Nacional

Justicia para el profe Mati, mutilado por carabineros en Valparaíso ¿Es mucho pedir?

Las mutilaciones oculares constituyen un doloroso símbolo de la brutal represión ejercida por las Fuerzas Policiales respaldadas por el Estado chileno en contra de los millones de chilenos y chilenas que se rebelaron en contra el abuso y las injusticias el 18 de octubre del 2019. La exigencia de justicia y castigo para los agentes del Estado responsables de estos abominables actos pareciera ser una “exagerada” demanda para las instituciones responsables, ya que, como en el caso del profesor Matías Orellana acá en Valparaíso, quien perdió su ojo derecho producto del impacto de una lacrimógena la madrugada del 01 de enero del 2020, su caso continúa estancado al cumplirse un año desde que fue blanco de la barbarie policial.

Para denunciar este y todos los casos de violaciones a los derechos humanos que siguen sin justicia, distintas organizaciones, agrupaciones  y colectivos se congregaron hoy 31 de diciembre a mediodía en la Plaza de la Resistencia, lugar en donde Matías Orellana recibió el impacto del proyectil de lacrimógena directamente en su rostro, para realizar un acto de rebeldía, denuncia y resistencia en contra de la impunidad. Como decía uno de los lienzos: “¡NO HAY DISPARO AL ROSTRO QUE CIEGUE NUESTROS SUEÑOS!”

Con batucadas, lienzos, consignas y pancartas se realizó esta concentración para dar luego paso a un “Punto de Prensa” en donde se entregaron distintos antecedentes respecto de este caso.

Advertisement

 

Dariel, integrante del Grupo de Amigos y Compañeros de Matías Orellana, al hacer uso de la palabra expresó:

“Quiero agradecer a todas las compañeros y compañeros, a las distintas organizaciones sociales que nos han acompañado durante todo este tiempo en la búsqueda de justicia, agradecemos a la Murga  La Klandestina, a La Batucada Keyun, a la Mesa Social de Valparaíso, a UPLA TV, a distintos compañeros y compañeras de la Prensa Independiente, como Radio Placeres, el Centro Cultural La Mandrágora y muchas otras organizaciones sociales que desde distintos lugares ha brindado su apoyo a esta red de familiares y de amigos y amigas de Matías Orellana.

Hoy estamos acá reunidos en el lugar donde hace casi un año le dispararon con una lacrimógena a Matías Orellana. Hace casi un año que se inició este proceso, un año de impunidad, un año de encubrimiento policial. Ha sido un año súper difícil, muy doloroso, con muchísima tristeza, rabia, pero tratándola de convertirla en esperanza para poder seguir luchando. Como verán Matías hoy día no está acá, porque necesita un espacio, porque la distancia también es una estrategia de cuidado y necesidad de resguardarse, porque estos días son difíciles para nosotros y nosotras, ya que ha sido muy difícil también convocar y poder estar acá a pesar de todas las circunstancias, de tener una vida militarizada, de estar en medio de una pandemia.

Advertisement

 

 

 

Seguimos enfrentándonos a una policía que encubre, que es cómplice y que aún no está colaborando, pero estamos más unidos que nunca. Hacemos un llamado a seguir comunicados para que nunca más estemos solos y solas. Cualquier persona que se ha visto afectada por este Estado violento, por este Estado Terrorista, les invitamos a sumarse para seguir luchando contra la impunidad. Acá está también junto a nosotros la madre de Vicente Muñoz, a quien también le quitaron su ojo hace un poco más de un año. Somos muchos y muchas que nos han afectado. Son muy grandes las consecuencias del Terrorismo de Estado y hoy estamos acá para denunciarlo, visibilizarlo y decir ¡nunca más! Porque son más de 465 personas las que han sido mutiladas, y porque hace menos de un mes le quitaron el ojo a otro compañero en Santiago…”

Advertisement

 

 

Por su parte, Gianni Fenelli, abogado patrocinante en esta causa, manifestó:

Advertisement

“Como abogado patrocinante de la querella por el delito de homicidio frustrado que presentamos el 10 de enero de este año y de la querella por el delito de obstrucción a la investigación que presentamos el 16 de octubre de este año, en ambos casos vemos como la Justicia anda bastante lenta (…)En este caso, un ciudadano, un profesor de Estado, que solamente se dirigía a disfrutar la noche de año nuevo, es impactado de manera terrible por la fuerza pública, que se supone que está para proteger a la ciudadanía. En este mismo lugar, como decía Dariel, a poco de cumplir un año de este lamentable suceso.

En materia específicamente investigativa, tuvimos una reunión con el Fiscal Cristián Andrade respecto de la primera causa y el señala que la pandemia ha sido uno de los principales problemas para que esto no avance tan rápido. Los funcionarios de Carabineros que son identificados como los únicos 5 altos mandos, oficiales de Carabineros, teniente, coroneles, mayor, que ocuparon la escopeta Stopper, no han prestado declaración. Respetando la labor del Ministerio Público, que uno como abogado sabe que no es fácil, pero me parece inconcebible, ya que existen los medios tecnológicos para que de manera remota puedan prestar declaración, o de cualquier forma lo puedan hacer. Hoy día muchas audiencias se realizan de esta manera cuando hay una situación de tal envergadura, de tanta gravedad. Matías está absolutamente dañado. Él no ha recibido una llamada de los funcionarios policiales, ni de los altos mandos, ni de la Intendencia Regional. Las querellas se ponen en contra del pueblo que se manifiesta, pero la Intendencia no se querella en contra de este tipo de situaciones, que nos parecen realmente inconcebibles.

En materia de investigación por el caso de la querella por obstrucción a la investigación, la Fiscal Paola Rojas, ha solicitado en días anteriores el sobreseimiento definitivo invocando el artículo 250 del Código Procesal Penal, porque a su juicio no se reúnen los requisitos para que se configure el delito de obstrucción a la investigación. No compartimos esa mirada jurídica, esa interpretación, esa calificación jurídica. Creemos que existen elementos más que suficientes para que se haya configurado ese delito. Entre las 03,57 y la 04 de la mañana con cuatro minutos se bloqueó la frecuencia del Centro de Comunicaciones de Carabineros, por lo tanto dicen que no pueden entregar la información. Eso nos parece absurdo. No entregan la información respecto de las municiones que efectivamente fueron las que dañaron a nuestro representado, Matías Orellana, que son las bombas lacrimógenas. Ellos no entregan el contenido físico de las 5 cámaras que fueron ocupadas por estos funcionarios. Dicen que una de ellas no tenía batería al momento de ser ocupada. Cómo es posible que funcionarios de Carabineros salgan a reprimir, a “cuidar el orden público” y no tenga batería una de sus cámaras. Además, dos de ellas tienen problemas para ser reproducidas, no tienen un orden cronológico, según el Informe del señor Ernesto de la Fuente, Inspector de la Policía de Investigaciones. Es decir, creemos que se configura la obstrucción a la investigación, porque se han falseado, se han adulterado documentos claves para poder acreditar y esclarecer los hechos y rendir las responsabilidades que todos sabemos. Existe un video de las cámaras de alta seguridad de acá donde el Fiscal Cristián Andrade dice que no tiene dudas, que se observa claramente que no se respetó el protocolo. Carabineros no dispara en 45 grados, eso se ha seguido repitiendo, dispara directamente al cuerpo. Se observa cómo va directamente al cuerpo y le daña y le revienta el globo ocular derecho a Matías Orellana, y con otras secuelas aún más graves. Por eso creemos que no más Gustavo Gatica, Fabiola Campillay, Matías Orellana y más de cuatrocientos, casi quinientos chilenos y chilenas que han sido dañados por la Fuerza Pública. Por eso pedimos que prontamente se cite a declarar y declaren estos altos funcionarios, y que se puedan formalizar. Estamos ahora en una investigación desformalizada; pedimos que sea formalizada prontamente para que cuanto antes podamos saber quiénes son los responsables y de alguna manera acallar el dolor de Matías Orellana que hoy no puede estar aquí con nosotros. Por eso pedimos Justicia y que esto de una vez por todas se termine, y podamos avanzar como cualquier chileno o chilena quisiera…”

También hicieron uso de la palabra otros compañeros y amigos del profesor Matía Orellana.

Advertisement

Aquiles, integrante de la Murga La Klandestina, en parte de su intervención planteó:

“Murga La Klandestina es un conjunto cultural, artístico, del cual Matías es participante, parte de nuestra familia y desde el momento que sucedió esta desgracia hemos estado junto a él en todo lo que sea posible por aportar, en términos legales, en términos culturales, en la trinchera que tanto le gusta defender que es el arte, y hemos intentado que siga avanzando su caso, como el de muchos y muchas, en todos los lugares en que hemos estado…”

 

Advertisement

Nicolás, amigo de Matías relató:

“Estuve al lado de Matías cuando fue impactado por la bomba lacrimógena. No cabe duda alguna que fue un funcionario de los pacos, de las policías(…) por poco el impacto perjudica más el cráneo de Matías y su cerebro, y podríamos estar contando otra historia. Gracias a la fuerza de nuestro compañero hoy día está en recuperación, en un proceso de cuidado, y nosotros como amigos y amigas de Matías Orellana, compañeros de él, tenemos un profundo dolor en nuestro corazón, en nuestra vida, porque nunca más vamos a poder ver a nuestro compañero con sus dos ojos (…) Tenemos frustración, hay rabia, hay mucho dolor, y principalmente una sensación de injusticia, de falta a la verdad. Falta de que las autoridades tomen las responsabilidades políticas que le competen. El Intendente Martínez, aquel 02 de enero, prometió a la familia de Matías que iba a buscar la verdad, no ha tenido ningún ato, absolutamente ninguno que vaya en pos de la verdad y en pos de una investigación real…”

Una vez terminado este Punto de Prensa, las y los asistentes se desplazaron hacia el lugar preciso en donde Matías Orellana sufrió el impacto de la bomba lacrimógena, “justo en frente del Restauran Cinzano, para hacer un acto de memoria y resistencia para que nunca más vuelva a ocurrir, y para que se sepa y circule por el mundo que en Chile se tortura y se quitan los ojos, que en Chile el Estado no se hace cargo y que sigue habiendo impunidad y encubrimiento policial…”, expresó Dariel. Antes de finalizar la actividad hizo uso de la palabra Mabel Campusano madre de Vicente Muñoz, un joven de 18 años, estudiante de Teatro de la Universidad de Chile, mutilado ocular de su ojo izquierdo por un proyectil de perdigón, en las cercanías de Plaza de la Dignidad en Santiago en noviembre del 2019, quien manifestó que estaba presente para entregar su apoyo “ante el dolor que provoca tanta impunidad, de lo que significa que la justicia obstruya absolutamente todas las posibilidades de justicia, que los Carabineros obstruyen y no den los indicios necesarios para poder saber quiénes fueron los culpables de los atentados que cometieron en contra de nuestros cabros. Son casi quinientos cabros que están dañados, sin considerar los presos políticos, sin considerar a los mapuche y una cantidad de montajes enormes. Yo exijo a poder judicial hacer justicia y exijo a los Congresistas que dejen de legislar en contra de la sociedad civil…”

Advertisement

 

Guillermo Correa Camiroaga, Valparaíso 31 diciembre 2020

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Corresponsal en Valparaíso

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad
Danzai Software