Nacional Portada

Operación Colombo: 46 años cumple titular de diario La Segunda y familiares de víctimas recurren a Comisión Interamericana de DD.HH para su rectificación

Viviana Uribe, hermana de Bárbara Uribe Tamblay, detenida desaparecida por agentes de la DINA en 1974, presentó una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que el diario La Segunda se rectifique por el titular “Exterminados como ratones”, publicado el 24 de julio de 1975, para dar cuenta del exterminio de militantes del MIR fuera del país, y el cual por estos días cumple 46 años desde su publicación sin que la justicia doméstica haya reparado al respecto.

 

Dicha acción fue presentada por los abogados Francisco Bustos y Pablo Fuenzalida, del Estudio Jurídico Caucoto Abogados y busca que se establezca que hubo responsabilidad internacional de Estado y que se vulneraron las disposiciones de la Convención Americana en materia de derecho a la honra, a la integridad psíquica, a un recurso efectivo y,  por sobre todo, el derecho  a la rectificación, en este caso, de dicho titular. Así como  infracción de diversas disposiciones de la de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, y la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, “Convención de Belém do Pará”.

 

Advertisement

“Cada aniversario de la publicación del titular del diario La Segunda nos recuerda la complicidad de los grandes medios de comunicación en el encubrimiento de crímenes de lesa humanidad. El titular más infamante  de la prensa chilena de la dictadura debe ser rectificado y el diario debe pedir disculpas. Al no obtener justicias a nivel nacional, tenemos toda la confianza en que la Comisión Interamericana y, eventualmente, la Corte Interamericana podrán acceder a nuestra solicitud y se podrá un paso más hacia la efectiva justicia y el logro de garantía de no repetición”, manifestó el abogado Francisco Bustos.

 

De acuerdo a la información entregada por La Segunda, en su edición del 24 de julio de 1975, los hechos habrían ocurrido en Argentina, en presuntos enfrentamientos entre miristas, lo cual quedó desmentido con el fallo emitido por la Corte Suprema el 17 de septiembre de 2019, que condenó a miembros de la DINA como autores de secuestro y desapariciones forzadas de Bárbara Uribe y Edwin Van Yurick, ambos mencionados en dicho artículo periodístico y cuyos delitos ocurrieron en Chile, y no fuera del país, como lo informa el diario.

 

Advertisement

Un largo camino de justicia

 

Si bien en octubre de 2019  la Corte Suprema sentenció a los agentes de la DINA, Nelson Paz Bustamante, César Manríquez Bravo, Miguel Krassnoff y Ricardo Lawrence Mires como responsables de los crímenes de Bárbara Uribe y Edwin van Yurick, y se solicitó al diario La Segunda efectuar una rectificación del titular y la noticia falsa del  24 de julio 1975, obra del director del medio en ese entonces, Mario Carneyro, La Segunda accedió parcialmente a realizar una publicación en páginas centrales el 12 de noviembre de 2019, la que resultaba notablemente insuficiente. Producto de lo anterior, la familia expresó su disconformidad al diario, pero nunca más volvieron a contestar.

En respuesta, se presentó un recurso de protección por Viviana Uribe, con miras a que el medio rectificara además la portada y pidiera disculpas públicas, fundados en la afectación a la integridad psíquica, la honra, el derecho de rectificación, y el derecho a un recurso efectivo contemplados en la Convención Americana de Derechos Humanos.

Advertisement

 

En su Informe ante la Corte de Apelaciones el diario La Segunda, contestando el recurso, planteó diversos argumentos en contra, siendo la más llamativo aquel donde expresaron que “Conceder este recurso traería consecuencias catastróficas para la libertad de prensa” (Informe del recurrido, página 9, de fecha 25 de junio de 2020).

 

Este recurso, fue rechazado por la Sexta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, por mayoría (2-1) el 10 de agosto de 2020. Esta decisión fue apelada ante la Corte Suprema, la cual, sin embargo, rechazó la petición de alegatos y confirmó la sentencia. Dicha sala fue integrada, entre otros, por el abogado integrante Sr. Jorge Lagos, quien normalmente se inhabilita por tener parentesco con la familia del ex dictador Augusto Pinochet Ugarte.

Advertisement

 

Por lo anterior, y ante la denegación de justicia en el ámbito doméstico, se recurre al organismo internacional,  denuncia que actualmente está en tramitación.

 

46 años de daños, traumas y espera

Advertisement

 

“Bárbara y Edwin, tenían 20 años al momento de ser detenidos por la DINA. Se habían casado en diciembre de 1973, en una ceremonia sencilla y discreta en nuestra casa, ubicada en la comuna de Ñuñoa. Cuando se los llevaron, pensamos que volveríamos a verlos, sin embargo nunca más volvimos a conocer lo que ocurrió con ellos y menos de su destino final”, señala Viviana Uribe, hermana de una de las víctimas de la llamada Operación Colombo, mencionada en el titular de La Segunda, y quien recurrió a instancias internacionales para obtener justicia, después de 46 años.

 

“Han pasado 47 años del titular del Diario la Segunda que quedó grabado como un trauma en nuestras vidas: “Exterminados como ratones. 59 chilenos miristas caen en operativo militar en Argentina. En esa publicación y entre esos 59 chilenos estaban sus nombres. Desde allí en adelante, nuestras familias han vivido con dolor, frustración y con un manto de impunidad esta historia, la de los detenidos desaparecidos”.

Advertisement

 

“El mensaje del diario”, prosigue Uribe “nos sentenció a una especie de prisión, atrapándonos en un mar de dudas, supuestos e incógnitas. Desde ese momento, debimos acostumbrarnos a vivir con la incertidumbre de la vida. Muchas veces, nos preguntamos si ese titular de La Segunda indicaba el momento en que los asesinaron? Otras veces, pensábamos que la  violencia de ese mensaje, más allá de ser brutal, tenía como estrategia quebrar la confianza, la lealtad, el compromiso, el amor que existía entre nosotros los familiares, los resistentes, los y las rebeldes a la dictadura. Qué significaba exterminar-nos como ratas. ¿Cuál es la ética de un periodista y de un diario como La Segunda, al publicar esta noticia tan falsa y cruel?, expresó.

 

“La incerteza, la duda, el dolor, la impunidad, hacen imposible reparar este daño, pues quedó escrito como un final para siempre. El mensaje de La Segunda, constituye un punto de inflexión en el periodismo y las comunicaciones. Al día de hoy, tantos años después seguimos en los tribunales de justicia demandando una respuesta sobre el destino final de nuestros familiares. Solo escuchamos silencio”, finaliza.

Advertisement
Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe Portales says:

    No nos olvidemos que el duopolio El Mercurio-Copesa (del que forma parte “La Segunda”) fue salvado de una probable quiebra por la dictadura y los gobiernos concertacionistas. Y que éstos -en conjunto con dicho salvamento- destruyeron todos los medios escritos de centroizquierda, discriminándoles el avisaje estatal, el cual se concentró precisamente en los medios de derecha que avalaron la detención y desaparición de personas, entre muchas otras graves violaciones de DD. HH. y otros latrocinios.

  2. Gino Vallega says:

    Varios son los jueces chilenos que han actuado de manera eficiente en los horrendos crímenes de la dictadura ,pero ,
    en general y para desmayo de la justicia , la mayoría han sido eficientes servidores de los represores cívico-militares.Han habido débiles disculpas,
    pero no real arrepentimiento , actuar que envilece hasta hoy la marcha de la justicia chilena. Pedir que los dueños del funesto El Mercurio ( y su suplemento La Segunda) actúen con honestidad y dignidad , es pedirle peras a la “llave del agua” , porque un olmo injertado con pera ,capaz que las dé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software