ambas derechas. Y por cierto, en el intento común que hicieron el 15 de noviembre de 2019 de neutralizar la rebelión social con este “proceso constituyente” fraudulento. Por tanto, sería engañarse a sí mismo si el nuevo movimiento busca obtener los dos tercios para derrotar a “la” derecha. Lo que tiene que hacer es buscar obtener más de un tercio para poder derrotar a las dos derechas y así poder frustrar su objetivo de sustituir la actual Constitución deslegitimada, por una nueva Constitución legitimada a través de tres elecciones sucesivas, pero, en definitiva, aprobada nuevamente (¡igual que en 2005!) por el consenso de las dos derechas, con la finalidad básica de mantener el “modelo chileno”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software