Política

Primarias II

El calendario político mal encadenado le jugó una mala pasada a la oposición. Los que lo construyeron dejaron solo 3 días de diferencia entre una mega elección y la inscripción de primarias presidenciales. Dos semanas, al menos, eran indispensables para procesar los resultados.

Una figura simbólica del partido del orden como José Miguel Insulza llegó incluso a decir meses atrás que votaría por Lavín antes que por Jadue, porque el primero sería democrático y el segundo no.

Pero hay temas que de todas maneras no se podían resolver. La DC y el PPD habían planteado un punto de vista tajante en las últimas semanas: aunque se mantenía la retórica de la amplia unidad -¿cuando será el día que los actuales dirigentes políticos hablen con veracidad y no traten a los ciudadanos como subnormales?- no estaban dispuestos a participar en una primaria con Jadue y Boric. El fondo del asunto es que no estaban dispuestos a votar por alguno de ellos en segunda vuelta. Una figura simbólica del partido del orden como José Miguel Insulza llegó incluso a decir meses atrás que votaría por Lavín antes que por Jadue, porque el primero sería democrático y el segundo no. Pero luego de su debacle en la reciente elección, el PPD decidió declinar su candidatura en favor de Narváez, mientras la DC entró en una crisis profunda por su muy mal resultado que la deja prácticamente fuera del desafío de redactar una nueva Constitución. Pagó el precio de haberse amoldado a la constitución del 80 y al veto oligárquico sobre las instituciones, igual que el PPD. El PS, partido más diverso y con densidad histórica, que mantuvo en su seno por mucho tiempo dirigentes críticos del curso de la transición, tuvo un mejor resultado, a pesar de aquello de “fumar opio” de Escalona cuando recrudeció la demanda por una asamblea constituyente.

El PS empezó a negociar con el FA y el PC su inclusión en una primaria luego de la invitación que públicamente le hicieran Jadue y Boric. Esto hubiera permitido iniciar un camino de recomposición de la izquierda en Chile que incluyera a sus dos componentes históricos principales, el PS y el PC, y además a las fuerzas de izquierda surgidas desde 2011, en medio de un gran apoyo popular a la idea de dotarse de un nuevo marco constitucional que permitió que no se hiciera efectivo el cerrojo de los dos tercios de la derecha aceptado en el acuerdo del 15 de noviembre de 2019. Fue una señal de esperanza.

Advertisement

Pero el PS decidió que ese camino lo transitaría con el PPD, partido que en los últimos años ha anidado posiciones ultraliberales como la de Rodrigo Valdés y Nicolás Eyzaguirre o nacionalistas en el límite de la xenofobia como la de Heraldo Muñoz, y con el pequeño partido liberal, fervientemente anticomunista y que en su momento apoyó a Piñera. Y planteó una lista parlamentaria común que protegiera sus intereses. La reacción desde parte del FA y desde el PC fue plantear que la recomposición se debe hacer con el PS, pero no con las otras fuerzas que tienen un enfoque neoliberal y que solo buscan capear el temporal, pero manteniendo sus posiciones pro-empresariales. Que esto es así lo demuestra la tímida propuesta tributaria del PPD que no está a la altura del cambio estructural que el país necesita y en proponer mantener a las AFP en el sistema previsional, es decir los fundamentos del neoliberalismo a la chilena.

¿Se puede seguir 40 años después, si se es socialista, aliado a Ximena Rincón (miembro de un directorio de AFP por cinco años) y René Cortázar (miembro de directorios de las grandes empresas) en 2021? Manifiestamente no. ¿Se debe gobernar a partir de marzo con lo que representan Yasna Provoste, Francisco Huenchumilla y muchos otros DC? Por supuesto que si.

El PS, en una decisión precipitada y sobreactuada de sus dirigentes, no aceptó integrar un nuevo bloque sin estos socios, lo que revela que no ha madurado aún en ese partido la opción del reencuentro con la izquierda para iniciar una nueva etapa. Siempre he defendido, porque fui parte de ella, la opción que en 1983 un pequeño grupo tomó de buscar la alianza entre socialistas y DC. Lo haría de nuevo. Pero esto no era para la eternidad, sino para salir de la dictadura y consolidar la democracia. ¿Se puede seguir 40 años después, si se es socialista, aliado a Ximena Rincón (miembro de un directorio de AFP por cinco años) y René Cortázar (miembro de directorios de las grandes empresas) en 2021? Manifiestamente no. ¿Se debe gobernar a partir de marzo con lo que representan Yasna Provoste, Francisco Huenchumilla y muchos otros DC? Por supuesto que si.

Lo que no se podía aceptar era seguir con el juego del maridaje con los intereses oligárquicos que bloquean las transformaciones que el país necesita con urgencia, bloqueo que puede terminar en un país incendiado por los cuatro costados. Es lo que la dirigencia del PS no quiso entender, lo que la llevó a frustrar el inicio de un nuevo proceso político. Pero ya llegará el momento en que esto ocurra, más temprano que tarde.

Advertisement

Recordemos que lo que estaba en juego en estos días era ofrecer a la ciudadanía opciones a dirimir mediante el voto, no un acuerdo de segunda vuelta que preparara el gobierno de coalición que deberá instalarse en marzo. La tarea era y es lograr claridad hoy para que el pueblo que no está con la derecha dirima en julio y noviembre entre la llamada centroizquierda y la izquierda transformadora. Pero con los cuidados suficientes para luego llegar a una unidad en la segunda vuelta de diciembre para ganar con una mayoría sólida la presidencia y el parlamento y gobernar con coherencia desde marzo próximo.

Lo que no se podía aceptar era seguir con el juego del maridaje con los intereses oligárquicos que bloquean las transformaciones que el país necesita con urgencia, bloqueo que puede terminar en un país incendiado por los cuatro costados. Es lo que la dirigencia del PS no quiso entender, lo que la llevó a frustrar el inicio de un nuevo proceso político. Pero ya llegará el momento en que esto ocurra, más temprano que tarde.

 

Por Gonzalo Martner

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software