Debate Portada

El caso Arancibia: O la ética sin convicciones en la Convención Constitucional

Mientras que los partidos de la ultra derecha, opinólogos a la Carlos Peña, el inefable Ricardo Lagos e incluso periodistas críticos de la transición pactada, además del candidato presidencial Gabriel Boric del pacto Partido Comunista/Frente Amplio le han entregado un apoyo incondicional al ex Almirante Arancibia (R), quien fuera Edecán de Pinochet y ex senador UDI, para que participe en su calidad de convencional en la Comisión de Derechos Humanos de la Convención Constitucional, dos convencionales, una del Frente Amplio y la otra de La Lista del Pueblo, aumentan la confusión en torno a la relación entre la ética y la política al declarar que la Comisión “no posee los instrumentos” para impedir que Arancibia sea miembro.

 

Partamos de un principio insoslayable: el paradigma de las democracias liberales representativas que se impuso en Chile y en Occidente plantea en su letra y espíritu el vínculo ético indisociable entre democracia y Derechos Humanos en el plano del ejercicio de la actividad política. La pregunta a la que debe responder la ética del político o representante electo en una democracia es: ¿cómo comportarse en política; de acuerdo con qué valores? Y la respuesta en democracia es clarísima: con el pleno respeto de los derechos humanos, antes y después. Porque si no es el caso, no hay coherencia ética.

 

Advertisement

Es el malestar que le expresó con franqueza la Machi Francisca Linconao a Jorge Arancibia al decirle que fue Edecán Naval de Pinochet: “Me duele el alma que usted esté aquí, que en esta nueva Constitución quienes vamos a escribir la Carta Magna y con los derechos humanos, usted está sentado y usted fue partícipe de Pinochet, y con Pinochet hemos pasado mucha pena, sufrimos mucho, hubo muchos muertos, mapuches y no mapuches”.

 

La respuesta de Arancibia fue la siguiente: “Sra Machi Linconao, si yo fuera yo solo ante el desagrado que le produzco por estar formando parte de esta comisión, que me retirara, porque para qué le voy a producir a usted un mal, pero no soy solo, yo fui elegido por un montón de personas, por miles de personas. No tengo nada que ustedes puedan buscar que se asocie con derechos humanos, negacionismo de lo que pueda haber dicho y hecho, es expresar mi opinión.”

 

Advertisement

En una Comisión de los DDHH, donde se realzará el rol central que en la nueva Constitución tendrán los Derechos Humanos, deben conciliarse sin contorsiones dos posturas: la del respeto a la elección democrática de un representante (Arancibia en la ocurrencia) por sectores ciudadanos (sean de ultraderecha que todavía siguen negando que el régimen de Pinochet violó sistemáticamente los DDHH) y, el principio de una trayectoria de vida ética impecable en el respeto de los Derechos Humanos en toda circunstancia; puesto que negar las violaciones en tu propio país, y ante hechos fehacientes, te inhabilita como ente moral deliberante sobre el tema. Es lo que expresa el malestar existencial de la Machi Francisca Linconao en su sabiduría ancestral. ¡Y sin embargo la bancada de ultraderecha en la Convención envió al Almirante Arancibia a la Comisión de DDHH!

 

Ninguna argucia retórica de un profesional del arte de la confusión ni las artimañas acomodaticias de la política trunca harán olvidar la soberbia de los oficiales de la Marina en zonas donde impusieron el terror a partir del 11 de septiembre 1973. ¡Si es por eso que están ahí los convencionales…! Es la matriz histórica de la Constitución ilegítima del 80. ¡Un poco de coherencia entonces! No es necesario haber escuchado a oficiales de la Marina arengar contra el “cáncer marxista” y ver como obligaban a cantar la canción nacional con la ametralladora en el pecho a quienes éramos profesores en un Instituto Tecnológico en Talcahuano, para darle un sentido a las palabras de Arancibia cuando dice en entrevista TV que tenía ganas de “pescar un fusil y matar comunistas” en los cerros de Valparaíso en los 70/73. Arancibia es un negacionista de tomo y lomo. Y no dice la verdad cuando afirma que siendo Edecán de Pinochet no sabía que se violaban los Derechos Humanos y que no se torturaba en el Fuerte Borgoño o en La Esmeralda, ni que la Isla Quiriquina era un campo de concentración al más puro estilo nazi (*).

 

Advertisement

¡Sí hay “instrumentos” para impedir que Arancibia corrompa el sentido de la Comisión de DDHH! Las convencionales Giovanna Roa del Frente Amplio y María Rivera de La Lista del Pueblo debieran saberlo. Es la razón democrática misma la que nos dice en ética lo que no debe hacerse: en el plano personal, un político profesional como el ex Almirante Arancibia, no puede desconocer las violaciones de los DDHH, y así deformar la verdad. El mismo debió inhabilitarse si hubiera escuchado eso que se llama la “consciencia moral”. Tampoco Arancibia ni los oficiales de la Marina pueden invocar, como los jerarcas nazis lo hicieron en el juicio en Nuremberg, que “no sabían” del plan que prepararon y ejecutaron.

 

En entrevista a El Mercurio el domingo pasado, ante sugerencia del periodista de pronunciarse acerca de si se habían violado los DDHH durante el régimen militar, el ex Edecán de Pinochet fue tajante: “El tema es si sabía de ese delito, y no es mi caso”. Ahí está. Jorge Arancibia niega y oculta la verdad. Su posición en la estructura dictatorial de poder lo obligaba a saber (*). Y las acciones ejecutadas por la Armada durante el Golpe revelan un plan sistemático de violación de los derechos humanos que comenzó en agosto de 1973. Y, por último, el “instrumento” ético es fundamental para impedir que un negacionista participe en la Comisión de DDHH. En última instancia es la voluntad democrática. La que en Chile siempre es pasada a llevar por la falta de convicción de los políticos. Son los 30 años … que siguen determinando el comportamiento de las castas políticas institucionales, así como de tanta “blanca paloma”. La premura del tiempo no estipuló que al juramentarse como convencionales, éstos y éstas debían jurar no haber cometido violación de los DDHH. Ni haber sido cómplices de crímenes por omisión. Hoy hay que defender la democracia y los DDHH contra sus enemigos en la nueva Constitución.

 

Advertisement

(*) «Un comandante en retiro de la Armada reconoció que durante la dictadura militar hubo violación a los Derechos Humanos. Samuel Ginsberg, quien fue oficial de la Armada y actualmente enfrenta una querella por los delitos de apremios ilegítimos y secuestro en dicho periodo, se comprometió en la Corte de Apelaciones de Valparaíso a entregar antecedentes respecto a los delitos de lesa humanidad cometidos por funcionarios de la Armada. “Los delitos de lesa humanidad en el periodo de la junta militar se cometieron”, afirmó.» En: https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/region-de-valparaiso/2018/05/30/oficial-r-de-la-armada-se-reune-con-marinos-antigolpistas-y-reconoce-violaciones-a-ddhh.shtml

Por Leopoldo Lavin Mujica

 

 

Advertisement

 

 

 

 

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Related Posts

  1. Felipe+Portales says:

    ¡Y él en 2003 reconoció en TVN que sabía que se había torturado en la “Esmeralda” y sólo dijo que “fue un error mirado desde el presente, pero que en ese momento era explicable”: “Era como un partido de fútbol en que van uno a uno y hay que ganar y están las barras de uno y otro lado” (“La Segunda”; 27-8-2003). ¡Qué autoridad moral puede tener para integrar la Comisión de Derechos Humanos! ¡Debiese ser acusado ante ella por ocultar hasta ese momento esos atroces delitos; y por justificarlos luego!

  2. Gino Vallega says:

    Tal vez las declaraciones del Sr. Ginsberg más el dato aportado por el Sr. Felipe+Portales ,deban ser presentados publicamente como acusación
    “ética” en la CC para evitar la presencia del fascista Arancibia en la comisión de DDHH en la CC.Sólo un enjuiciamiento oficial podría ser motivo para alejar a tan indigno personaje de tan importante comisión.
    La actitud de los “políticos30años” (el inefable Lagos , el amarillo Boric , los N-25 administradores de Piñera , etc) no debe sorprender a nadie , son los sostenedores del neoliberalismo para su ventaja personal.

  3. LOS MILES DE MILITANTES (SOLO POR PENSAR DIFERENTE ) , COMO DICEN PRINCIPIANTES DE CONSTITUYENTES , HAY QUE ESCUCHAR A TODOS , HUELE A HEDIONDEZ QUE ALWYN , QUE MAQUINO PARA SER EL PRESIDENTE IMPUESTO POR LOS COMPLICEZ DE LA DICTADURA… QUIEN RESPONDE POR EL DOLOR , MUERTE , ASESINATO , QUE REVENTARON LAS CABEZAS DE NUESTROS HERMANOS : SOLO POR PENSAR DIFERENTE… Y LOS MISERABLES DE CONSTITUYENTES VIENEN A DECIR QUE EL NEGACIONIMOS INGRESAN POR LA VENTANA , NOSOTROS LOS CIUDADANOS , TENEMOS UNA PALABRA QUE DECIR Y NO DEJAREMOS QUE VOTEN SEGUN INDICACIONES DE SUS JEFES DE PARTIDOS POLITICOS , QUE ESTAN COLUIDOS…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software