Política

Boric y la paradoja de la izquierda

Una de las paradojas que explican parte de lo que sucede en el escenario político, es el hecho de que Gabriel Boric va a ser elegido presidente de la República por quienes son sus enconados críticos por su forma de ser hacer y entender la política.

En el mejor de los casos.

¿Cómo se llega a la extraña situación en que la inminente amenaza de la restauración de la dictadura nos impone votar por quien no representa precisamente los valores y sentimientos de la izquierda revolucionaria, sino, más bien la restauración de la fenecida Concertación/Frente Amplio, en un versión más renovada?

La respuesta es fácil: por responsabilidad de esa misma izquierda que en treinta años se ha dedicado casi exclusivamente a reclamar en contra de todos los candidatos que ha habido, a exponer su carácter tibio, amarillo, feble, socialdemócrata, entre otros epítetos, sin hacer nada diferente, útil, interesante, válido y con algún sentido.

Advertisement

Hoy resulta hasta emotivo ver a dirigentes sociales, gremiales, sindicales y políticos de izquierda trabajando con la mayor de las fascinaciones por el diputado Boric, desplegando las más imaginativa maneras de aportar a su triunfo por sobre la ultraderecha.

El entusiasmo desplegado es digno de encomio.

El aporte de los siempre presentes artistas de izquierda, jugados desde siempre, consecuentes y valientes, despliegan sus versos, textos, canciones y escenas aportando un estado de ánimo, a una mística que la candidatura no desplegó en primera vuelta.

Y en el centro del delirio mismo, cómo no, están los afiebrados que juran y vuelven a jurar que la lucha armada tiene alguna opción como vía para alcanzar el poder.

Advertisement

Importantes dirigentes sociales de izquierda han abandonado misteriosamente los espacios que han logrado levantar a duras penas y tras años de luchas y ahora se quejan. Por alguna misteriosa razón no se logra entender que es desde la política desde donde las cosas comienzan a cambiar.

Y por razones aún más misteriosas mucha gente de izquierda denuesta la política afirmando que es una gestión propia de corruptos y sinvergüenzas. Y en el límite del delirio, muchos afirman que las elecciones son espacios que utiliza la burguesía para perpetuar el control del capitalismo y votar es hacerle el juego al sistema.

Y en el centro del delirio mismo, cómo no, están los afiebrados que juran y vuelven a jurar que la lucha armada tiene alguna opción como vía para alcanzar el poder.

Hay cosas extrañas en la comprensión contemporánea de ser de izquierda en estos tiempos tan revueltos, peligros y definitivos. Uno de los más inconcebibles efectos de ese abandono es el avance de la ultraderecha a límites en extremo peligrosos. Era de su poner que luego de diecisiete años de dictadura lo que viniera a continuación sería con una gran componente de un nunca más, férreo y terminante.

Advertisement

Pero a la vista de lo que se juega el próximo domingo, eso nunca fue.

¿Dónde quedó la izquierda ejemplar que combatió al tirano? ¿Sucumbió con los años? ¿Se rindió? ¿Se cansó?

Históricamente ha sido la izquierda la única fuerza capaz de enfrentar con decisión a las dictaduras crueles y criminales que asolaron América Latina. Pero en los últimos decenios perdió gran parte de la confianza que la gente común le tenía. El discurso anticomunista de la ultraderecha y de la exConcertación ha terminado minando el sentido de lo real de la gente.

¿Qué han hecho los dirigentes de la izquierda revolucionaria que hoy, entusiastas ellos, salen a apoyar al candidato que puede/debe/no hay alternativa, detener la irrupción ultraderechista para proponer una opción política qué dé cuenta de este tiempo incierto?

Advertisement

Se nos obliga a optar por la restauración de la Concertación/Nueva Mayoría para poner al pueblo de Chile a salvo de la restauración dictatorial.

Resulta increíble que aún esta gente fogueada decidida, valerosa, dependa finalmente de lo que otros hagan o dejen de hacer.

Ahora resulta que la gente de izquierda debe ir a votar con el alma en un hilo depositando todas las esperanzas en un candidato que ha ido sin prisa, pero sin pausa entregándose a la fenecida Concertación, a juzgar por los cuadros con los que ha llenado sus equipos de trabajo y como ha migrado de discurso.

Se nos obliga a optar por la restauración de la Concertación/Nueva Mayoría para poner al pueblo de Chile a salvo de la restauración dictatorial.

Advertisement

Mientras tanto, no nos perdamos: el domingo 19 de diciembre el candidato es Gabriel Boric, así sea que no sea el nuestro.

 

El periodista Manuel Cabieses en su columna del 1 de diciembre titulada Boric y el Plan B, propone algo con lo que atina y que suscribo plenamente:

Dice Cabieses:

Advertisement

 

“La situación plantea la necesidad de un Plan B que debería contemplar dos variables:

  1. a) Organizarnos para enfrentar un eventual gobierno de Kast en defensa de los derechos humanos y sociales; y
  2. b) Organizarnos para construir de una alternativa popular durante el gobierno de Boric.”

 

Ese es un camino posible y los veteranos combatientes contra la dictadura deberían ser los primeros en asumir esa responsabilidad y desplegar esa misma disposición y entusiasmo mostrado para detener el fascismo, en construir algo genuinamente de izquierda que ofrezca un camino.

Advertisement

 

Mientras tanto, no nos perdamos: el domingo 19 de diciembre el candidato es Gabriel Boric, así sea que no sea el nuestro.

 

Por Ricardo Candia Cares

Advertisement

 

Advertisement

Síguenos:
error1
fb-share-icon0
Tweet 20

Escritor y periodista

Related Posts

  1. Ricardo Manterola says:

    Estimado Ricardo Candia. Hay cosas en que te encuentro razón y en otras no. En 1789 en Francia los intelectuales organizaron el alzamiento de la Monarquía absolutista de Luis 16 y el pueblo puso el pellejo en la toma de bastilla que dió al traste con el monarca y luego la burguesía política se quedó con el poder. En Chile en 1983-84 los trabajadores del cobre con Seguel a la cabeza se alzaron contra el tirano y, luego políticos e intelectuales formaron la Alianza democrática donde estaban los que rechazaban la violencia y el Movimiento democrático Popular donde estaban los socialistas y comunistas. La protesta social obligó fue tan grande que obligó a EE.UU a quitarle el apoyo a Pinochet . El PC decía que si era necesario aliarse con el diablo para terminar con Pinochet entonces había que hacerla (El PC estaba en la dura ). Bueno, nos aliamos con el diablo y el resultado fue corrupción de los mejores cuadros políticos de aquel entonces, incluso admiración del Modelo (conocí a gente que después de estar exiliados por años, trabajaron como gerentes y se pusieron a apoyar a Lavín. Boric es lo que hay , pero es joven y son ellos los llamados a cambiar este asunto, nosotros debes ayudar en lo que se puede.

    • Claro que Boric es un idealista pero no sabe donde hir, y mas caso le hace a los que viven en Lo Barnechea, asi que “aguaita” lo que digo tengo 75 años y vengo escuchando agoreros de bienestar desde el año 52 ya que mi viejo fue dirigente sindical, y discutia con sus amigos sindicalistas en la plaza Bogota, bueno yo fui su hijo regalon y me llevava a todos lados menos a los peligros, y estos viejos heran todos estalinistas y consecuentes. Te lo digo este Boric tiene un defecto de vision como Palmiro Toglati lo que dice y habla es con vision a la derecha.

  2. Los ultrones de la DERÉ , ven a un COMU hasta en la sopa.
    Los ultrones de la IZ , ven a un FACHO hasta en la sopa.
    Espero sean pocos , los UNOS y los OTROS.
    Tras 3 cambios generacionales desde EL GOLPE, los llamados a cambiar las cosas son los jóvenes que tendrán a cargo el país por los próximos N años.
    La memoria y el recuerdo ,ayudan a definir un futuro y aquellos que lo trazan ,verán lo que toman del pasado.
    Pero es importante recordar que : “NUNCA MÁS”……..”NI PERDÓN NI OLVIDO”…..”HASTA QUE LA DIGNIDAD SE HAGA COSTUMBRE”….VOTE X BORIC.

    • “Los ultrones de la DERÉ , ven a un COMU hasta en la sopa.
      Los ultrones de la IZ , ven a un FACHO hasta en la sopa.
      Espero sean pocos , los UNOS y los OTROS.”

      Ese fue el discurso de la DC en septiembre de 1973. A qué llevó? Al GOLPE.

      Para los que fuimos lectores de Punto Final, podemos decir en restrospectiva que de algún modo el socialismo posmoderno (el chavismo) siempre tuvo una determinante fundamental concertacionista (o acaso alguien no recuerda a Navarro defendiendo a Chávez en 2007 en el programa de Iván Núnhez?). Hoy todos, exclusivamente todos los columnistas regulares de la ex Punto Final, votan por una variante de centro derecha de la Concertación, a anhos luz de lo fue la variante de izquierda burguesa de la concertación con Navarro en 2007 (se salvaría quizás Alejandro Lavquén, pero no era muy regular en PF)

      Ricardo Candia Cares, Manuel Cabieses Donoso, Manuel Salazar Salvo, Álvaro Ramis, Gonzalo León, Juan Jorge Faundez…todos ellos traicionan la memoria de los miles de torturados y asesinados en dictadura, todos ellos traicionan a sus propios companheros que crearon Punto Final en 1966: Augusto Carmona, Jaime Barros

  3. Margarita Labarca Goddard says:

    La mayoría de los viejos estamos de acuerdo en que hay que unir a la izquierda y plantearse una política de izquierda verdadera. Pero nosotros somos sobrevivientes, ya vamos quedando muy pocos. El compañero Cabieses tiene 88 u 89 años y se ha dedicado siempre a un ir a la izquierda, sin lograrlo. Yo tengo 87 y estoy fuera, critíquenme lo que quieran pero estoy fuera. Sin embargo hago lo que puedo, que es escribir donde me lo permiten. Hay muchos compañeros que se quedaron fuera porque en Chile no reconocían nada ni nada ni nadie los reconocía. ¿Porque nos quedamos atrás? No, nos quedamos en la buena onda de los años 60 y primeros años 70, pero Chile cambió tanto que ya es otro país. Muchos se dieron vuelta la chaqueta ¿Por qué? No lo puedo entender. ¿Porque en el exilio conocieron la mantequilla y les gustó? ¿Por miedo? Quien sabe, sería un tema a estudiar. En suma, nosotros, los que permanecemos fieles, ya hicimos lo nuestro. Ahora les toca a los jóvenes. ¿O alguien pretende que unos viejos nonagenarios hagan la revolución?

  4. Ricardo Manterola says:

    Claro que Chile ha cambiado. La vigilancia revolucionaria de los años 60-70 sobre los procesos de cambio en aquella época hoy ya no existe. Ahora están las organizaciones ciudadanas que pelean por los derechos del agua, por los derechos de la mujer, por el derecho a la diversidad, por el derecho a la vivienda etc, etc.. Pero en política los Sátrapas , Crápulas, traidores, traicioneros , oportunistas, cuenteros y matuteros siempre han existido, por eso es importante respetar las vivencias de los viejos que saben lo que es el fascismo chileno. Hoy más que nunca hay que cerrar filas para defender la democracia y poder seguir avanzando. Frei Montalva ( 1964-70 ) impulso la reforma agraria y se formaron 36.000 asentamientos campesinos y los sindicalizó, impulso la educación pública aumentando los profesores básicos y construyendo buenos colegios, chilenizó el cobre. Después se equivocó al pensar que los milicos le entregarían el poder. Allende también se equivocó al impulsar cambios radicales para lo cual no había fuerza pura y dura y asesinaron a miles de compañeros. A Boric hay que cuidarlo de los Sátrapas y Crápulas. “La vigilancia ciudadana es vital” Los jóvenes la llevan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Clarín de Chile · Aviso legal Privacidad Política de cookies
Danzai Software