Opinión política Portada

Tontos graves o simples tontos

Mario Desbordes, uno de los precandidatos presidenciales que tiene la derecha como saludo a la bandera,  dijo a propósito de los presos de las protestas: No nos pongamos tontos graves.

Se refería a que la Asamblea constituyente se prepara para exigir la liberdda de los presos políticos detenidos durante las protestas populares. Los tontos graves son personas que se toman  todo demasiado en serio, que jamás se ríen y carecen de sentido del humor. Es cierto que en Chile abundan los tontos graves, pero por lo visto, también hay  simples tontos.

Procurar la libertad de los presos políticos es una de las reivindicaciones insoslayables de toda reunión de gente decente. Estar preso durante meses o años sin motivo alguno, no es nada baladí, es algo extremadamente grave  ¿Presos por qué? Por oponerse a las brutalidades de un gobierno inepto y represor, en que el presidente de la república nos ha dejado en vergüenza muchísimas v veces. ¿No es grave que los pacos le saquen los ojos a  la gente, que le disparen deliberadamente a los ojos y la dejen ciega o tuerta. ¿No ha probado el señor Desbordes lo que es estar con la vista tapada durante unas horas o unos minutos? No, para qué nos ponemos tan graves, si esto es algo sumamente común y corriente ¿No es grave que los pacos apaleen sin piedad a los ciudadanos porque osan salir a  protestar pacíficamente a las calles de su país? Es que la protesta callejera es una de las formas de la libertad de expresión, sobre todo en Chile en que no hay prensa impresa de oposición. ¿No es grave que hayan tirado a un joven desde un puente al río Mapocho? Parece que la policía cree que todavía estamos en dictadura.   ¿No es grave que maten a los mapuche  sin motivo alguno, por el solo hecho de estar  defendiendo su territorio? ¿No es grave que humillen y vejen a las mujeres detenidas? ¿Y no es gravísimo también, que los carabineros  que cometen estos  delitos, la mayoría  de las veces salgan impunes o con sanciones administrativas leves  de vez en cuando?

Pues mire, señor Desbordes, sería despreciable esta Asamblea si no se ocupara de la suerte de los prisioneros políticos. Ese es el primero, el primerísimo deber que deben cumplir los constituyentes, porque no se puede hacer una Constitución democrática cuando permanece en prisión, en condiciones inhumanas, parte del pueblo soberano que ha mandatado a la Asamblea. Y es el pueblo soberano que eligió como constituyente a la compañera Elisa Loncon, que para orgullo de todos nosotros ha llegado a presidir la reunión, es ese pueblo soberano el que  está esperando que el gobierno desprestigiado y corrupto , deje en libertad a todas  los presos políticos. Estas cosas que no tienen nada de risibles, señor Desbordes. Al contrario, son tristes, son terribles, son indignantes y vergonzosas, son un baldón  para Chile.

Advertisement

Vamos, señor Desbordes, no llegará usted a la presidencia de Chile, pero tiene la oportunidad  de convertirse en un hombre digno. Vaya usted a las cárceles y vea la situación en que se encuentran los presos políticos: hacinados en espacios insalubres, expuestos más que nadie a ser víctimas del coronavirus, maltratados, mal nutridos, objeto de los peores abusos.

Señor Desbordes, reclame usted también la libertad para los presos políticos. Y cuando todos ellos están libres, entonces, quizás, llegue la alegría tan prometida.

 

Por Margarita Labarca Goddard

Advertisement

 

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. ramon roman says:

    Con todo respeto y con el permiso del Clarin: Este aue vonao desbordes no es ni un tonto grave, ni un simple tonto, no, por ningún motivo, este aue vonao, ES SIMPLEMENTE UN IMBÉCIL, es decir, tiene el cerebro más chico y duro que un surullo de ratón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software