Nacional

Ministra Marianela Cifuentes dicta condena por prisioneros del Cerro Chena

La ministra en visita extraordinaria de la Corte de Apelaciones de San Miguel, Marianela Cifuentes, dictó sentencia de primera instancia en la causa sobre el secuestro calificado de Luis Contreras Escamilla y la sustracción del menor, su hijo, Luis Contreras Peñaloza, hechos ocurridos el 10 de noviembre de 1973, a manos de funcionarios del Regimiento de Infantería de San Bernardo.

La magistrada condenó a los ex coroneles del Ejército Alfonso Faúndez y Osvaldo Magaña Bau, a las penas de 6 años de presidio como autores del secuestro calificado de Contreras Escamilla y 4 años como autores por la sustracción del menor Contreras Peñaloza.

Del mismo modo, se condena a Sergio Ávila Quiroga, coronel de Carabineros y a Roberto Arcangel Rozas Aguilera, prefecto de la Policía de Investigaciones  a penas de 3 años por el secuestro de Contreras Escamilla y a 541 días  como autores de la sustracción del menor Contreras Peñaloza.

En materia civil se condena al Fisco a pagar indemnización a la familia de las víctimas por concepto de daño moral.

Advertisement

 

Para el abogado querellante Freddy Henríquez, del Estudio Jurídico Caucoto Abogados, este fallo “representa un aliciente para la familia de las víctimas. Es el epítome de una inexplicable capacidad de resistencia. Con la dictación de este fallo el paso del tiempo se ha transformado en memoria viva. Estamos muy contentos como equipo jurídico por este paso”.

Henríquez agregó que, “no obstante lo anterior, hemos apelado el aspecto penal con la finalidad de elevar las penas en contra de los agentes del Estado”.

 

Advertisement

Los hechos

 

De acuerdo a la investigación sustanciada por la magistrada Marianela Cifuentes se pudo acreditar “Que el 10 de noviembre de 1973, en horas de la noche, soldados de la Escuela de Infantería de San Bernardo, detuvieron, sin derecho, a Luis Heriberto Contreras Escamilla, militante del Partido Socialista, en su domicilio, ubicado en pasaje Porto Alegre N° 5.742, población Brasilia, de la comuna de San Miguel”.

 

Advertisement

“Que, acto seguido, la referida patrulla militar detuvo, sin derecho, a Luis  Heriberto Contreras Peñaloza, de 16 años, miembro del Frente de  Estudiantes Revolucionarios del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, hijo de Contreras Escamilla, en un inmueble de la población Carbomet de la comuna de San Bernardo”.

 

“Que, posteriormente, ambos detenidos fueron trasladados al campo de prisioneros del Cerro Chena, ubicado al interior de la Escuela de Infantería de San Bernardo, lugar en que se les mantuvo encerrados, sin derecho y se les sometió a interrogatorios y malos tratos físicos y psicológicos”.

 

Advertisement

“Que, en esa época, el campo de prisioneros del cerro Chena se encontraba a cargo del Capitán Víctor Raúl Pinto Pérez –actualmente fallecido- y el Teniente Alfonso Faúndez Norambuena, ambos del Ejército de Chile”.

 

“Que, asimismo, en el contexto temporal antes indicado, cumplieron funciones en el mencionado campo de prisioneros, como interrogadores, el Subteniente de Ejército Osvaldo Andrés Alonso Magaña Bau, el Teniente de Carabineros Sergio Heriberto Ávila Quiroga y los oficiales de la Policía de Investigaciones Oscar Hernán Vergara Cruces -actualmente fallecido- y Roberto Arcángel Rozas Aguilera”.

 

Advertisement

Y “Que el 15 de noviembre de 1973, al interior del referido campo de prisioneros, Luis Contreras Escamilla fue ejecutado, al margen del ordenamiento jurídico, mediante múltiples disparos con arma de fuego”.

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Sergio Avelino Carrillo López says:

    Terminada la Guerra del Pacífico nuestros valientes soldados han tenido heroicas intervenciones, sobresalen en “los Juegos Florales” en la llamada “Pacificación de la Araucanía” desarrollando cursos de pintura, teatro, artesanía, literatura. Desarrollan cursos de lectura y escritura en la llamada zona de La Araucanía. Después tienen intervenciones descollantes contra los mineros del salitre junto a sus mujeres e hijos. Luchan como nobles guerreros contra los obreros del cobre y actúan hasta con los rotos del carbón. Pero sobresale la gran gesta del 1973 donde torturaron, asesinaron e hicieron desaparecer a miles de chilenas y chilenos e inician su gesta robándose las donaciones de los incautos en joyas y dinero y jamás se supo la cantidad y donde se invirtió. Tuvieron 17 años contando el cuento que los políticos eran una lacra, pero ellos con su líder no hacían política. Acomodaron a sus amigos y los que le siguieron aún roban miles de millones. Naturalmente no son todos, pero los de mando hoy hasta no les gusta el humor. Como se deben reír las FFAA. de estos soldados chilenos si allí no se escapó el “chorongo” de Donald Trump de la mofa. Pero piden respeto. Un chiste como la actriz chilena tiesa para el garabato y terminaba diciendo: “Agradezcan que soy una dama”.

  2. El lenguaje pomposo y vacío, el discurso de la derecha patriotera de Chile, se presta muy bien para representar a los criminales de más de 20 masacres populares, a lo largo de las cloacas llamadas “republicanas”. Todas con impunidad galopante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software